CINEASTA DIGITAL: Netflix | Cineasta Digital

CINCO CLAVES PARA RODAR UN DOCUMENTAL (PARTE I)

Muchos, ajenos al arte de narrar historias visualmente, quieren iniciarse en el mundo de los documentales, bien sea por una causa justa, por ofrecer otro tipo de contenidos corporativos, o por el simple amor al arte y aprender cosas nuevas mientras lanzan sus mensajes a la nube (TV, internet, ya poco importa).


Sea cual sea tu caso, hoy voy a dar una serie de pautas para que puedas desarrollar tus propios docus. Hoy nos vamos a centrar en el asunto principal y detonante de todo esto: ¿Por dónde empiezo? ¿Preparados?

1. ELIGE UN TEMA QUE TE INTERESE PROFUNDAMENTE

Hay innumerables profesionales del medio que tratan de buscar esa idea que va a romper moldes, ese conflicto del que no se habla y que, a su vez, es de interés general y nos hará ricos, o mejor dicho, que provoque que nuestro nombre resuene en algún lado. ERROR.

Bien es cierto que hay que encontrar una idea que sea vendible, que trate tabúes, que rompa barreras y ofrezca suficiente conflicto, o que eleve nuestra empresa y sus funciones a unos niveles magníficos, pero lo principal, antes de empezar, es encontrar un tema que te interese primero y que esté relacionado con un tema que siempre te haya tocado el corazón.

¿Motivos? Varios que parecen obvios: Vas a tener que trabajar en ello prácticamente sólo la mayor parte del tiempo y, sobre todo: El que llevará a cabo la investigación serás tú. Por lo demás, en la presentación del guión y locuciones el proyecto siempre ha de transmitir compromiso y pasión, así que, por muy creativo y trabajador que seas, si el tema no está en tu ranking personal, el globo, eventualmente, se desinflará y, obviamente, el proyecto caerá en picado.


Ahora bien, ¿y si me interesan muchos temas? ¿Y siempre he leído de todo? Este caso suele ser el más frecuente, ya que los amantes del género en cuestión, normalmente tienden a querer hacerlos a su vez, además de cuadrar con un perfil más académico o periodístico en el que el yo curioso lleva la voz cantante. El curioso es curioso para todo o casi todo, ¿no es así?

Si este es tu caso, como sabrás, deberás canalizar y filtrar aquellos temas que siempre te han preocupado y que se identifican más profundamente con tu persona. El estar más informado sobre un tema específico no es motivo primordial para dicha elección, se podrá aprender posteriormente durante la fase de documentación, aunque la verdad es que en temas científicos, si eres ajeno al asunto, tendrás que contratar o meter en tu equipo a un experto.

A pesar de todo, ten en cuenta que casi todos los documentales más famosos suelen haber sido hechos por gente que ya conocía ese tema de antemano, es algo que suele ser un indicativo de que, realmente, ese asunto te ha importado siempre. El tema, la raíz, el comienzo del viaje del documentarista... No te preocupes por nada más, el tiempo irá dictando qué enfoque dar a tu documental.

2. LA HISTORIA: VALE, ¿AHORA QUÉ CUENTO?


Entonces ya tienes tu tema, incluso un acontecimiento que ha llamado tu atención (a veces la historia llega antes de lo que nos esperamos a nuestros oídos).

Nos centramos en qué contar. Ahora, imaginemos que quieres hacer un documental sobre los casos de corrupción y chanchullos en política. En primer lugar seleccionas mentalmente tu país (ya que sabes más de éste, si no es el caso y tienes acceso o lees más sobre política exterior, elige el país del que más información conoces).

En segundo lugar, quédate con las noticias que te hayan afectado más profundamente sobre ese tema (sí, aquí el tema de 'actualidad' cobra relevancia, los documentales no son otra cosa que la magnificación del género periodístico llegados a este punto). Bien, tu metonimia personal comienza en este momento, vas a tener que ir quitando accidentes y concretando, hasta llegar a esa historia en que te vas a centrar. 


Al final, deberías tener tres focos de atención como mucho, a veces son más, dependiendo del formato (ej: Four Horsemen)... Aún así, especialmente si es tu primer docu, en general, es recomendable coger un sólo caso y ahondar en este, ya que posteriormente te encontrarás con numerosas historias secundarias relacionadas con el hecho del que partirás. Recuerda que los documentales que han triunfado, normalmente, se decantan por la simplicidad, por un tema único y definido y una historia concreta, aunque luego ésta tenga ciertas ramificaciones.

El problema suele ser que queremos contar demasiado, dificultando así nuestro proceso de selección, por ello, normalmente, el producto final puede llegar a ser confuso, si es que se llega a terminar. Este sería un ejemplo de cómo filtrar y llegar a encontrar el enfoque, tus incógnitas y tu historia:

Partimos de 'casos de corrupción en política', en España. De ahí hay que elegir qué, dónde enfocar. Elegiríamos, por ejemplo, una comunidad con un conflicto concreto, o una persona de referencia, por ejemplo: 'Nos vamos a centrar en Bárcenas'. O mejor aún, otro ejemplo: Nos centramos en recortes de presupuestos en ciertos ayuntamientos para destinar esas cantidades a salarios y pagas extra de 'ciertas personas', cuando más de un millón de personas han perdido, consecuentemente, su pensión y viven en la más absoluta pobreza... Ese, ese tema sí me toca. En la televisión, en las noticias, dan detalles y opiniones sobre determinados casos pero NO MUESTRAN CONSECUENCIAS, AL DETALLE, EN LAS VIDAS DE LA GENTE, sólo dan datos, y eso a mí me llega al corazón... Hay gente mayor enferma (mental o físicamente) y desamparada gracias a estos sinvergüenzas, pueblos fantasmas desangrados por políticos hambrientos de riqueza y LO VOY MOSTRAR PARA INCULPAR A LOS CULPABLES Y ENCONTRAR Y PROPONER SOLUCIONES. En este caso ya hemos concretado bastante, ahora buscaríamos varios casos in situ, o tres historias de diferentes casos que toquen vertientes distintas, de víctimas que dan testimonios sobre lo que les ha denegado el gobierno, ¿por qué? o ¿que les han hecho pagar? ¿Qué han perdido?... Ya va tomando forma la cosa. Finalmente: Provocamos una encrucijada, vamos a hablar con altos cargos sin que sepan bien para qué es, o con cargos medios y bajos de la administración... Ellos son los que más tienen que contar, y recuerda que la omisión también es una respuesta válida. Pero esto ya va ligado al punto tres.

3. ELEMENTOS CLAVE: ACCIÓN E INCÓGNITA


Acción, ha de haberla, si no ¿qué vas a contar? ¿Puede ser sobre caballos tu documental? Sí, pero no lo verá nadie si no lo haces sobre, por ejemplo, las atrocidades que llegan a hacer con los caballos de carreras, o temas de manipulación genética y el científico que está intentando encontrar la manera de fabricar genéticamente 'el caballo más rápido del mundo'.

Siempre hay que buscar conflicto a la hora de plantear la historia, porque si no, no habrá historia y punto, simplemente acabarás con descripciones informativas, planos preciosos... Y poco más. Crea o busca conflicto, aunque te encante el tema y hagas un vídeo sobre las comunidades de vecinos ideales o cooperativas donde 'todo es ideal'. Si todo es ideal, como narrador cuestiona si todo es tan ideal o qué pros y contras hay, si no encuentras un sólo negro para contrastar es que, tal vez, ahí no hay historia.

La incógnita: Normalmente vas a tener cientos de ellas al empezar, por eso en la preproducción te centrarás en investigar lo que no está escrito en fuentes comunes a todos. Aún así, hay mucha gente, especialmente aquellos amantes de las bios, que dicen: Voy a hacer un documental de Mike Tyson y su llegada a la cima, o voy a hacer uno de este atleta paralítico sin brazos que pasa a ser campeón de lanzamiento de peso; Mira, quiero hacer un documental sobre Tutankamon (nada típico, vamos).

Este tipo de historias, a pesar de ser enigmáticas y ajenas a nuestra realidad cotidiana, no presentan nuevas incógnitas. Sí, seguimos desconociendo ciertos detalles del antigüo Egipto pero, se ha investigado tanto sobre ellos y se ha hablado tanto que, a no ser que se desentierre algo que aporte nuevas incógnitas y niegue todo lo dicho anteriormente sobre lo conocido NO TENDREMOS NADA, SÓLO UN VÍDEO DE UNA CLASE DE HISTORIA.


Ejemplo: 'Amy, Behind the Name', una película nominada a los Oscars. Sí, está nominada porque trata de un icono del Paseo de la Fama, pero ¿es esa una razón suficiente? No. Este documental se recrea en la vida de la cantante que murió de sobredosis. Los que lo han hecho probablemente tenían dos opciones, una pensar que era una 'prima donna' de Hollywood que se metía de todo y la palmó mientras estaba de juerga (algo corriente y moliente que fue la pura realidad del asunto); y simplemente sacar sus mejores conciertos, 'missing tapes' para homenajearla... U optar por la segunda opción: El explotar si había gente que le hacía la vida imposible, su niñez, talento y traumas, causas de su muerte y otras hipótesis e incluso, plantear un suicidio o un homicidio premeditado. Pues sí, optan por la segunda opción y así crean y esparcen un pathos con interrogantes varios, que se precipita, así, a un final alzamiento de la persona de Amy por medio de su música, sus fans, lágrima fácil, etc. etc. 

El relato que elijas ha de tener incógnitas y tenemos que ordenarlas para crear una estructura en nuestro discurso audiovisual. Si, por el contrario, eres un amante del tema o campo a tratar y la historia no presenta incógnitas (aunque creo que todas las historias las tienen), tú serás quien tendrá que buscarlas o crearlas. ¿Cómo? Pues sacando a relucir tus hipótesis personales y buscando pruebas para sustentarlas, entrevistas a gente que fue rechazada en su momento, libros prohibidos, expedientes eliminados y testigos de ello...

'Si los hechos no se amoldan a tu teoría, cambia hechos', escribe la historia de partida tú, dale una vuelta de tuerca y plantea nuevas preguntas, a ver qué sale, dónde te lleva, a qué gente y qué nuevas piezas de información (veraz) encuentras.

4. INVESTIGACIÓN Y ENTREVISTAS


Mucha gente aprovecha para hacer documentales porque tienen acceso a determinadas instalaciones o a ciertos contactos. Es cierto que eso es una ayuda, pero como decía, lo esencial es que el tema te toque y que sientas un compromiso personal o una obsesión por un asunto o caso concreto del que tengas una perspectiva diferente al resto, sobre el que tengas preguntas que no se suelen hacer o no se han hecho, o una simple hipótesis.


¿Dónde investigamos? ¿Cómo? ¿Por dónde empezar? Pues haz las preguntas y escríbelas en un papel. Puedes recopilar info sobre 'Mozart' pero lo mejor es siempre empezar con preguntas y buscar respuestas para filtrar mientras buscas, de otra forma te puedes tirar años y para cuando ya estés listo el fuelle se ha Con las preguntas podrás documentarte correctamente. Que no encuentras algo, pues a otra pregunta.

En caso de ser un tema candente o que sigue estando abierto en el presente, documéntate sobre todo lo que se ha escrito sobre el caso y ESCRIBE PREGUNTAS, aunque luego las tengas que cambiar, siempre hay que aprender a llevar la información canalizada para que, al obtener nueva en el campo de batalla, la podamos encajar bien y no perdamos el rumbo.

A pesar de que te vas a empapar de información de la misma forma mientras buscas respuestas a preguntas específicas, prepárate como si tuvieses un examen final. Has de conocer cómo funciona el ecosistema en que te vas a meter y sus orígenes.

Último aspecto importante a recalcar: Mientras estés en esta fase (que dependiendo del asunto suele durar durante la pre y la producción), piensa y hazlo como si tú estuvieses descubriendo, inventando algo o innovando en ese tema específico. No te limites únicamente a encontrar información desconocida y a exponerla. Haz preguntas que no se hayan hecho antes, afirmaciones y enunciaciones que nadie haya hecho, desconfía de tus datos o enfócalos a otros usos, sobre todo si lo haces sobre algún tema puramente científico.

5. EL GUIÓN, O MEJOR DICHO, EL TRATAMIENTO


Tras realizar las preguntas e incluso con pleno desconocimiento qué cámara usarás, puedes comenzar a escribir una escaleta del proyecto. Yo siempre recomiendo haber visitado las localizaciones con anterioridad y encontrar la oportunidad de impregnarte ligeramente del entorno y el microsistema que vas a reflejar en tu obra. Gracias a esas visitas previas, y por supuesto, a tus horas de estudio, ya puedes hasta escribir algo parecido a un guión.

Otro factor a tener en cuenta al desarrollar tu blueprint es si 'quieres utilizar el factor sorpresa' como gancho en tus entrevistas o de si te gustaría tener a esa persona ya preparada para dar su testimonio. En mi opinión, a no ser que te dirijas al que 'posee la verdad', al agente antagónico de tu docu o que quieras sacar a la luz algo que sólo el entrevistado sabe para crear polémica, lo normal es hacer lo segundo.


Al informar al entrevistado y mandarle algunas preguntas con antelación, seremos capaces de 'medio escribir el guión', además podremos saber de qué coberturas partimos, además de qué planos tomar para qué parte del relato y en qué localizaciones. 

Por otra parte, el envío anticipado de preguntas ofrece al entrevistado una dosis de confianza y, en ocasiones, de relajación a la hora de responder. Esto nos permitirá abrir más puertas y plantear OTRAS PREGUNTAS DE NUESTRO 'CUADERNO SECRETO' o exponer cuestiones a raíz de lo explicado que, casi seguro, serán aceptadas y respondidas por parte del entrevistado en el momento. 


Ábrete de antemano y verás que es muy probable que la gente se abra a ti, ese es mi lema. Me disgusta el secretismo, por lo general. 


Si por el contrario, tu documental es un caso del que hay infinita documentación y recursos de vídeo a tu alcance, o está pasando en el presente y no puedes obtener demasiadas entrevistas porque el tema es bastante arduo, pues mucho mejor, porque eso te permitirá escribir un guión sobre el proceso de investigación con mayor libertad y sobre las negativas que recibas. Esa puede ser también tu historia, no te olvides. Esta 'libertad' adquirida nos facilitará agregar facilmente nuestra voz en off, nos otorgará un mayor control sobre nuestros contenidos (ahora, será otro formato, tendrás que amoldarte).  

¿Que no tienes ni idea de cómo escribirlo? ¿Que las informaciones cambian día a día? No te agobies. Has de saber que los guiones de documentales se modifican dramáticamente de acuerdo a 'lo conseguido', sobre todo en postproducción. Los documentaristas están acostumbrados a volver al campo de batalla a buscar tomas, a los reshoots, a adaptarse a los cambios. Así que, si no eres capaz de hacer esta ligera escaleta (depende de la gente o el proyecto hay muchas formas de hacerlo), no te rompas la cabeza demasiado y elabora algo más parecido a una shot list con preguntas, acciones, un comienzo un medio y un final  (más o menos) y un calendario-plan de rodaje con localizaciones... De ahí, todo, orgánicamente, irá tomando forma.

ESTE ERA EL ÚLTIMO PUNTO QUE QUERÍA TOCAR, YA QUE NUNCA ESTAMOS LO SUFICIENTEMENTE PREPARADOS Y HAY QUE LANZARSE AUNQUE NO TENGAMOS ALGO PARECIDO A UN GUIÓN, PERO UN PLAN, SIEMPRE, HAY QUE TENER.

Diferentes tipos de guiones dependiendo del caso y aquello que vas a resaltar... Aunque ESTO VA LIGADO AL FORMATO DE TU DOCUMENTAL, otra decisión a tomar que va de la mano de la historia seleccionada y lo trataré en el próximo post.


MUCHAS GRACIAS POR LEERME, 
SI TE HA GUSTADO TE AGRADEZCO DE CORAZÓN QUE LO COMPARTAS CON TODOS TUS AMIGOS 
Y... ¡HASTA LA PRÓXIMA!

LUKE CAGE: SWEET MONEY, ALWAYS.

Luke Cage, otro superhéroe sale del horno de Netflix, que continua sorprendiéndonos con series de alto nivel estético, clásica iluminación y secuencias de escenas increíbles que compiten directamente con productoras de mayor poder adquisitivo como la HBO.


¿Luke Cage sí o no? Ciertamente, desde un punto de vista estético nos deja boquiabiertos. Sin ninguna duda, deleitará a todos los amantes de las paletas de color más setenteras y ochenteras, así como a todo el fan de sus predecesores: Daredevil y Jessica Jones, pero... ¿Cómo es Luke Cage?

Bien, a pesar de todas las conexiones con el 'Universo The Defenders' y 'Predefenders', de cameos y referencias a otros hechos y superhéroes que unen los lazos de este macrouniverso, Luke Cage patina, y la razón es simple, y está íntimamente relacionada con la razón por la que Jessica Jones funcionó: El antagonista.

Si bien en Luke Cage tenemos un retrato interesante del protagonista que se desmarca (por fin) del 'osito de peluche musculoso, pero sensible y romántico'; el antagonista inicial, Cotton Mouth, es demasiado débil y, durante los primeros 6 episodios, todo se mueve por dinero. Sí, he dicho dinero. Desde mi punto de vista, en este tipo de relatos el dinero NO ES UN MOTIVO SUFICIENTE, siempre hay algo de mayor profundidad detrás del poder, siempre hay más de un porqué.


Gracias a Dios, las motivaciones de los antagonistas se comienzan a desvelar hacia el episodio 7 (no pretendo ser una spoiler); Aún así, por todos los motivos, que no voy a mencionar para evitar decepciones a aquellos que no la hayan visto todavía, hay algo que cojea, algo que atufa a antagonistas flojos. Lo que hacía fuerte e interesante a KingPin y a Punisher, lo que provocaba ese ensalzamiento de Killgrave... Ese alma de conflicto interno, eso que guarda coherencia con relaciones entre el entorno y tomas de decisiones de villanos; pasa desapercibido en esta entrega, tanto en Cotton Mouth, como en su prima Mariah, Shades o incluso en Diamondback. Sólo mencionaré una idea, la dejo caer: 'La envidia por el hermano'. La historia de Caín y Abel NO ES UNA CAUSA DE PESO que pueda dar lugar a esta constante lucha y ansia de dar muerte a otro.

Puede que muchos defiendan lo contrario, cierto es que esa premisa temática se ha tomado prestada hasta la saciedad, pero siempre va de la mano de otros factores que la ponen en contexto. Por otra parte, hay muchos que no entienden bien esa pequeña anécdota bíblica.

La historia de Caín y Abel no relata 'el asesinato' en sí (por eso ha persistido a los golpes del tiempo), y desde luego, dicho homicidio es un acto aislado, relacionado con un sentimiento constante que siempre va ligado al amor. La historia de Caín y Abel es 'un error' por orgullo, por falta de raciocinio, y una consecuente expulsión. Es una historia sobre devenir o destino (ya que Dios sabía que podía pasar, aunque esto varía de traducción en traducción), un cuento sobre el ego y el conocimiento, no va de 'dar muerte' a un hermano, eso es únicamente una manifestación, un acto aislado movido por la ira que desembocará en un asesinato.


Luke Cage 'pretende' relatar lo mismo: Es el retrato del hermano débil y el fuerte, aunque, en este caso, el uno que quiere acabar con el otro en todo momento. Por eso digo que, descontando el acto de Mariah contra Conell, el resto de acciones de los antagonistas de esta saga, tomados por separado, poseen pobres motivaciones que intentan basarse en el mismo concepto y distan bastante de la realidad. Imposible, nadie se obsesiona con matar a su hermano a toda costa (no creo que 'papá le quería más a mi madre que a la tuya' sea causa suficiente) y, si ocurre, es porque probablemente estemos hablando de un crimen pasional con algo más en juego, o porque estés viendo una mala película con un antagonista que ríe sórida y maléficamente.

¿Por qué me enrollo sobre Caín y Abel? Pues porque se supone que ese es el esqueleto que mantiene todas las subtramas de los antagonistas a flote desde el capítulo 7, eso que intenta transformar esta historia de 'dinero y gangs' en algo más, y es el tema principal (asociado a los de 'seguir luchando por marcar la diferencia', 'cree en tus sueños y persíguelos', y, claro, 'la tolerancia' en general) de los 13 capítulos... Eso, desde mi punto de vista, es un patinazo de guión.

En otros aspectos, la serie es plenamente placentera, la historia presenta acción y tensión constantes, numerosas decisiones de Luke que trata, por diferentes medios, de parar a 'los malos'. Podemos vivir junto al héroe su progresivo crecimiento personal, especialmente, por medio del reflejo del mismo en los otro personajes clave del relato: Claire y Misty. Indiscutiblemente, estos tres personajes, con sus virtudes y defectos, son los que mantienen la coherencia y el interés por el argumento a flote, además de la aparición de Diamondback, que catapultará la historia a otro nivel (desde un punto de vista de acción, claro).


DUDAS DE CINEASTA DIGITAL:

  • La muerte de Pop es un recurso dramático necesario para detonar esas nuevas motivaciones en Luke y un ligero cambio en Cotton Mouth, aunque, realmente, este ataque a la barbería ocurre demasiado pronto en la línea argumental. Pop es un personaje mágico y entrañable que mantiene una dinámica fluida y cómica con el protagonista, un personaje que estaba funcionando demasiado bien en pantalla para cargárselo tan pronto. En mi opinión, es un error que la tragedia ocurra en el capítulo 3. Yo le habría aniquilado en el capítulo 6 o 7, lo habría convertido un midpoint.
  • ¿Qué ocurre con el personaje de 'Shades'? Porque ese personaje comienza con fuerza y se difumina de pronto. Al comienzo de la serie parece que es un superhéroe también, que puede leer mentes. Un error, ya que suben las expectativas mentales respecto a este villano y luego todo, realmente, se desinfla, se vuelve 'shady', y nunca mejor dicho. Hacia los últimos capítulos vuelve a tomar presencia, todo hay que decirlo, pero no sabemos nada de este individuo o por qué hace lo que hace.
  • Para los más fanáticos: Mi marido es un frikie con eso de la continuidad del universo y ni siquiera se sintió satisfecho debido a las incongruencias ligadas a los conflictos principales. ¿Por qué no aparecen Agents of Shield? ¿Dónde están The Advengers? En Jessica Jones y Daredevil tiene sentido que no intervengan porque son microhistorias o no hay superpoderes y, si los hay, se mantienen más o menos en secreto... Pero estamos hablando de la destrucción de vecindarios en Harlem aquí, de un tío que sobrevive a todo tipo de balas que posee una fuerza asombrosa y la muestra en público y, finalmente, de otro que lleva un traje tipo Ironman que puede cargarse de todo... Este es un caso de Agents of Shield y, aunque no aparezcan por presupuestos, o se les nombra, o se cambia y reescribe la historia. 
  • Por otra parte, el mayor error de todos: Cage conoce a Jessica, son amigos y acaban de luchar juntos, tienen una relación... ¿Por qué no la llama para que le ayude con Diamondback? ¿Por qué no cruza la calle para ver a los Advengers y que le curen cuando está a punto de morir, en vez de coger el coche 9 horas e ir al otro extremo del país? ¿Dónde está Hammer? ¿Ha salido de la cárcel ya?; por último, aunque no sea tan importante: ¿Cómo es que Misty no pierde el brazo? En el cómic lo pierde y se convierte en un cyborg que lucha junto a los otros superhéroes. En fin, eso es secundario de todas formas, pero ni en este sentido conecta todo correctamente.

De estas dudas existenciales, podréis deducir que la serie comienza pisando fuerte y luego decae en algunos capítulos centrales... Posteriormente, los guionistas lanzan la bomba, el ticking clock (de libro y con calzador, porque no satisfacen al cien por cien, ni a fans ni a audiencias ajenas al universo); se sacan de la manga en el capítulo 12 el uniforme para Diamondback hecho por Hammer y, lógicamente, los ritmos vitales de la trama se disparan.


En resumen: Si te gustó Jessica Jones y Daredevil, definitivamente te va a encantar Luke Cage, y has de verla, aunque no llega a la altura de las otras dos. Aún así, indudablemente, tras la espectacular banda sonora, los cuidados encuadres bañados por interesantes dualismos visuales, de mezclas de vivos colores primarios y secundarios; se esconden interpretaciones increíbles, diálogos frescos y fluidos, ingeniosos flashbacks y anécdotas que tejen este universo mientras que, a su vez, no impiden que la trama continúe de desarrollarse a ritmos agigantados.

Un único error: la coherencia de las acciones de los antagonistas... El resto va con diez estrellas.


¡Muchas gracias por leer mis posts en Cineasta Digital! Si te ha gustado, te pido de corazón que lo compartas. Todo pin o share es bienvenido. Hasta la semana que viene.

JESSICA JONES: ¿POSIBLES MEJORAS PARA LA SEGUNDA TEMPORADA?

Jessica Jones (AKA J.J.) ha desbancado al resto series épicas-'productos estrella' de Netflix con una acogida más que sorprendente, pero lo mejor está por venir. En exclusiva, han anunciado una nueva incorporación al equipo de producción que va a elevar la historia J.J. al máximo exponente posible...


A pesar de la calidad de la primera temporada, los productores de Netflix Series han sabido ver más allá y reconocer sus errores: La serie creó una aceptación más que generosa y penetró en millares de hogares. Todo un éxito indiscutible, aunque no fue algo 'redondo', algo 'espectacular'. Por ello, han decidido poner medidas y han contratado a toda una 'gurú' de la ficción para que se una a su equipo. Esta mujer, que es un monstruo de la narración audiovisual, se llama Raelle Tucker.


Raelle Tucker
Sí, hablamos de escritores y creadores. Tucker, en principio, coordina a otros y participa activamente en la escritura (no es como la mayoría de runners que se colocan el cartel de 'escritor de la serie' de primeras, de hecho es una MUJER tan humilde que nadie la conoce). Raelle es ESCRITORA y RUNNER de series como 'True Blood', 'Supernatural' o 'The Returned'; y ciertamente va a conseguir que la serie florezca y de todos sus frutos. Te guste o no su estilo, es una curranta con sello personal.

-"Hemos tenido tal respuesta por parte de la audiencia con nuestra primera temporada, en la que he sido tan dichosa por haber contado con un equipo extraordinario (...) y ahora, estoy entusiasmada, por tener con nosotros a alguien con tanto talento como Raelle, que va a unirse como escritora y productora para escarbar profundamente en la historia de Jessica".- Dice Melissa Rosenberg, productora ejecutiva de J.J. 



Lo cierto es que la receta lo tenía todo: Personajes interesantes con unos pasados inundados que se prestaban a miles de situaciones dramáticas, un gran antagonista, una ciudad decadente en la que el crimen es la norma, grandes escenas de amor, acción y drama... Parece que no se necesita más, ¿verdad?

Pues no es así, desde un punto de vista de lógica narrativa y diálogo, J.J. tenía demasiados agujeros y errores de exposición que, en ocasiones, llegaba a rozar la obviedad y la repetición; o todo lo contrario... Así, de pronto, un personaje decidía sin más, de una escena a otra, sin que pudiésemos entender realmente porqué (aunque esto también ha ocurrido en ocasiones en 'Daredevil').

Ahora, con un equipo completamente transformado, Netflix ha pujado de lleno por Jessica Jones, una miniserie de la que esperaban un tercio de popularidad de la alcanzada. La verdadera pregunta es cuándo o cómo financiarán esto, pues los acuerdos de derechos y presupuestos de producción de Netflix estatan que el departamento de producción (junto a Disney) debería realizar no más dos miniseries de Marvel al año durante un periodo de cinco años.

Entonces... De acuerdo al planning de Netflix, todos los días del calendario están marcados de antemano. Si el próximo 30 de Septiembre se estrena la primera entrega de 'Luke Cage', 'Iron Fist' está ahora en producción (estreno estimado para principios de 2017); y 'The Defenders' está en preproducción, junto a la tercera temporada de 'Daredevil', que ya se asume, tras su conquista de nuevas audiencias en Netflix con las otras dos entregas... ¿Dónde metemos a Jessica Jones?


Efectivamente, Netflix va a tener que improvisar algo con ese proyecto que, en principio, habían realizado con un target femenino en mente. Un publico objetivo tipo: 'Esas chicas que puede que no adoren las pelis de superhéroes, pero esto sí les va a encantar; y por supuesto, nuestros fans de Orange is the New Black'.

Bien, lo inesperado ha ocurrido, ¡la magia de esta industria en constante mutación! Jessica Jones se ha llevado de fiesta, no sólo a esos dos nichos, sino también al sector masculino (concretamente de 17 a 45 años). ¿Y ahora qué? Esta sorpresa ha trastocado los planes de la empresa y van a tener que poner remedio. Las archiconocidas Majors podrían hacerlo en un abrir y cerrar de ojos, pero, ¿y Netflix?

Netflix se ha cortado las manos durante 5 años. Este es uno de los resquicios del 'viejo modelo de negocio hollywoodense', acogido por otros países, y que, claramente, no funciona al ritmo del mercado actual. Un mercado que perpetúa un monopolio en el cual, a pesar de que la fórmula no funcione plenamente o no aporte resultados acorde a lo estimado, el grande siempre decide Y PUNTO. (Tal vez tenga que escribir otro post sobre este tema, pero no será hoy).

Muchos dicen, o piensan, que si algo ha tenido éxito encontrará financiación. La cineasta digital dice: Eso era en los viejos tiempos, en tiempos de TV o de series de broadcast que siguen el viejo modelo. La apuesta de Netflix es completamente diferente y los beneficios que obtiene como productora son infinitamente menores que, por ejemplo, la HBO (aunque la HBO es un caso extraño por su nacimiento y su naturaleza). Por desgracia, el modelo de negocio de Netflix no es del todo rentable y, por esa razón, firma ese tipo de contratos con grandes que les podrán respaldar y se esfuerzan en seguir 'a rajatabla' planes y calendarios.

¡Esperemos que cambien alguna póliza o que Marvel meta sus narices y así no nos dejen con la miel en los labios durante dos años! Por ahora, simplemente una violación legal del contrato. Aunque quién sabe, tal vez, en el peor de los casos, crucen a Jessica Jones con la serie de 'Luke Cage', para poder seguir así con ese hilo dramático y que las motivaciones del espectador no se enfríen.

En cualquier caso, por ahora, un movimiento acertado ha sido el de traer a Raelle Tacker para que mejore la calidad de la serie de esta 'superheroína B-list' de la palestra de Marvel y comiencen a escribir de nuevo. Ya de ahí, todo se andará, dicen que todo lo que toca esta mujer se convierte en oro... ¿Será verdad? Me encantaría que contratasen a más mujeres para shows en los que los personajes principales y el P.O no fuesen las mujeres. A ver cuándo llegamos a ese punto (ahí lo dejo).

Lo que es un hecho es que hay que comenzar a dar valor a esta gente que mueve los hilos de los títeres de nuestra pantalla, de ese teatrillo particular nuestro que nunca ha abandonado nuestras vidas. 

CRÍTICA: ¡PÓNGAME UN JESSICA JONES 'ON THE ROCKS'!

Tras el reciente estreno de la serie de la popular superheroína de Marvel en Netflix, hemos tenido acceso a la temporada completa y sí, es definitivamente una visión diferente de una persona con superpoderes, una visión relativamente realista en forma de thriller de misterio tradicional. Aquí tenéis la crítica-review de Jessica Jones (AKA: J.J).


¿UNA SERIE DE SIMPLE ACCIÓN Y CRÍTICA SOCIAL O UN ARDUO MYSTERY THRILLER DE SUPERHÉROES?

Uno de los atributos que hacen de este show algo excepcional es la crudeza con la que se trata el presente (nada nuevo si lo comparamos con Daredevil), pero siempre regocijándose en un tema principal bastante peculiar: La violación.

Este asunto, que raramente es tratado por el género de acción más tradicional, se explora de forma profunda en la serie (más intensa y repetidamente que en el cómic si cabe); y es que hay varios tipos de violación, pero el peor de todos, y uno de los que trata la historia en sí, es el control de la mente de otra persona y la manipulación sustancial de los actos de la víctima. Para ser violado hay que ser obligado, algo ha de ser arrebatado y lo principal: Has de ser usado por alguien (da igual cómo). 

Por otra parte, es interesante observar que Jessica es una antiheroína en toda regla, una detective paparazzi alcohólica y traumatizada por sus fantasmas, que busca escapar de esa pesadilla en que se vio envuelta con su secuestrador Kilgrave (designado en el cómic original como Purple Man). Desde luego, uno de sus fuertes es romper cristales, ventanas, puertas, vasos y botellas cuando sacudida por ataques de ansiedad... Y no es para menos. Por decisión propia, la protagonista es abstemia a la hora de utilizar sus poderes tras el asesinato que cometió bajo las órdenes de Kilgrave y sólo encuentra tranquilidad y consuelo en el bourbon.

Por supuesto que no sería muy buena idea que un 'psicópata controla-mentes' se hiciera dueño de la voluntad de un superhéroe. Ella, en cambio, opta por el escapismo, por esconderse y pasar inadvertida, aunque sabe que su enemigo está obsesionado con ella y que volverá a verle pronto. 


En esta versión, Jessica es un personaje demasiado pesimista y oscuro al principio, tanto que parece plano los primeros cuatro capítulos. Bien está que detonen la historia y nos introduzcan todos los detalles y personajes, pero el trauma es siempre algo difícil de tratar sin que llegue a ser repetitivo para el receptor. Comprendemos que Jessica está devastada desde el capítulo uno para que, posteriormente, esta se vaya despertando poco a poco y sea capaz de observar la realidad con otros ojos; pero el tono en que habla es demasiado serio y torna la presentación del personaje en un retrato más pobre y menos interesante, en general. 

En el cómic, Jessica es una optimista llena de ironías y escarnio (a pesar de todos sus traumas y dolores, a pesar de su aislamiento). Eso era lo que le hacía ser interesante originalmente, esa dualidad. Los creadores deberían haberla mantenido como estaba en ese aspecto, pues ya bastantes problemas hay para presentar una temporada de un superhéroe asocial que no se disfraza ni puede utilizar poderes. Un superhéroe sin dualidad en un limbo que luego renacerá, pero que se encuentra en este estado permanentemente hasta el final de la temporada... Desde mi punto de vista, este hecho ha sido algo 'cansino' y menos interesante considerando las capas que le podrían haber sacado a la protagonista.

¿Entonces, qué es lo que me ha hecho darle una oportunidad a esto? ¿Qué interés he tenido en sentarme durante las cuatro primeras horas?

Bien, ha habido algo más, durante estos primeros episodios la tensión reside, entonces, en la brillantez de la manifestación de las acciones del antagonista. Kilgrave está muy bien construido, es un personaje realmente verosímil con el que empatizamos profundamente. También, es interesante ver cómo han ido cocinando esta revelación de este monstruo y su personalidad, poco a poco. Incluso en los episodios en los que no aparece, su imagen está siempre ahí, latente, todo el tiempo, y ese es el recurso dramático donde reside toda la tensión.

Así, el Hombre Púrpura tiñe la historia y se introduce en el género híbrido ya existente, dotándolo de mayor dimensión e interés. Ese es un elemento digno del género de terror. Ciertamente podría ser tu peor pesadilla. Nadie puede escapar de él, 'una palabra suya es suficiente para capturar tu voluntad'. Señorío y locura fundidos en uno, así es él, y definitivamente tiene sus motivos para justificar su comportamiento. No obstante, a pesar de valorar los detalles más insignificantes, no llega a ser el cliché del obsesivo compulsivo que manipula a todo el mundo con su 'don'. ¡Gracias Netflix por no habernos ofrecido a otro 'malo malísimo'!


Este aspecto, este personaje, es lo que salva los primeros capítulos de J.J, pues llega a cansar ese trauma interno de una protagonista de la que sólo conocemos ciertos aspectos superfluos. Aún así, por lo menos han tenido el detalle de explicarnos algo más sobre su infancia en los últimos episodios.

Dicho esto, desde finales del capítulo 5 hay un punto de giro significativo. Jessica ha comenzado a transformarse y va sacando más de su interior, va mostrando su sentido del humor y retoma la relación con su mejor amiga. Ya rompe la abstinencia y utiliza de manera más obvia sus poderes (sin pasarse), aunque no es la misma que era. Como ella dice: Para todos nosotros, hay un antes y un después de Kilgrave.

Desde los capítulos 4 y 5 la bomba narrativa detona, aquí el ritmo y el interés dramático renacen con fuerza y continúan creciendo a medida que vamos avanzando en la historia. Por fin tenemos un retrato interno de los personajes, sus personalidades, motivaciones, pasiones, miedos y dudas. Lo mejor: muchos de ellos quieren mejorar, aprender y cambiar.


No spoilers, no voy a describir más allá, pero he de reconocer que ciertos episodios incitan al sueño. Aun así, la intriga crece en mi interior al preguntarme cómo será la segunda temporada de J.J, pues la primera, al ser de forja de héroe, o renacimiento de superhéroe, es interesante, pero siempre las segundas partes decaen si no se busca, de nuevo, ese conflicto interno, y ella ya supera su trauma al final. Pero en fin, sigamos con la crítica...

A pesar de tener más o menos acción constante, es una serie que atenta a sacar otros colores a relucir. El drama y los personajes se apoderan de la trama y, realmente, hacen de J.J. una serie muy bien elaborada desde un punto de vista de ejecución (no tanto en el guión, algunos diálogos simplemente se deshinchan o son demasiado explícitos).

Con esto, nos referimos a las herramientas narrativas visuales, como la impresionante fotografía y la edición que sugieren y muestran la historia a través de los ojos del espectador. Es como si él fuese el detective escondido, el que observa tras el muro. La composición y el ritmo formales realmente sugieren estas transformaciones psicológicas de los personajes a la perfección, además de otros pequeños detalles y metáforas semánticas que se van introduciendo.

Por otra parte, es sorprendente que la banda sonora no llegue al nivel de Daredevil, incluso los créditos de la entradilla no son tan ingeniosos y atractivos, pero bueno, al final pasan el test.

Otros aspectos negativos serían algunos detalles de dirección y de la historia llenos de parches en los que el espectador se plantea los porqués ante ciertas decisiones irracionales tomadas por los personajes. Si es cierto que estos son tan listos y tan valientes... ¿Por qué a veces deciden de esta forma y todo se va al carajo? Ah, sí, porque estamos en el capítulo 6 y si no hicieran esta estupidez que no cuadra con su personalidad, no habría mucho más que contar.

A pesar de que haya errores y momentos de caída dramática, J.J es una de las mejores series de este año en términos de estética y ejecución, además de tener un cierto tema que va algo más allá del mero tenebrismo puro y duro de la 'amenaza futurista y distópica' que nos otorgan en este tipo de géneros, o, por lo menos, más allá de los trajes de lycra.

Las comparaciones son odiosas y no vamos a comparar J.J con Daredevil, sobre todo porque cabe la posibilidad de que ambas series vayan a convergir en un futuro y comprendemos que los creativos están buscando una coherencia en la forma para llegar a ese punto. Aun así, podemos concluir, que ambas series están cortadas por el mismo patrón, aunque con diferente énfasis en temas y relación acción-personaje. A pesar de todo, J.J. claramente ahonda más en la psicología de los personajes, lo que no quiere decir que esto no se dé en Daredevil.

Nada mejor, nada peor, es, simplemente, diferente. Utilizan herramientas narrativas algo distintas. J.J, por ejemplo, tiene otro componente dramático añadido: La voz en off de Jessica y su visión del mundo. Este recurso siempre tiende a ser más sutil a la hora de exponer personajes y ahondar en estos, sobre todo si el narrador es un investigador. A su vez, dicha voz interior siempre puede ser engañosa y, por esta razón, ha sido muy acertada su utilización en este tipo de historia que plasma algunos misterios de la psique y de esa relación de la percepción humana con la realidad circundante.


Resumiendo: Si te gustó Daredevil, te gustará Jessica Jones. Definitivamente ambos apelan al mismo público, uno ligeramente más al masculino y el otro al femenino, pero andan a la par. Si te encantaron 'Los Cuatro Fantásticos' y otras pelis de superhéroes de Marvel más 'candy-cotted', puede que J.J o Daredevil se te cristalicen en el estómago, por lo menos durante las primeras horas de visionado, hasta que te acostumbres ver dolor y realismo en vez de mallas de colores, explosiones monumentales y, por supuesto, de esos brillitos CGI.

Aquí podréis disfrutar de dos tráilers de la aclamada serie que ha comenzado a hacer que las audiencias se enganchen al Universo Netflix en países latinos y otros tantos europeos que acaban de incorporarse a su radio de cobertura.

No os los perdáis.




ESTRENOS NETFLIX: ¡POR FIN JESSICA JONES!

Marvel se lanza a la palestra con su segunda miniserie para los usuarios de Netflix, un proyecto que llevan maquinando unos cuantos años y que, por fin, ha tomado forma: Jessica Jones.


El estreno de la serie sigue bajo la etiqueta TBD (to be determined), a pesar de todo, se estima que será a finales de este año.

Según el creador Jeph Loeb, 'Jessica Jones' es un thriller psicológico guiado, en parte, por la relación que Jessica mantiene con el antagonista 'El Hombre Púrpura' o 'Killgrave'. Los creadores nos prometen que, tras Daredevil, este va a ser un intenso estudio de personajes, de sus transformaciones y descubrimientos.

Jessica Jones es una superheroína algo particular. Tras un profundo trauma en una de sus pugnas, Jones decide ignorar sus orígenes y sus poderes para convertirse así en agente secreto.

¿El reparto? Kristen Ritter ('Breaking Bad') , David Tennant ('Doctor Who'), Rachael Taylor ('Transformers', 'Los Ángeles de Charlie') y Mike Colter ('The Good Wife', 'American Horror Story').

Por otra parte, después de múltiples luchas por derechos y demás, Netflix y Marvel han acordado realizar 'The Defenders' (actualmente en proceso de postproducción), 'Puño de Hierro' y 'Luke Cage' para completar la saga de miniseries en streaming.

Todo esto lo podremos ver en Netflix, que ya está a la vuelta de la esquina, pero, por ahora, todos los fans del Universo Marvel van a poder disfrutar de 'Jessica Jones', uno de los personajes más carismáticos del mundo del comic.

Desafortunadamente no disponemos de tráiler alguno, pero sí de impresionantes promesas y un filtrado de los nombres de los capítulos (según Sensacine).


1x01 - AKA Ladies Night (52m)
1x02 - AKA Crush Syndrome (52m)
1x03 - AKA It's Called Whiskey (54m)
1x04 - AKA 99 Friends
1x05 - AKA The Sandwich Saved Me (50m)
1x06 - AKA You're a Winner (54m)
1x07 - AKA Top Shelf Perverts
1x08 - AKA WWJD?
1x09 - AKA Sin Bin
1x10 - AKA The Kumbaya Circle Jerk
1x11 -AKA I've Got the Blues
1x12 - AKA Jewel and the Power Man
1x13 - AKA Smile
 

CRÍTICA: TERCERA TEMPORADA ORANGE IS THE NEW BLACK

La tercera temporada de Orange is the New Black (OITNB) ha sido uno de los más ansiados estrenos televisivos este año, o mejor dicho, de estrenos On Demand. 



Tras el éxito obtenido, Netflix ya ha aprobado la producción de la cuarta temporada para el año que viene, pero ¿qué nuevos tintes tomará y hacia donde nos arrastrará? No lo sabemos, aunque esperemos que vuelva añadirse algo más de sal y pimienta al asunto (y no, no nos referimos a lo más obvio explícitamente hablando).

A grandes rasgos, en esta tercera entrega ha habido un abrupto cambio en el enfoque de la narrativa. La historia ha tomado un tinte algo más 'soap opera' de lo habitual, además de haber expuesto otros polémicos temas como la aceptación homosexual, la religión, la maternidad, la violación o el suicidio. Lo más curioso es que estos tres últimos han sido tratados con menor ahínco, sensibilidad y devoción.

¿Gran error? Eso seguro. Lo que hacía esta serie brillante, a parte de la trama y de sus personajes increíblemente forjados, era la universalidad con que se trataban y denunciaban todo tipo de temas y tabúes. Cada personaje era único, era una sátira sobre el sistema carcelario, sobre el sistema social, sobre las presas y sus historias. Era, realmente, una serie PG 13 del lado de los oprimidos, de los que tienen agallas de mostrar quienes son realmente, de los bufones que fracasan, de aquellos de los que nadie se acuerda o son constantemente juzgados.


En cambio, tras haber degustado esta última sesión, parece que todo se ha vuelto para públicos mayoritariamente LGBT y le han 'quitado madera' a otros asuntos incluyendo lo más telenovelesco en la ecuación. Suena más a puro marketing y segmentación de audiencias que otra cosa, por desgracia.

En vistas a comparaciones, puede que la novedad haya decaído al ya conocer historias de los delitos de todos los personajes. Así, hay menos acción sustancial de gravedad que en las otras dos temporadas y más episodios situados en el presente. También han incluido otras distracciones y dos personajes nuevos tras haber dejado marchar a Nicky, quien probablemente vuelva a aparecer más adelante.

En resumidas cuentas, es recomendable verla. Como siempre, la banda sonora respira y la edición de los episodios es ingeniosa y dinámica, aunque cabe destacar únicamente seis episodios (y el último está fuera de la cuenta).

Por desgracia, esta vez, parece que la tensión ha decaído y el globo se ha deshinchado con las subtramas. Esperemos que haya más fuelle para la T4.

Lo mejor: El equipo creativo de Jenji Kohan (Weeds). Los arcos de transformación de Alex y de Tiffany 'Pennsatucky'. La trama de las bragas tiene su gracia y no dista de la realidad (en USA, claro).

Lo peor: El último episodio, la secuencia de 10 min o más de las presas revolcándose en el agua y que Piper mencione en un episodio que puede ser como Walter White... Ese guiño le quita encanto al asunto.


'DAREDEVIL': PRECISAMENTE NO VA SÓLO DE 'SUPERHÉROES' Y DE 'PILLAR A LOS MALOS'

Vuelve 'Daredevil' en un formato más renovado que hace justicia a la profundidad del personaje marveliano.

Netflix ha pujado por este ambicioso proyecto, que ya está disponible en su plataforma online y que , pronto, llegará a Europa.

A pesar de que todavía no hay noticias de estrenos disponibles en España, eventualmente podremos acceder al contenido en cuanto estrenen Netflix a finales de año; o simplemente, puede que Canal Plus opte por distribuirlo, como ya hizo con 'House of Cards', 'Bates Motel'  o 'Orange is the New Black' (series producidas por la misma compañía).

Cambios de tono, registro y estilo tienen lugar en esta historia de Marvel, los cuales hacen que el conjunto se califique más como un 'drama oscuro lleno de acción y restrospección'.

Este es, ciertamente, un punto de inflexión para los proyectos de la productora de comics, pues es señal de que ha comenzado a encontrar diferentes subgéneros en sus adaptaciones en pantalla.

Uno de estos factores decisivos en el cambio de registro es la elección del productor, escritor y runner Drew Goddard, conocido por 'La Cabaña del Bosque' y 'Guerra Mundial Z'. Está claro que sus dotes creativas giran entorno a la 'humanización', al terror psicológico y a la ciencia ficción más racional con mayor definición de personajes.

'Daredevil' es un superhéroe que se esconde tras la personalidad de Matt Murdoch, un abogado ciego con unas facultades sensoriales y una condición física fuera de lo normal. Siempre de noche, Daredevil recorre las calles de Nueva York haciendo justicia a todos esos casos que no se pueden castigar a la luz del día en los tribunales.

Por ahora, Netflix ha firmado cuatro mini series con Marvel y esta es tan sólo la primera entrega. Las siguientes serán 'Puño de Hierro', 'Luke Cage' y 'Jessica Jones'.

Nos contentamos con Daredevil por ahora, aquí tenéis el tráiler subtitulado en español.


'ORANGE IS THE NEW BLACK': TERCERA TEMPORADA EL 12 DE JUNIO

La tercera temporada de 'Orange Is The New Black' se estrenará pronto en Netflix y en las plataformas digitales correspondientes en cada país.


¿Qué hará Piper esta vez? ¿Conseguirá salir de esta?, o mejor dicho, ¿Su voluntad seguirá queriendo salir de esta? A juzgar por lo que dice el nuevo slogan de la serie 'Not So Sorry', probablemente podremos ser testigos de la transformación de nuestra antiheroína.

Disfrutad del vídeo!

 
Copyright © 2015. CINEASTA DIGITAL - All Rights Reserved
By Cineasta Digital