CINEASTA DIGITAL: Guión | Cineasta Digital

DECISIONES: LOS LATIDOS DEL CORAZÓN DE TU HISTORIA

DECISIONES, pues sí, este es el primer post del año. En primer lugar me gustaría disculparme por haber permanecido ausente tanto tiempo. No he tenido ocasión de postear una vez a la semana por otros proyectos que me han ido saliendo y no debería haber excusa con estas cosas, lo sé.


Este año, ya puntualizo que puede que no sea capaz de escribir un artículo una vez en semana, a pesar de todo, lo intentaré en la medida de lo posible.

Empezamos el año con DECISIONES. Tu guión, tu relato, tu historia, ha de tener personajes con decisiones que tomar, de lo contrario todo se va al carajo (con perdón). Así que he decidido proponer un par de ejercicios para tratar de resolver este asunto... ¿Empezamos? Ya es hora, que nos van a dar las uvas.

Mucha gente no quiere llegar a tomar decisiones, y se podría decir que en el mundo en que vivimos asumimos que 'el tiempo, al final pone las cosas en su sitio', como dice el dicho, pero no es así. Todos los seres de carne y hueso deciden, todos los días, con lo cual, nuestros personajes de ficción han de hacer lo mismo.


Y es que huimos de esta palabra, y relatamos momentos trágicos o de júbilo, conflictos y conflictos, pero se nos escapa el twist, ese momento de cambio... Y esa transformación se manifiesta, en gran medida, por medio de 'Las Decisiones'.

En tu historia has de plantearte si tus personajes toman decisiones, y sin importar la magnitud, que por muy pequeñas que sean, cuentan. Recuerda que a veces las decisiones más insignificantes pueden ser las más determinantes, esas que realmente acaban dando un giro a tu vida. Pero siempre ha de haber, como mínimo, una decisión CLARA que tomar por parte del protagonista o de los más allegados (en caso de tener un protagonista puramente griego y pasivo); y consecuencias que desembocarán en una resolución... Es lo que mueve la historia para delante, en ficción y en la vida, si no tomamos decisiones entramos en estado de congelación y morimos. Así que, con todo esto, podemos concluir que las decisiones son el corazón del drama, sin ellas tu historia nunca tendrá sangre fluyendo, jamás.

Sí, bien, ya sabes qué decisiones tomarán. En ese caso, recuerda que tampoco hay que ser tan explícito, puedes mostrarlas en su justa medida, y vienen en todos los tamaños y colores. No hace falta que sea individual, puede ser una decisión 'social', de una comunidad, o de una pareja... En esta decisión siempre habrá un villano (o varios) posicionándose (activa o pasivamente) como barrera, como obstáculo en las metas relacionadas con esa decisión.


¿Que no estás seguro? Pues entonces plantéate: ¿Mi personaje principal toma decisiones? ¿Quiénes toman decisiones aquí? ¿Cuáles son? Coge papel y lápiz (o boli) y haz una lista con todos los personajes de tu historia y qué decisiones toman. En serio, no es una pérdida de tiempo, hazlo. Aunque muchas de estas no salgan en pantalla, es un buen ejercicio, créeme, te ayuda a conocer quiénes deciden, qué y cuándo, en definitiva, te ayuda a visualizar el alcance de tu historia y a ver qué no funciona o qué te falta.

Y una cosa lleva a la otra y me lío, pero normalmente, al final de la lista, siempre llevo todo a lo personal. No me avergüenzo de ello, las historias con más alma suelen tener esas semillitas implantadas y, realmente se nota... De esta forma, me acabo planteando a pie de página: ¿Qué decisiones necesito tomar para sortear los obstáculos en mi camino y llegar a sacar el artista/creador que llevo dentro con esto?; o ¿como puedo llegar a ello, a ser de esa forma? ¿Qué quiero contar? ¿Se relaciona esto, de alguna forma, con lo que quiero contar?


No no, espera que hay más. Normalmente, recomiendo crear una outline de 4 páginas o así con la escaleta intercalando las decisiones del personaje principal y de las de los otros, sobre las que este no tiene conocimiento o control, obviamente. Esta práctica ya tan sólo te da ciertas ideas en las que antes no habías deparado, hechos o consecuencias que habías pasado completamente por alto... Y tal vez por eso fallase tu historia.

¡DECISIONES! ¿Que no encuentras más que las que el personaje principal toma, que además son obvias o algo no cuadra? Pues tómate un tiempo de desconexión y, durante los próximos días te propongo un último ejercicio: Por una hora observa todo como un niño. Todo, el perro, la silla, el vecino... Observa a tu alrededor como si fuese la primera vez, y después escríbelo. Fíjate hasta en lo más insignificante, te aseguro que en dos o tres días te vendrán ideas de motivaciones, conflictos y decisiones nuevas que antes no veías.

De verdad, los cambios más insignificantes pueden tener un papel decisivo en nuestra historia, en nuestra vida... Pero no los vemos porque sólo prestamos atención a lo único y grandioso que nos escupen los medios de comunicación las 24 horas del día. Hazme caso, púrgate, limpia tu mente, actúa como un niño, escríbelo, y verás como hacia el cuarto día algo diferente se detona en ti, algo sale a relucir y eso es lo que utilizarás en tu relato.


Ahora me dirás: Bueno eso ya lo sabía, cuéntame otra, mi historia narra esto que le ocurrió a esta persona, y lo otro que es espectacular, y es algo nunca visto (bla bla bla). Pues bien, esto mismo que he explicado es un fallo muy común que nos pasa a todos, no hay nada de qué avergonzarse. El 'decision mode' tiene que estar encendido todo el tiempo, es algo que has de aplicar a tu obra como artista, ya que puede que no esté presente.

Asimismo te diré que, a pesar de que el cine/tv/proyecto audiovisual es trabajo en equipo, tu deber como creador es decidir, y has de ser claro y específico, pues todo pequeño detalle, como he mencionado con anterioridad, cuenta. Sé que siempre podrás tomar la decisión de no leer este post ;-), aunque te invito fervientemente a que lo hagas y, en fin, creo que ya has tomado tu propia decisión, y ha sido la correcta.


Saludos para todos los lectores de Cineasta Digital y ¡Feliz Año! Os mando mucha fuerza y suerte para esta nueva etapa. 

Todo pin o share en FB/TW es bienvenido. Muchas gracias y hasta la próxima.

202 CONSEJOS PARA GUIONISTAS POR BRIAN KOPPELMAN (PARTE 7)

Con el mes de Octubre llegando a su fin, Brian Koppelman quiere ponerse en contacto con nosotros de nuevo para darnos los siguientes veinte consejos para guionistas, esos luchadores y sufridores creativos de los que raramente nos acordamos.

¡Adelante Brian!


123. Detesto Times Square porque es como que allí todo está calculado, es artificial y escaso en genuinidad... Exactamente lo mismo que un guión escrito siguiendo las pautas de esos 'libros para aprender a escribir guiones' (cualquiera de ellos).

124. ¿Pero cuando ocurre el detonante? ¿Cuánto tiempo debería durar el primer acto? ¿Mi tercer acto debería ser más corto? Cuanto? ¿Cuál es el momento oscuro o de caída? ¿Cuáles son mis high and low-points? Pinzas... Mira basta ya. Sólo tú sabes lo que tu historia necesita y punto.

125. ¿Cómo sabes si tus escritos son o van a ser un éxito? Bien, te has estado sentando y concentrando día a día dando lo mejor que podías dar? Pues ese ha sido el verdadero éxito.

126. Definitivamente sabes qué es eso que detona la creatividad en ti y te da energías para escribir; cuantas horas de sueño necesitas, abstenerte a tomar alcohol... La pregunta es: ¿Por qué no lo haces SIEMPRE?

127. Si escribir un primer borrador requiere un entusiasmo sin límites... Leerlo y hacer correcciones requiere una honestidad brutal... Desguaza tus escritos, no te pases ni una a ti mismo.

128. ¿Cuántas veces has escuchado a alguien decir 'Oh, no soy un artista' o 'no, no soy escritor...'? Da igual si vendes o no, o si no lo has hecho todavía: Si te sientas y haces el trabajo todos los días SÍ ERES UN ESCRITOR/ARTISTA.

129. Es más fácil no escribir que escribir, obviamente. Es más fácil rendirse que tener fe. Haz lo más difícil, y también hazlo otra vez mañana...

130. Y si en vez de juzgarte a ti mismo cuando escribes, consideras la actividad como una 'práctica', juego o pasatiempo? Estoy seguro de que más frecuentemente lo harías y, lo más importante: Lo disfrutarías.

131. Te puedo prometer que si escribes todos los días vas a terminar siendo famoso y popularmente conocido? No. Pero te puedo prometer que escribirás mejor.

132. ¿Lo tuyo es el drama? Pues haz 10 páginas de comedia. ¿Escribes baladas? Dame un poco de Rock&Roll. Luego, cuando vuelvas a tu género notarás que tendrás nuevos colores para usar.

133. Cuando le preguntaron a 'La Leyenda del Golf' Ben Hogan dónde había encontrado el secreto para ese swing tan característico suyo, él respondió: 'en la mierda'.
Recuérdalo la próxima vez que alguien te 'venda su secretito' para escribir guiones.

134. Aquí hay un aspecto brillante pero simple que recordar: Sólo necesitas un comprador, un creyente en tu obra puede cambiarlo todo. ONE, UNO, 1.

135. Por supuesto, es importante creer en ti mismo, pero incluso si no lo haces... Haz tus deberes igualmente, da igual. Si cumples con lo mínimo, lo suficiente, eventualmente, la fe volverá a ti.

136. 'Hey chico, olvídalo. Nadie hace westerns o películas raciales, o metrajes para mujeres, o peor aún: Películas familiares.' ¿Y qué? Escribe eso que quieres escribir, que da igual.

137. Hay días en que te sientas a trabajar y te sientes vacío, sin ideas... Trabaja, da igual. Otorga a tu subconsciente la oportunidad de sorprenderte.

138. No es del todo cierto que mientras te preocupes del aspecto creativo el negocio está servido, como se dice, pero lo que sí es cierto es que sin el aspecto creativo NO HAY NEGOCIO.

139. Recuerda esto: No hay una sóla forma de escribir un guión, no hay una sóla forma de contar una historia y todo experto que diga lo contrario, no es un experto.

140. Hey, sé que cuando la inspiración pega con fuerza ya sabes lo que tienes que hacer... Pero no te sientes a esperarla. Trabaja todos los días que así ésta sabrá dónde encontrarte.

141. Lo que perseguimos todos es ese sentimiento, ese 'momentum creativo', como cuando esquiamos, directamente, pista abajo a toda velocidad. Toma voluntad y disciplina para conseguirlo, pero vale la pena.

142. Cuando ves una película magnífica, sentimos que una magia se apodera de nosotros. Créeme, la gente detrás de ese proyecto tuvo tantos momentos de fustración como tú, simplemente siguieron adelante.

Muchas gracias por leer los consejos del Sr. Koppelman. Si os ha gustado, no dudéis en consultar las partes 12345 y 6. Por otra parte, todos los 'Shares' son profundamente apreciados y bienvenidos, sobre todo en Pinterest y Facebook.

¡Muchas gracias!

Fuentes: Six Second Screenwriting Lenssons en Vine 
(por Brian Koppelman) y https://briankoppelman.com
http://comfortpit.com/





202 CONSEJOS PARA GUIONISTAS POR BRIAN KOPPELMAN (PARTE 6)

Volvemos con Brian, y continuamos con sus consejos para guionistas y cineastas/creativos varios. Como dicen por esas tierras: 'Gimme twenty more!'


102. No hay nada malo en la promoción de uno mismo, esto es show business, después de todo. Sólo asegúrate de que, mientras lo haces, también tienes un trabajo detrás que lo respalda.

103. Los corredores tienen un dicho: 'Planifica tu recorrido y recorre tu plan'; para nosotros, escritores, es exactamente lo mismo, bien sea por número de palabras, de páginas, tiempo en tu escritorio...

104. El tiempo que te reservas para crear es una de esas pocas cosas que puedes controlar. Por suerte, también es el factor más importante para poder hacer y acabar cosas.

105. Casi todos los auténticos logros creativos son aterradores; intentarás evadirlos, por todos los medios imaginables, pero no lo hagas, pon tu energía, canalízalos y digiérelos, verás que bien te hacen sentir.

106. La próxima vez que no quieras escribir y que, al final, te sentaste a hacerlo, márcalo en el calendario. La próxima vez que decidas no hacerlo, mira hacia atrás y encuentra esos días marcados, recuerda lo bien que te sentiste en cada situación pasada en que, anímicamente, no te sentías con fuerzas para escribir y, aún así, tuviste la fortaleza de seguir al pie del cañón.

107. ¿Existe el factor suerte en Hollywood? Por supuesto que sí. Pero desde que no tienes control sobre la 'suerte', desde que es un interrogante en sí sobre el que no puedes hacer nada, simplemente dedícate a crear algo incuestionable.

108. Solía correr tres veces a la semana, de tres a cinco millas, pero de pronto el tiempo cambió y hacía tanto frío que, al final me perdí una semana, luego otra... Hace meses que no corro... Pero escribo todos los días.

109. Como escritor o artista (de cualquier tipo), siempre estás dándote de bruces con el FRACASO. Aprende a amar el fracaso y esos sentimientos que lo acompañan. Aprende a necesitarlo.

110. Cuando la gente habla sobre la 'voz del escritor', siempre se refieren a ese punto de vista particular, diferente e, incluso, transgresor. Así que mejor que sepas, antes de escribir el siguiente borrador, lo que piensas de tus personajes y la 'posición' de éstos en tu historia.

111. Es fácil volverse agrio y cínico, pensar que todo lo que Hollywood produce es 'mierda'. Lucha contra ese impulso, recuerda eso que amas del cine. ¿Por qué no empiezas en desde las raíces? Vuelve al inicio, a eso que amaste y que hizo que te enamorases locamente de tu profesión.

112. Nunca me han apasionado las lecciones legendarias de escritura, pero un ejercicio que siempre he hecho es: Quédate en una parada de tren e invéntate historias sobre la gente sube y baja.

113. Piensa en tu canción favorita, una película o una pintura, lo que prefieras. Ahora piensa en esto: Cuando el artista comenzó a realizar su obra, no sabía o tenía garantías de que ESO llegaría a ser un 'TRABAJO'.

114. Cuando digo 'escribe todos los días', no significa que no puedas tener otro trabajo, o que si tienes un trabajo que te deja 3 días para escribir no lo puedas realizar. Me refiero a que tengas una 'RUTINA DE ESCRITURA', sea cual sea, y a que la sigas a rajatabla.

115. Si persigues una carrera en las artes y humanidades, mucha gente pensará que estás loco. Se van a preocupar por ti, pero cuando alcances cualquier tipo de éxito, dirán: '¡Siempre lo he sabido, sabía que lo ibas a conseguir desde el principio!

116. Cuando anotas retoques y cambios en tu guión y vuelves a sentarte a reescribir, recuerda: las críticas a tu trabajo no se dirigen a tu persona.

117. Es crucial que, al comienzo de todo proyecto, sepas exactamente porqué lo haces. De esa forma podrás recordártelo a ti mismo en esos momentos difíciles.

118. Una cosa más sobre esas críticas a tu guión y anotaciones: Sólo porque ellos lo digan, no quiere decir que sea verdad. Sólo tú decides lo que quieres creer. Coge lo que es útil o no habías visto y deshazte del resto.

119. ¿Qué has estado leyendo últimamente? ¿Qué películas estás viendo? ¿Qué música escuchas estos días? Espero que un montón de ideas salgan de tu mente. Recuerda: Los artistas SIEMPRE necesitan buscar ideas en su entorno.

120. Apuesto a que a veces, a mitad de proyecto, te convences a ti mismo de que es horrible y que, realmente, no vale la pena. Puede que tengas razón... Pero no lo sabrás hasta que no lo acabes, lo revises, y lo vuelvas a acabar de nuevo... ¡Así que sigue adelante!

121. No importan todas las calamidades por las que estés pasando en la vida real... No seas tímido en página, toma decisiones arriesgadas en tu escritura, ¡pon toda la carne en el asador!

122. ¿Que no existen las preguntas estúpidas? No, porque el '¿sobre qué debería escribir?' es una pregunta absurda. Si alguien lo supiera, lo habrían escrito ya.

Muchas gracias por leerme. Podréis deleitar vuestras mentes con las partes 12345 y 7  pinchando en los links correspondientes. Todos los 'Shares' son profundamente apreciados y bienvenidos, sobre todo en Pinterest y Facebook.

¡Muchas gracias!

Fuentes: Six Second Screenwriting Lenssons en Vine 
(por Brian Koppelman) y https://briankoppelman.com
http://comfortpit.com/




5 CLAVES PARA CREAR UN ANTAGONISTA REDONDO

El villano, la oveja negra del redil. Llevo un tiempo queriendo escribir un artículo sobre este tema, pues numerosas películas se desploman por la carencia de un antagonista coherente e interesante que esté a la altura de las circunstancias.

Necesito puntualizar que no pretendo hablar de antihéroes, no me interesa, pues hay tiempo suficiente para desarrollar a estos individuos, ya que son, a su vez, los protagonistas con mayor tiempo en pantalla. Me quiero centrar en el clásico antagonista sin tratar un género.




Así mismo, me gustaría darte unos sencillos consejos que he ido acumulando en un cuadernillo mugriento durante años, unos recursos para ayudarte a crear villanos que eleven tu historia al abismo.

¿Te apuntas al reto?

1. DEFINE SU SER Y SU POTENCIAL.


A pesar de la obviedad de este punto, ha de ser explicado. Tras años de leer y releer historias y libros de narrativa inundados de clasificaciones y estudios redactados por literatos, he optado por ir contrastando y encontrando puntos de convergencia que dicten porqué ese antagonista funciona, y de aquí hay que partir, es lo más básico:

- Define su poder específico (o prevalente), esa facultad o poder que va a usar en su modus operandi y que, además, es algo que el protagonista no tiene. Únicamente plasmando esta carencia podremos elevar los listones dramáticos.

- Define sus características físicas y, por favor, que no sean simplemente su forma de vestir, el color de su pelo (a no ser que esto sea significativo), que tiene una cicatriz o un colgante (no están mal, pero son archiconocidos). Hablamos de características físicas que muestren esos ápices de su carácter y, por supuesto, que sean indicativas o consecutivas de ese poder. 

- Define sus características psicológicas puntuales utilizando sus gustos como punto de referencia. Aquello que se relacione a su persona y que, también, esté relacionado con su poder.

Kilgrave en Jessica Jones

Su poder: Es un hombre capaz de manipular la mente de todos los seres humanos.

Su físico: Ojos prominentes e hipnóticos. Armonía aparente, tendencia a la delgadez pues la gravedad de su actividad está puramente en su intelecto. Distinguido, pero con un toque algo hortera, a primera vista es elegante pero algo no acaba de cuadrar, bien por su aspecto general de desaliño, o porque conjunta cuadros con rayas y rombos. Rico, ya que utiliza sus tretas para beneficiarse económicamente. El poder adquisitivo del individuo se ve representado también por sus colores asociados a su persona, estos son el púrpura y el negro.

Su psique: Es un optimista porque, aunque desprecia a la mayor parte de los seres humanos, espera un futuro mejor. Jessica es la que representa esa idea de que, ciertamente, se puede vivir en ese sistema y aprender a valorar a los demás, aunque seas 'de otra raza aparte', representa que hay bien en el mundo y es posible vivir en él. Por supuesto, esto estaría conectado a su motivación conducida, únicamente, por el amor obsesivo que siente hacia ella, además de estar relacionado con su trauma al haber sido un ser escupido por el sistema. 

Da valor a cada detalle para bien o para mal, evalúa, piensa rápido y repiensa, observa cada ángulo. No es de extrañar, es producto de su capacidad manipuladora, aunque parece que descuida ciertas consecuencias de sus actos debido a una confusión jerárquica en su mente. Y esa es su flaqueza, trata de controlar a todos, y a sí mismo, pero en el fondo es un personaje extremadamente pasional, sanguíneo e inestable. En su mente, de la simpatía al odio hay un paso. Este aspecto es lo que convierte a este villano irascible en una bomba de relojería, pura incertidumbre (perfecto para crear conflictos latentes en la trama, aunque este no aparezca en el episodio en cuestión); pero también puede ser su talón de Aquiles. Todas estas características, a grandes rasgos, se ponen de manifiesto a través de sus acciones más sutiles, de sus palabras y su forma de hablar.


Aquí dejamos un vídeo con varios ejemplos y la presentación de Kilgrave (en la primera escena, que es la que más nos interesaría para este punto).




2. LA IMPORTANCIA DEL ESPEJITO MÁGICO.


Espejito espejito mágico... Claro. ¿Cómo si no podríamos mostrar el triunfo del protagonista? ¿Quién es el más guapo del reino? Para que exista una síntesis hemos de representar una antítesis, y no sólo eso, hay que mostrar otras cualidades o experiencias que, además, ambos tengan en común. Este aspecto debe ser materializado en una escena concreta, además de funcionar como motor en la historia, como referente constante. ¿Pero cómo lo hacemos? Bien, os daré 3 pautas básicas a visualizar antes de sentarnos a escribir escenas en que ambos interactúen:

PRIMERO: EL REFLEJO, TOMA LO QUE TIENEN EN COMÚN COMO REFERENCIA

En primer lugar, tened en cuenta que en este concepto de 'el espejo'. El antagonista es un reflejo del protagonista, es como la proyección de su otro otro yo. En este lago vemos, como si de un universo paralelo se tratase, que nuestra imagen se torna arrugada, deformada por las corrientes, podredumbre, pececillos, etc. etc. Y así es que nuestro antagonista es esencial para mostrar la psique del protagonista y en qué se podría convertir. Hablamos, una vez más, de la manifestación más visual de las posibles consecuencias de la aflicción, del pathos, del dolor y la transformación que cambian a uno. Aquello que todos los humanos entendemos y, por consiguiente, nos hace sentir empatía.

De esta manera, el reflejo no sólo provoca en nuestro protagonista una identificación y cierta compasión por su enemigo, sino también un temor a sí mismo ya que, en el fondo, son iguales. El reflejo le da un toque 'de atención' mostrándole qué es eso que puede perder si no cumple la misión, en cómo se vería afectada su moral o visión. Este reflejo también puede inducir a la reflexión y duda (¿por qué me he metido en esto?), o puede representar una imagen de muerte o decadencia. Es la vuelta a lo más primario, la pérdida de la inocencia al fin y al cabo, todo retorna al Génesis (perdón, dejaré la Biblia a un lado). Yo creo que ya he explicado bastante este punto.

Pensad en ello antes de empezar, todo esto se debe manifestar físicamente, ¿cómo? Tomando los poderes del antagonista y del protagonista como referencia que sí tienen en común o son complementarios (ojo, no hablo de superhéroes, me refiero en términos generales a esas virtudes en relieve y qué hacen con ellas); y contrastando las motivaciones de ambos.

SEGUNDO: LA MONEDA, TOMA LAS DIFERENCIAS COMO REFERENCIA

En segundo lugar, aquí llega la paradoja a visualizar: Ambos personajes están encadenados el uno con otro y enfrentados, 'el antagonista es la otra cara de la moneda'. A pesar de que, ciertamente, son dos individuos con un origen común, el uno detesta o aborrece lo que representa el otro y vice versa... Esto facilita que asumamos qué es eso que el antagonista tiene y el protagonista no, lo cual significa un contraste continuo y una catapulta de oro para expectativas del espectador.

Por otra parte, cuando mostremos por medio de esta dualidad inversa todas esas barreras y el verdadero potencial del antagonista, podremos victimizar más a nuestro héroe y hacerle mucho más atractivo, además de dar verosimilitud al conflicto en sí. Hay que tirar la moneda, y sólo uno puede prevalecer, los dos no pueden coexistir juntos.

TERCERO: LA CATARSIS, TOMA SUS ORIGENES COMO REFERENCIA

Y aquí llega la realización plena, la revelación suprema, la anagnórisis: El antagonista fue protagonista una vez en el pasado, y el protagonista es el antagonista en potencia. La catarsis: Tanto el protagonista (en cierta medida), como el espectador, sienten terror pero compasión por el antagonista. Esto se materializa ya en 'el reflejo', pero aquí damos un paso más allá.

'El antihéroe fue héroe en el pasado': El escritor del personaje ha de tener esto en mente en todo momento, sin 'pero' alguno. Diría más, el villano ha de tener el mismo amor o más que el protagonista por parte de su creador (en serio, que si no se derrumba el edificio). Sí, al igual que el protagonista, el principal agente del mal en nuestra historia tuvo un origen parecido, unos padres parecidos, unos traumas idénticos, y unos atributos que podrían ser los mismos que los de aquél al que tanto admiramos y deseamos bien. Y sólo así, este tercer punto nos conduce a la clave que unifica este magnífico tríptico.

¡Exacto! Los papeles pueden cambiar, todos cambiamos y tenemos motivos para hacer lo que hacemos... Ten compasión por tu antagonista, porque ambos personajes han sido el mismo una vez.


¿Por qué Terminator 2 ha sido la única película de la saga que ha trascendido todos los tiempos? No fue sólo por sus efectos y sus persecuciones... A pesar de que un Terminator, a simple vista, no posee una visión de tal profundidad, esta dualidad se manifiesta durante toda la película.


Como veis, el 'antagonista como espejo' puede dar lugar a largas y tediosas explicaciones, además de horas y horas de insomnio y reflexión. Ambos, héroe y villano, se retroalimentan en un círculo vicioso y podríamos estar preguntándonos que si gallina o huevo indefinidamente... En fin, la creación de este 'espejo', de esta doble imagen con triple vertiente, es esencial en vuestro proceso creativo. ¿No me creéis? Pues echadle un ojo a mi ejemplo:


Luke Skywalker y Darth Vader en Star Wars
(¡Qué original!)

Ya sé que este es el típico ejemplo, pero es que tengo a mucho Star-Trekkie que sigue mi blog y siempre me regañan por ahí diciendo: 'Pero vamos a ver, ¿cuál es la imagen del villano, por antonomasia, en la historia del cine?' Yo siempre respondo de todo, menos lo más esperado: Darth Vader. Tras poder observar que para el resto de los humanos ES ASÍ, pues me he decantado por utilizarlo esta vez. 

Darth Vader es el reflejo de Luke Skywalker. Luke, el soñador, el guerrero y aprendiz, el luchador que va a velar por la seguridad de la galaxia y a defender a los más débiles contra el emperador y todos los suyos. 

Más claro ejemplo no he podido encontrar, ya que, además, como sabemos todos, Vader es su padre. Vemos compasión dentro de esa corrupción, vemos humanidad, sentimos una cierta empatía y ese profundo miedo que nace en Luke, ya que puede que su fuerza no sea aquella que proviene de la luz blanca, precisamente. 

Ambos tienen las mismas capacidades, los mismos genes (más claro ejemplo de 'el mismo origen'). El emperador está en un segundo plano, la audiencia prefiere ver a estos dos personajes que, aunque estén en bandos diferentes, tienen una conexión. Y es que siempre te lo han dicho, desde que eras niño: 'Un día serás como tu padre', o 'tu padre hacía exactamente lo mismo que tú'. 

Así que, el espectador se pregunta: ¿Cómo un sanguinario así ha podido engendrar a una criatura tan noble? ¿Permanecerá noble siempre? Estos son también los temores de Luke, ya que tiene todas las virtudes de su padre y son el perfecto Yin Yang. Por último, Lucas se encargó de dar a las masas esa imagen que necesitamos (el cine es imagen en movimiento, no os olvidéis), nos mostró el dualismo y las caras de la misma moneda. Ese dolor y profunda maldición del ser humano: Dos seres vivientes que son parte de lo mismo, son lo mismo en esencia, aunque tienen diferente carga, conclusión: No pueden coexistir a la vez.  

Luke se está mirando al espejo, directamente a los ojos y una vertiente interna, desconocida, le llama. Su reflejo le tiende la mano para salvarle. Esta es, a mi parecer, una de las manifestaciones más claras de humanidad en un antagonista en la historia de nuestro cine. Nos muestra que, por mucho que detestemos a una persona, su carga negativa y su forma de ser, esta ha sido protagonista en el pasado, y ahora muestra, levemente, ciertos pequeños destellos de esa luz que fue.





No soy muy fanática de Star Wars, pero he de reconocer que esta escena muestra todo el amor de Lucas hacia su creación, y hasta le llega a redimir de sus pecados. Es un ejemplo de cómo en dos horas podemos presentar al antagonista y plasmar que 'éste fue protagonista una vez', que es un líder profundo y complejo (de hecho, hay que ver qué de carrete ha dado, para años de ficción).

'El espejo', uno de los motivos por los que este villano ha pasado a la historia.




Pero sigamos con la tercera clave que está relacionada con el 'espejo', con este dualismo, aunque tomada desde otro ángulo.

3. 'COMPASIÓN Y TEMOR' NO TE DIGO MÁS...


Sí, voy a hablar de compasión y temor, sé que este es el término utilizado y archiconocido por todos los que se estudian de cabo a rabo libros de guión y narrativa en general, pero pido permiso para matizar un poco este tema. 

En guión cinematográfico, este punto es mucho más importante, sobre todo por la principal limitación que tenemos: El tiempo para contar nuestra historia. Ya los griegos recalcaban ese tema: El pathos y la tragedia como espina dorsal del relato. ¿Por qué? Pues porque contamos historias sobre personas, y la vida de todo ser humano ha tenido, tiene y tendrá, SIEMPRE, a la tragedia como compañero principal. Es una lástima pero es así, desde sus comienzos, desde el nacimiento de un bebé y su desprendimiento de su hábitat, SIEMPRE HAY ALGO QUE NOS ES ARREBATADO...

Como escritor has de ahondar en este punto y mostrarlo o aludir a ello (aunque sin regocijarte demasiado) en las primeras páginas de tu guión por medio del protagonista, bien como sujeto activo o como vehículo, pero ¿qué hacemos para manidestar ese evento trágico con el antagonista? Pues tenerlo presente e insertarlo, cuanto antes, como muy tarde antes de la mitad del segundo acto (depende de tu historia y del formato, tu instinto te dirá dónde, en qué medida y cómo introducirlo, lo importante no es dónde, sino cómo). ¿Cómo se aprende eso? No hay normas, lee, lee, LEE. Es la única forma de que tu subconsciente lo asimile.

Entonces, ¿qué tiene este punto que es diferente al de 'el espejo'?... Pues que hablamos de eventos concretos del pasado que han hecho mella en la vida del villano (nos volvemos algo más pragmáticos, ¿vale?). Cierto es que no nos podemos regocijar en un pasado traumático, pero hay que modelar esas figuras de arcilla con la tragedia siempre actuando de esqueleto, así que tenemos que labrar:

  1. Una imagen. Hemos de mostrar o dar a conocer brevemente un evento traumático del antagonista, mostrar algo específico con un recurso visual impactante, a ser posible. 
  2. Decisión. Ante este evento que cambiará la vida de ese personaje antagónico hemos de mostrar qué decisión toma. El mal ocurre, 'shit happens', y ahora ¿qué?
  3. Justificación. Hemos de justificar, y digo JUSTIFICAR todos los comportamientos y acciones del antagonista. Como he mencionado antes, el villano fue protagonista una vez en el pasado, un símbolo de bien y de virtud... ¿Pero cómo leches alguien podría llegar a convertirse en 'esto'? Hay que amarle tanto que debemos justificar por una vía racional (aunque apele a los sentimientos e instintos más básicos) todos sus comportamientos y motivaciones*.
*Como aclaración: No me refiero a manifestar todos y cada uno de los comportamientos y motivaciones del antagonista en papel, simplemente debemos sentarnos a escribir con todos esos deberes hechos, con ese estado de conciencia, y nuestro subconsciente lo irá manifestando mientras escribimos a través de pequeñas acciones, complementos y palabras que irán ornamentando la historia en bruto. Pero, obviamente, al final, hay que tener estos 3 puntos específicos bien claros y mostrarlos, aunque parezcan demasiado 'simplistas'. Posteriormente, estos irán adquiriendo mayor dimensión gracias a este punto de partida y a otros pequeños detalles que emanan de la imagen mental que tenemos de nuestro personaje.


202 CONSEJOS PARA GUIONISTAS POR BRIAN KOPPELMAN (PARTE 5)

Volvemos del verano con más consejos de este gran escritor que no para quieto y lanza mensajes de esperanza en las redes sociales: Brian Koppelman. Estos son los siguientes consejos que nos da, ¡Atención!




81. En Hollywood, nadie se levanta por las mañanas preguntándose cómo te puede ayudar. Pero se levantan pensando que desesperadamente necesitan buen material.

82. No hay un 'secreto'. Escribir funciona a base de trabajo duro, persistencia y descubrimiento. El que diga lo contrario es que te está vendiendo algo.

83. Si puedes superar ese maldito mid-point de cualquier proyecto artístico, ya estarás flotando, por lo menos por una temporada, en un mar de inspiración.

84. Aquí te expongo una verdad simple y básica que me recuerdo a mí mismo todos los días: Si escribes una página al día, tendrás tu primer borrador en tres meses y medio, y dos en cincuenta y cinco días más.

85. Una vez has escrito tu primer borrador ya estás en el proceso de escritura, así que lucha por claridad. Aunque tu narrativa suene algo 'opaca' y 'retorcida' en ocasiones, tu prosa ya no debería sufrir por ello. CLARIDAD.

86. La gente se pregunta: '¿Cómo sé cuando mi historia está lista para ser leída por otros?' Bien, esto no es una ciencia exacta. Parte del proceso de escritura es desarrollar ese instinto.

87. Si quieres ser artista, más te vale aprender a decir que NO. No a las tentaciones que te alejan de tu trabajo, a la gente errónea, a tu propio 'yo crítico'.

88. Si sigues sintiendo presión al escribir tu primer borrador, no pienses que es un primer borrador. Piensa que es 'un borrador' a modo de ejercicio, y luego revísalo. Ese será tu primer borrador.

89. Todo lo que quiero decir hoy es: La visión romántica del 'artista brillante, adicto y torturado' es, simplemente, una mentira.

90. Por una semana, contabiliza cuánta televisión ves. La semana siguiente emplea un tercio de ese tiempo en crear algo.

91. ¿Los escritores profesionales suelen sentir que están continuamente dándose cabezazos de pared en pared y que todo lo que escriben es 'inútil'? Por supuesto, pero lo hacemos mientras sentados en nuestro escritorio.

92. Si quieres un modelo de personaje que sea como tu primo, tía, tío, amigo... Hazlo. Ya lo disfrazarás luego, hazles reales para empezar.

93. ¿Y si soy un buen escritor pero detesto lidiar con políticas y burocracias varias? ¿Y si soy un gran nadador pero simplemente no quiero lidiar con el tema del 'agua'?

94. Me estuve torturando a mí mismo por haber pasado el Sábado leyendo todo el día y viendo películas, en vez de escribir. Pero luego recordé: El input es tan importante como el output.

95. No hay una sola actividad creativa que haya probado y no haya recibido reticencia y rechazo de primeras. El truco es ignorar todo eso.

96. El tiempo que te reservas para sentarte y crear es una de las pocas cosas que puedes controlar. Por suerte, este es también el factor más importante para ejecutar y acabar las cosas.

97. Te prometo esto: Si escribes todos los días, en un año, serás mucho mejor escritor de lo que eres ahora.

98. El guión no es una competición, pero alguien ahí fuera no se siente intimidado por las probabilidades, escribir todos los días, y soñar en llegar alto. ¿Puedes ser tú?

99. ¿Debería hacer una escaleta o no? ¿Qué género? (...) La única pregunta que te debes hacer es: ¿Qué puedo hacer hoy para conseguir llegar a ese estado mental para crear?

100. Di la verdad. ¿El talento importa? Por supuesto, pero tengo buenas noticias para ti: El talento va retirando sus velos a lo largo de los años.

BONUS EXTRA
101. Paseando por una librería me di cuenta que todos y cada uno de los autores en las cubiertas tuvieron que la siguiente revelación y tomaron una decisión personal que cambiaría su estilo de vida: Eran escritores. ¿Estás listo para ello?


Muchas gracias por leerme. Podréis deleitar vuestras mentes con las partes 1234, 6 y 7  pinchando en los links. Todos los 'Shares' son profundamente apreciados y bienvenidos, sobre todo en Pinterest y Facebook.

¡Muchas gracias!

Fuentes: Six Second Screenwriting Lenssons en Vine 
(por Brian Koppelman) y https://briankoppelman.com
http://comfortpit.com/



202 CONSEJOS PARA GUIONISTAS POR BRIAN KOPPELMAN (PARTE 4)

No hay consejos que valgan, a pesar de que todo deseo de buena ventura, ayuda, pauta es un bien apreciado y codiciado en el 'Mundo del Contador de Historias', independientemente del campo al que uno se dedique. Por eso aquí os expongo 20 consejos más de Mr. Koppelman. Espero que os inspiren y que induzcan vuestra motivación y la creatividad. ¿Empezamos?



61. Si te sientes ofendido por la reacción de alguien respecto a tu obra, conviértelo en tu combustible, al igual que todo escritor en la historia de la humanidad.

62. Pero... ¿Y si me siento hoy y no tengo absolutamente nada que escribir? Bien, piensa en la última discusión que hayas tenido con alguien y escribe esa escena.

63. Es más fácil lidiar con asuntos si eres capaz de anticiparlos. Así que debes asumir que en algún lugar, hacia la mitad de tu guión más o menos, vas a llegar a un punto en que, realmente, pensarás que es inútil continuar y, ante esta situación, vas a tener que luchar más que nunca.

64. A veces estás atascado porque no sabes qué es lo próximo que se supone que ha de suceder en tu historia. Este es mi truco: Haz este ejercicio, piensa en qué podrían hacer, hipotéticamente hablando, tus personajes tras esa escena y escríbelo aparte.

65. Nadie elige convertirse en escritor, o cualquier otra disciplina artística porque es fácil. Lo haces porque tienes que hacerlo.

66. ¿Crees que escribir es una profesión solitaria? Sí, pero vale la pena por esos momentos en que el sujeto trasciende el espacio tiempo, cuando las horas desaparecen y te sientes conectado al 'TODO'.

67. Entonces, ¿qué es más importante?, ¿la inspiración o la disciplina? Honestamente, necesitarás usar las dos al 100%.

68. La primera vez que obtuve una muy mala crítica por mi trabajo casi me hizo dejarlo todo. Después me di cuenta de que si volvía rápidamente a crear de nuevo, podría sobrevivirla.

69. Si vas a convertirte en un artista, cualquier tipo, tienes que saber ver que es prácticamente imposible obtener éxito y, después, ponerte a trabajar como si supieras, en tu interior, que lo vas a alcanzar.

70. En mi opinión, las 'entregas' y fechas límite fijadas e impuestas por uno mismo son increíblemente útiles porque te impulsan a que sigas adelante. Ahora, asegúrate de que son realistas (o todo se va al garete).

71. No compartas tu borrador con nadie hasta que no puedas pensar en más maneras de arreglarlo, mejorarlo e implementarlo por ti mismo primero.

72. Piensa en el gozo que tu/tus artistas favoritos provocan en tu ser. Ahora imagina como sería si tu trabajo pudiese hacer lo mismo por lo menos por una sola persona... Y manos a la obra, a ejecutarlo.

73. Pero... ¿Cómo sé si no estoy realmente perdiendo mi tiempo con un proyecto? ¿Cómo puedo saber si lo que estoy haciendo es mínimamente bueno? Nadie lo sabe, hazlo igualmente, sigue con ello.

74. Los artistas profesionales no esperan crear piezas de calidad de museo sin hacer borradores de su nuevo proyecto. Lo que quiero decir es que lo único que quieren es ser capaces de rellenar y 'vomitar' eso que tienen dentro en el lienzo.

75. ¿Es posible que no vendas esa novela en que estás trabajando, o ese guión, esa pintura en que estás trabajando?  Sí, oh yeah! ¿No es emocionante que lo estás haciendo igualmente?

76. Tu imaginación es más poderosa que cualquier crítico, agente, o directivo de este mundo.

77. Los mejores jugadores de la NBA no lanzan el balón de la misma manera, todos ellos tienen su estilo y su técnica... Simplemente asegúrate de que metes la bola en el aro por favor.

78. ¿Qué hacer todos los días contigo mismo en tu espacio de trabajo?... Yo escribo mi diario, medito, me pego largos paseos.

79. Si la regla número uno es 'escribe todos los días', la regla número dos es 'toma retos creativos'. Hasta si fallas con estos, siempre te harás más fuerte.

80. La próxima vez que alguien se ría de tus sueño, recuérdales que Paul Haggis escribió Crash y fue rechazado una y otra vez durante cinco años (al igual que miles guionistas de cine y TV en Hollywood vaya).


Muchas gracias por leerme en estos calurosos días de verano. Podréis leer las partes anteriores (1, 23), así como las partes 5, 6 y 7pinchando en los links correspondientes. Como siempre, los 'Shares' apreciados y bienvenidos, sobre todo en Pinterest y Facebook.

Por otro lado, me disculpo por no haber publicado nada estas dos últimas semanas, lo cierto es que mi calendario está repleto y no he encontrado tiempo, pero os prometo dos posts extra durante las próximas dos semanas.

¡Muchas gracias!

Fuentes: Six Second Screenwriting Lenssons en Vine 
(por Brian Koppelman) y https://briankoppelman.com
http://comfortpit.com/







202 CONSEJOS PARA GUIONISTAS POR BRIAN KOPPELMAN (PARTE 3)

Sé que me he centrado más en las lecciones de Koppelman últimamente, pero veo que a los lectores les gusta y quieren saber más, por ello, aquí lanzo, por tercera semana consecutiva, otros 20 consejos de este animal del storytelling. ¡Que los disfrutéis!





41. No conozco a ningún escritor profesional que te diga 'ha sido fácil', vale la pena recordar esto. Es difícil para todos y cada uno de nosotros.

42. Los mejores escritores que conozco se dejan llevar por su curiosidad, y la persiguen hasta que encuentran esa historia que quieren contar.

43. La resistencia es la mejor amiga del escritor. Entrena como un corredor de maratones (o como un boxeador diría yo), llega a hacer un poquito más cada día, tiene que doler (y te vas a meter unas cuantas leches).

44. El fracaso es una parte inmensa en el interior del escritor, en su vida, por ello, deberás redefinir el término, de manera que esas páginas diarias sean tu éxito.

45. Los mejores momentos en mis sesiones de escritura son aquellos que vagamente recuerdo. Es como si hubiesen sido un sueño, pero la única forma de ganar es 'moler' todos los días.

46. Entonces, ¿cuál es el truco para encontrar un agente que me abra camino? - ¿El truco? No dejar que eso te distraiga.

47. Si estás intentando decidir qué escribir y una de esas ideas te asusta porque no sabes qué pensará la gente... Sin duda alguna, escribe esa misma idea.

48. El perfeccionismo puede ser una facultad más que necesaria en la última fase de escritura, pero en los comienzos (primeros borradores y gestación), es un 'cortarrollos', mata ese momentum tan necesario en la creación.

49. Cuando homenajeamos a esos 'risk-takers' que eligen las opciones más arriesgadas, nos referimos a esos que suben montañas y se tiran en coche por un barranco, pero nos olvidamos de los creativos, estos no distan demasiado y tienen el mismo coraje.

50. Consejo para aquellos que están estancados: Para ya de mirar la pantalla del ordenador, apágalo y ponte a escribir en papel o, si lo prefieres, haz grabaciones de voz. En serio, esto es imprescindible.

51. La mayoría de la gente pasa la mayor parte de sus días sintiéndose comprometidos con lo que les rodea. Así que piensa en tu 'escritura' como si fuese un compromiso más de ese día.

52. Cuando digo que escribas sobre eso que te apasiona, es simplemente, porque es más fácil ir a la oficina cuando ese trabajo al que dedicas tantas horas de tu tiempo, realmente, te fascina.

53. No te tiene que gustar eso que escribes todos los días, simplemente tienes que hacer acto de presencia enfrente de tu ordenador (o tu portátil) y escribir. TODOS LOS DÍAS.

54. Cuando te lanzas a un proyecto creativo personal, descubres que los que te rodean se muestran especialmente críticos, recuerda: El problema es suyo, no tuyo.

55. Si únicamente tienes una hora al día para escribir, míralo desde una perspectiva positiva. Al menos tienes una hora, de hecho, esto hará que te concentres mucho más en lo que haces esa hora y dará mayor fruto.

56. ¿Tengo que mudarme a L.A. para ser, formalmente, un guionista profesional? ¿Tengo que ser alto para jugar al baloncesto? Pues no pero mejor ponte a trabajar como un perro para dejar al resto atrás.

57. Cuando digo que no soy presa del perfeccionismo, no quiero decir que hay que bajar los listones de calidad. Quiero decir que no se usen listones como excusa perfecta para no escribir (o no acabar y seguir mareando el trabajo ya hecho sin motivo alguno).

58. Esto, lo subrayes o no, se trata de si te sientes a gusto con ese nivel de incertidumbre, lo cual responderá esa pregunta de oro: Si esta carrera es realmente para ti o no.

59. Recuerda esto, y tatúatelo en el pecho, cerca del corazón: Hay dos borradores, el primero que te escribes para ti, y el segundo que es el que preparas para los demás.

60. Muchos de nosotros tenemos el 'defecto del jugador', ese que se basa en el extremo entusiasmo sobre algo que y vamos a por todo, pero que, al final, todo se deshincha o ese acto nos lleva a la perdición, interponiéndose así en nuestro trabajo. Encuéntralo y enciérralo en un cajón.

Muchas gracias estar ahí una semana más. Para los nuevos, os invito a que leáis las partes 1245, 6 y 7  de 202 Consejos de Brian Koppelman. 'Shares' apreciados y bienvenidos.

¡La cuarta entrega llegará bien prontito! Paciencia, que tal y como lo he planificado son muchos posts y no puedo hablar de Mr. Koppelman todo el santo rato :-P

¡Muchas gracias!
Fuentes: Six Second Screenwriting Lenssons en Vine 
(por Brian Koppelman) y https://briankoppelman.com
http://comfortpit.com/

202 CONSEJOS PARA GUIONISTAS POR BRIAN KOPPELMAN (PARTE 2)

Seguimos con el listado de consejos de Brian, esta vez hace especial hincapié la protección de tu idea y de tu tiempo de escritura. ¿Os atrevéis a leer más?


Siguientes 20 consejos de Brian Koppelman: 

21. No te puedo enseñar a escribir buen diálogo o a construir un personaje. Ningún experto puede. Has de amar la escritura hasta tal punto que estés dispuesto a descubrirlo por ti mismo.

22. Toma nota: Sea cual sea tu película favorita, el creador de esta se sintió profundamente perdido en algún punto del proceso.

23. Si no puedes progresar más en tu guión hoy, escribe un ensayo, un ejercicio, desecha tu historia cuantos días quieras pero genera páginas todos los días.

24. Cuantos más beats y reglas estés aplicando y tratando de recordar, peor será tu situación para crear una fluidez de trabajo en ese proyecto específico. Simplemente escribe...

25. Siempre que escribas hazlo para y por ti mismo, pero no seas demasiado pretencioso o indulgente, ten una imagen de una audiencia más o menos determinada en tu cerebro y escribe por ellos también.

26. Intenta escribir tu primer borrador a toda pastilla para que las dudas no te devoren, no dejes que se anclen en ti.

27. Una apreciación personal: He notado que los escritores primerizos escriben personajes más estúpidos de lo que son en su gestación, los pros escriben a personajes que parecen más listos de lo que son.

28. El aspecto 'realista' representado por algo llamado amistad y que informa al escritor sobre las verdaderas posibilidades de éxito, sobre la improbabilidad de conseguir tener ese guión relatado en imágenes. Apaga ese interruptor, olvídate, no necesitas eso.

29. No te pongas tanta presión al la hora de retratar personajes 'que gusten', 'vendibles', como lo quieras llamar. Deja que el desarrollo de la escritura haga su papel y limítate a escribir personajes fascinantes y que nos importen.

30. Ya sabes como contar tu historia. Piensa una que funcionó, que te hizo comprar una entrada o llevar una cita, e intenta deducir los porqués

31. No hay ejecutivo en Hollywood que sepa qué audiencias querrán ver qué el año que viene. Así que escribe eso que te gustaría ver a ti.

32. Los escritores buscan razones para no escribir, así que haz una lista con todas las razones que te inventas o que 'realmente crees que tienen peso'. Vale muy bien, ahora coloca esa lista al lado del ordenador. Estará ahí todos los días.

33. Si te encantan los blockbusters o películas palomiteras, deberías tratar de escribirlas; pero si amas o te sientes más identificado con películas modestas o independientes, escríbelas. (Escribe lo que quieras ver aunque te hayan enseñado lo contrario vaya.)

34. Hey, ¿no es cierto que estás llenando de expectativas irreales las mentes de esas audiencias? Eso espero. Por eso el escritor ha de tener siempre expectativas irreales.

35. Proteje tu 'tiempo de escritura', haz rituales cada vez que te pongas. Puedes ir a dar un largo paseo antes de sentarte, luego preparar 'el café', 'tu café', quemar un incienso que te guste, hay gente que utiliza gongs o campanas y se sienta en su silla favorita. Creatividad, lo que te hace ser tú, a modo de: ahora, tras hacer 'esto', me siento y, sistemáticamente, tengo mi momento de escritura.

36. Escribir un primer borrador es una de las cosas más sensibles que se pueden hacer. No te sabotees a ti mismo hablando de ello con amistades o gente que no comparte tus sueños o con la actitud errónea.

37. Fui un escritor bloqueado hasta que cumplí los 30 años, así que sé lo doloroso que es, también sé lo necesario que es el hecho de pasar por ello y luchar contra ello.

38. Hay días que, simplemente, no te sientes creativo. Está bien, no pasa nada, escribe igualmente sobre otra cosa o algo, por lo menos estarás construyendo ese 'momentum', armándote para cuando la marea suba.

39. Si eres capaz de conseguir acabar un guión,de seguir hasta el final, ya has llegado a alcanzar lo que el 99% de la gente con ideas para películas no hace. Así que date palmaditas en las espalda (eso lo digo yo).

40. En mi opinión, nada funciona mejor para meterte en ese 'momentum' interior, en ese estado mental creativo, que escuchar tus piezas de música favoritas. Realmente funciona y es lo más rápido y eficaz, aunque claro, esto es subjetivo.


Muchas gracias por leer la segunda parte de los 202 Consejos de Brian Koppelman. ¡Si queréis podéis leer la primera entregaY por supuesto las posteriores partes 3456 y 7. Please Share.

¡Hasta la semana que viene!

Fuentes: Six Second Screenwriting Lenssons en Vine 
(por Brian Koppelman) y https://briankoppelman.com
http://comfortpit.com/


202 CONSEJOS PARA GUIONISTAS POR BRIAN KOPPELMAN (PARTE 1)

Brian Koppelman es uno de los guionistas y productores de desarrollo más admirados de Hollywood con historias como 'El Ilusionista' y autor de guiones como 'Oceans Thirteen', 'Rounders', nos ilustra con 202 consejos que todo escritor de imágenes o guionista profesional ha de seguir.


A pesar de que puede que te disguste su estilo o el tipo de proyectos de los que ha formado parte, Koppelman es un guionista serio, exitoso, de profesión, de corazón, y hace que sus ideas se conviertan en escenas y que estas escenas formen actos; y que dichos actos conformen películas enteras. Una referencia, un consuelo, un hombre al que escuchar y admirar que no se beneficia económicamente de ello, lo cual, suma puntos también.
Los consejos están sacados de su 'Six Second Writing Lessons' publicados en Vine.

¡COMENZAMOS!


1. Todos los libros de guión son 'caca de toro' (literalmente... Paparruchas, vamos). Ponte a ver películas y lee guiones, deja que se conviertan en tu guía.

2. El consejo 'escribe sobre lo que sabes' funciona, pero es bastante limitado. Escribe sobre lo que te fascina, sobre eso en lo que no puedes dejar de pensar.

3. Los que se hacen llamar 'gurúes del guión' son simplemente farsantes, fíjate bien qué guiones han escrito exactamente y no les escuches si no sabes nada de sus 'películas'.

4. Cuando ví lo que se me venía encima, en un momento de flaqueza y confusión, conseguí encontrar el valor para decirle a mi padre que quería ser escritor. Él me miró fijamente a los ojos y, tras una pausa, dijo: "¿Quieres escribir? Pues escribe." El mejor consejo que me han dado en mi vida.

5. Calcula menos, no intentes jugar con 'La Industria', con el mercado y 'lo que se lleva'. Simplemente escribe sobre lo que tú quieras escribir... Y ten listas litronas de café.

6. De todas las normas que se suelen escribir sobre el oficio del escritor, hay una que es únicamente cierta: Escribe todos los días.

7. Hay una gran industria de embaucadores que dicen que la escritura de guión se aprende en ciertos cursos y clases. Ni se te ocurra creerles.

8. El momento en que tu guión deja de estar en tus manos se convierte en una mercancía, así que mientras lo tengas en tu posesión trátalo como una obra de arte.

9. En vez de leer libros sobre escritura de guión, lee sobre tú tema, el campo sobre el que tienes que investigar, ese que te motiva y fascina, que despierta interés en tu ser.

10. Con 'los gurúes' de guión todo va sobre los 'cómos', ¿cómo escribo esto? Pero con escritores, todo debe versar sobre los porqués. ¿Por qué necesito escribir sobre esto ahora mismo?

11. No necesitas el permiso de ningún experto para escribir tu historia, a tu manera. (Repítelo a ti mismo).

12. Todo escritor debería leer 'De qué hablo cuando hablo de correr' de Murakami Haruki. Un gran libro sobre forma física, pero es un mejor libro sobre la profesión y la disciplina del escritor.

13. Olvídate de agentes, concursos, editores, concéntrate en lo que sí puedes controlar: palabras, páginas y lo que hay tras estas.

14. El primer guión que escribí con mi compañero fue rechazado agencia tras agencia y calificado de 'invendible'
Ese guión fue 'Rounders'.

15. Los hermanos Coen, Charlie Caufman, etc. etc. nunca intentaban adivinar 'lo que Hollywood quería producir', siempre escribieron plasmando sus obsesiones, y así lo debes hacer tú también.

16. Permíteme que utilice menos palabras que esos libros tan cotizados para explicarte de qué va esto de la estructura en cinco actos: Principio, medio y final. Así que para de preocuparte y comienza por escribir. ¡YA!

17. Cuando necesito un chute de inspiración me pongo a ver películas como 'Amelie' o 'Y tu mama también', películas que se saltaron los patrones y muchas reglas pero que, a pesar de ello, engatusaron mi corazón.

18. La inseguridad y la expresión personal van de la mano. Bájale el volúmen a esas dudas durante dos horas al día... Verás como tus guiones acabarán escritos y cumplirás tus metas.

19. Mira, no pretendo subestimar la 'forma' y la 'estructura'. Importan, y mucho, pero es mucho más importante establecer ese vínculo emocional con el lector, eso es lo que te hará destacar sobre el resto.

20. Cuando estoy atascado en un primer borrador, me recuerdo a mí mismo: 'Nadie llegará a ver esto hasta que yo diga que pueden'; lo cual me da la fortaleza final para acabarlo.


Esta es la primera entrega de los 202 consejos para guionistas por Brian Koppelman. 
Si os ha gustado todo like y share es bienvenido.  
Muchas gracias, ¡la semana que viene MÁS!
Si te ha gustado, también podrás disfrutar de las partes 2345, 6 y 7 haciendo click en los links correspondientes.

Fuentes: Six Second Screenwriting Lenssons en Vine 
(por Brian Koppelman) y https://briankoppelman.com
http://comfortpit.com/

LA PROPORCIÓN ÁUREA: DESARROLLANDO PERSONAJES PARA TU SERIE

Desarrollar una serie es algo complicado ya de por sí, pero lo más difícil suele ser el crear los arcos de personajes. Tal vez tengamos que observar en eso que nos rodea, lo que realmente funciona y se mueve a nuestro alrededor, lo bello, y aprender de ello antes de sentarnos a escribir.

El escritor ha de tejer interminables telas de araña... Ánimo con ello. 

Simplemente, no es tan sencillo escribir una serie. Hay muchísimos aspectos a tener en cuenta y queremos contar con una longitud adecuada que muestre esos universos al receptor, esos conflictos en nuestras cabezas y nuestros PERSONAJES. Lo mejor es que no sabemos tanto de este misterio nuestro, el humano, el misterio del desarrollo, aparte de lo típico: Nacer, vivir, morir; planificar, hacer, terminar... Todo lo dividimos en triadas en nuestra cabeza y eso, a veces, no funciona. ¿Por qué? No lo sabemos, pero no se asemeja por completo a la realidad, es un reduccionismo brutal que se deja muchos detalles por el camino.

Verdaderamente, el 'plasmar fielmente transformaciones de personajes' es lo más complicado, de hecho, normalmente nos pasamos de complicaciones y llegamos a dimensiones que llegan a ser hasta irracionales; o todo lo contrario, ciertos personajes de nuestro proyecto (o todos) se mantienen en una meseta inalterable. En otras ocasiones ocurre algo mucho peor: Las transformaciones del protagonista y sus 'secuaces' se desarrollan demasiado rápido, pues la prevalencia está en el plot o no hemos plasmado bien los puntos o pasos que les han llevado a ese cambio... Ahora, ahora llegaremos al punto de la proporción áurea, no os preocupéis, que todo tiene su propósito.

Pues no es que todo tenga que cambiar, ciertamente podemos aguantar a personajes como Dr. House (M.D), Sherlock, los traumatizados agentes de CSI (y similares), Friends, Castle (...) por un cierto tiempo, hasta puede que disfrutemos de ellos. De hecho esto es muy aceptable, pues tienen un fin si la historia es puramente 'procedural' o 'serial de procesos' de investigación. ¿Por qué? Pues, porque lo que nos importa es el conflicto de la semana, el puzzle y cómo reaccionan los personajes de ese universo (del que somos ajenos) para resolverlo. Nos importa quién es el malo del día y cómo lo saben, si le cogerán, o si rescatarán a alguien, junto a UNA POTENCIAL RELACIÓN AMOROSA (o amor odio entre compañeros de trabajo). Si lo pensáis, siempre es así, un 2+2 y nos dejan con miel en los labios, una fórmula que no suele implicar necesariamente ningún cambio, de hecho, el desarrollo de personajes suele pasar a un segundo plano. Pues no, ¡hay que marcar arcos de transformación en personajes!

De otra forma, el espectador simplemente se sienta en su sofá y 'visita' a su viejo amigo o ídolo, aquél que tiene una forma de hablar que le gusta, que toma el mismo tipo de decisiones normalmente, ese amigo de toda la vida que nunca cambia.  Nada malo en ello, hacer un personaje que NO CAMBIE Y QUE ENAMORE A ALGUIEN tiene su dificultad y es admirable, ya me gustaría a mí tener más citas.

En definitiva: Se busca un remanente, los mismos personajes; y algo que cambia, que son las circunstancias.


Con esto no quiero decir que los procedurals pequen de simplistas por tener la misma estructura y patrones en las acciones una y otra vez, hay magníficos procedurals que no se basan únicamente en el patrón y 'el caso del día' 24/7 y que llegan a ser 'una obra sin igual y memorable', por ejemplo Dr. Who, Mad Men, A Dos Metros Bajo Tierra o Newsroom (y no siguen el formato a 'pies juntillas', por eso funcionan, pero hay pocas excepciones más). No obstante, siempre recomiendo que, si se desarrolla un procedural, se idee en sus orígenes como un híbrido, y se haga mayor incapié en los pasados y las relaciones entre personajes para que no se haga 'repetitivo', además de incorporar otros elementos para ofrecer  mayor profundidad al asunto.

Así, hago especial incapié en este tipo de series porque son las más producidas, las que utilizan la misma fórmula todo el rato (mirar el link) y, bien ejecutadas con el capital y equipo necesario, se pueden fabricar como churros... Pero por eso mismo es arriesgado escribirlas, pues, como he dicho, mucha gente lo hace y los capítulos suelen volverse ciclos redondos en que siempre, esencialmente, ocurre lo mismo una y otra vez, especialmente tras las primeras dos temporadas.

Sí, hay que huir de este error que es bastante común. Ese realizado por equipos de escritores asalariados y rotatorios para no caer en las redes de la rutina. La misión: Hacer que estas historias desequilibradas por argumentos acusados vayan en un crescendo desorbitado, hasta llegar a complicarse tanto que suelen pasar barreras insospechadas en que ya no hay suspensión de credibilidad alguna. ¿No me crees? Te diré dos palabras: Expediente X (una de mis series favoritas, porque soy muy frikie y la tengo cariño, y eso que aquí los personajes cambian 'algo', ha durado tanto que mi cerebro no lo concibe, sera la 'religión X-Files' esa).

Este tipo de 'procedural serials con peso en la acción' no suele funcionar más allá de un par de temporadas (excepcionando CSI, hay mucho loco infeliz por ahí suelto). En general, al final, todo se vuelve común, trivial, predecible, a no ser que te apasione el tema que tratan, o que los actores, el puzzle o la voz del show 'drogue al espectador'. En ese caso, desde luego, tienes en tus manos un money-maker... Pero no suele funcionar y, si lo hace, no por mucho tiempo y espero que tengas suerte.

Por otra parte tenemos el segundo error, aquel en que podemos tener a personajes que cambian tanto y tan pronto o tantas veces a raíz de esos conflictos a los que se enfrentan, que no entendemos bien lo que ocurre, pues los cambios son procesos, no algo que vaya ocurriendo constantemente de forma bipolar, como reacciones químicas de partículas expuestas a diferentes elementos o situaciones. Esto también suele pasar en los procedurals, aunque ya es más común en seriales continuos, largos viajes, miniseries y dramáticos, en que equipos de guionistas piensan qué más hacer para que la serie siga a flote, Mejor solución: Construye una montaña rusa.

La última, la que más detesto, otro de los errores más comunes, cuando un personaje escoge la llamada a la aventura y cambia, radicalmente, en un capítulo o reacciona de una forma que no concuerda con la presentación del mismo, por lo menos de una manera tan breve. Además, normalmente estos cambios son iniciales, luego he podido observar que se suele establecer un largo estancamiento preparado para otro abrupto cambio al final.

Tal vez en este caso está funcionando gracias a las amorosas escenas de cama, esas de las que amas de casa y otras mujeres con el corazón roto o lleno de sueños no pueden despegar la vista. Ciertamente, los capítulos se ven más de una vez.
A esto lo llamo yo 'hacer historias con calzador', forzar al personaje a hacer o decir algo que dé un giro decisivo y muestre un desarrollo abrupto como consecuencia. Ejemplos que suelo enumerar a curiosos: Outlander, Daredevil, Sleepy Hollow, Orphan Black, Juego de Tronos (bastantes personajes, no sé en los libros), algunas temporadas de Breaking Bad (aunque lo 'aceptamos' por el desarrollo de Walter en las dos primeras temporadas, Jessie es otro caso aparte), etc. (...) He de comentar que, en muchos casos, no lo observamos en el desarrollo de toda la serie, es bastante común que esto comience a pasar tras la segunda o tercera temporada.

Como consecuencia, nos encontramos con que hay innumerables ocasiones en que 'el efecto calzador' ocurre con personajes de peso en la serie, aunque algunas se salvan y llegan a pegar fuerte en el mercado por su concepto, el universo creado, los ganchos y el contraste dramático; pero seamos realistas, estarían mucho más 'logrados' si no tuviesen esos momentos de cambios abruptos que nos hacen mirar al cielo y preguntarnos por qué leches los estamos viendo, o por qué no mejor saltarnos todas las temporadas e irnos ya a la última directamente.

¿Sigues ahí? No te podía exponer mi hipótesis así en frío y lo bueno se hace esperar. Pues bien, no sé tú, pero yo quiero llegar a realizar algún día algo como Mad Men, quiero escribir largos formatos bien construidos que, no solo hagan soñar, sino que también inspiren realidad a la gente y que 'respiren' por si mismos. Y por todos esos motivos que me irritan (y más), quiero exponer mi truco, mi técnica que trato de poner en práctica día día a la hora de desarrollar historias o hacer ejercicios de escritura. Y dice así:

"Esto va de ritmos y de exposición al elaborar historias, las cuales son, 

realmente, procesos orgánicos, como la vida misma. 

Hay que buscar la belleza y la coherencia a la hora 

de plasmar esa realidad. Mi regla de oro es: 

'La Proporción Áurea para la Escritura'."



El universo funciona así, la naturaleza funciona así, las fisionomía de todo ser viviente se agrupa así, los campos magnéticos y las sinapsis de nuestro cerebro mandan 'transmisiones' que circulan... ASÍ. Entonces, no entiendo por qué negarlo, por qué nadie reconoce que en las buenas historias SÍ PASA ESTO. Que hay una forma más objetiva de medir la realidad. Tal vez eso sea lo que impulsa a que algo siga hacia delante, ¿no creéis?

¿Cómo aplicar la 'ley áurea' a la escritura? Por supuesto, la hipótesis implica el entonado instinto del creador. Yo me lo imagino como un comienzo desde el punto central, en que el personaje más principal (por así decirlo, ya que en series actuales suele haber muchos más y a veces hay confusión); está en el centro y el resto de líneas rectas que emanan del punto primario son el resto de personajes.

Hasta ahí bien, ahora hay que relacionar a estos individuos entre si, por lo que elegiremos patrones y líneas que unan en diferentes puntos a los personajes. Las líneas serán la acción y determinarán la forma final de la espiral, que siempre debería ser la misma, esa que lleva el número de oro grabado en sus genes.


Esta espiral imaginaria resultante será el desarrollo de la totalidad de la serie, la esencia de la historia y temas, de los personajes con todos sus cambios. En mi visión, toda esencia armónica está ligada a esa espiral áurea en todo lo que nos rodea, así que, ¿por qué no en la narrativa también? ¿Por qué tenemos que pensar siempre en triadas que son tan sólo términos arbitrarios, ya por el mero hecho de darles nombre y valor para encajarlo en un proceso unidireccional? ¿Por qué nos conformamos con reduccionismos de la realidad?

A pesar de sonar muy metafísico, hay que materializar esto en algo físico (valga la redundancia); y lo cierto es que no hay que escribir todo o hacer esquemas con la sección áurea (aunque es recomendable), tan sólo has de tener este esquema en la cabeza a la hora de escribir las bios, los cambios en relaciones y el escaletado de la historia. Pensar si esta línea es coherente con el patrón de la belleza, al que tenemos de referencia. ¿Qué líneas sigue tu historia?, ¿a qué te suena?, ¿a qué alude? Adoro las preguntas...

Hay que encontrar esa armonía entre partes que se dividen en otras exactamente simétricas y la suma de las dos hacen otra, que por la misma regla de tres harán otra mayor con la misma proporción, y así sucesivamente. Llegar a ese lugar en el que tanto el pasado, como el presente y el futuro, están a la misma altura, en que se pueden visualizar todos al mismo tiempo y son coherentes entre sí.

Esto no es un truco, o un método cerrado, o de crear todas las series por el mismo patrón 2+2. De hecho, no sigáis patrones para crear series, si caéis ahí, que sea accidentalmente, que no sea porque queréis desarrollar una serie con el formato de X. Una vez más, lo podéis hacer, pero seguro que no llama tanto la atención y carece de ese alma que conduce cada historia, que es única.

Cuando menciono la percepción áurea en la escritura, me refiero a algo intuitivo, a una marca de agua en nuestra mente que nos hará notar si nos pasamos de cambios en el tiempo estimado cuando estemos creando.


Es un sentido arácnido que nos hablará si estamos acabando con un círculo cerrado donde no hay salida u otro lugar al que ir y, como consecuencia, pasaremos abruptamente a otro tema diferente olvidando los pasos de nuestros protagonistas; o si terminaremos con formas asimétricas. Yo opto por una preciosa concha de caracol que puede continuar y continuar, sin siquiera mostrar un final, porque no sabemos si lo hay...

Cierto es que todo tiene un principio, medio y final que se traduce a otro principio, mas eso se aplica al hablar en términos generales sobre algo. En realidad, cuando trabajamos de lo general a lo particular y lo traducimos en detalles, cuando nos sumergimos y sabemos más sobre algo, no siempre encajan las triadas lineales no abarcan todo lo que que queremos contar o cómo queremos contarlo.

Por esto he decidido escribir sobre mi idea de creación, por expresar la importancia de las proporciones áureas, pues la vida es un proceso y hay que intentar ser 'fiel a los mecanismos de cómo funcionan las cosas'. Los cambios son un proceso exponencial, son las curvas que van formando el todo, y cuando se ha cambiado el objetivo, este cambia porque se ha de pasar a otra fase, o comienza el ciclo de la misma fase otra vez (depende de lo que se quiera contar); y así sucesivamente.

Debemos intentar plasmar esta ley de oro en el desarrollo de nuestros personajes que van de la mano de la acción en la serie, para que así esta respire, para que se convierta en un retrato, en una obra de arte de la naturaleza humana.


Puedes hacerme caso, o pensar que esto son paparruchas baratas. Pero pruébalo, lo que sí es cierto es que no te equivocarás si buscas las proporciones áureas en todo proceso creativo y no tienes nada que perder por intentarlo. Mi consejo para tu serie es pensar en un principio, únicamente, y de ahí comenzar a tejer la tela de araña, lanzándote, con cabeza, a la incertidumbre más aterradora.


Espero que os haya interesado el artículo. ¡Feliz semana a todos!



**Esta hipótesis de la Escritura Áurea es una idea 
en la que llevo trabajando ya un tiempo y continúo en ello. 
Te rogaría que si la utilizaras en las aulas, por lo menos, dieses mi nombre.
Muchas gracias.

 
Copyright © 2015. CINEASTA DIGITAL - All Rights Reserved
By Cineasta Digital