CINEASTA DIGITAL: Four Horsemen | Cineasta Digital

CINCO CLAVES PARA RODAR UN DOCUMENTAL (PARTE I)

Muchos, ajenos al arte de narrar historias visualmente, quieren iniciarse en el mundo de los documentales, bien sea por una causa justa, por ofrecer otro tipo de contenidos corporativos, o por el simple amor al arte y aprender cosas nuevas mientras lanzan sus mensajes a la nube (TV, internet, ya poco importa).


Sea cual sea tu caso, hoy voy a dar una serie de pautas para que puedas desarrollar tus propios docus. Hoy nos vamos a centrar en el asunto principal y detonante de todo esto: ¿Por dónde empiezo? ¿Preparados?

1. ELIGE UN TEMA QUE TE INTERESE PROFUNDAMENTE

Hay innumerables profesionales del medio que tratan de buscar esa idea que va a romper moldes, ese conflicto del que no se habla y que, a su vez, es de interés general y nos hará ricos, o mejor dicho, que provoque que nuestro nombre resuene en algún lado. ERROR.

Bien es cierto que hay que encontrar una idea que sea vendible, que trate tabúes, que rompa barreras y ofrezca suficiente conflicto, o que eleve nuestra empresa y sus funciones a unos niveles magníficos, pero lo principal, antes de empezar, es encontrar un tema que te interese primero y que esté relacionado con un tema que siempre te haya tocado el corazón.

¿Motivos? Varios que parecen obvios: Vas a tener que trabajar en ello prácticamente sólo la mayor parte del tiempo y, sobre todo: El que llevará a cabo la investigación serás tú. Por lo demás, en la presentación del guión y locuciones el proyecto siempre ha de transmitir compromiso y pasión, así que, por muy creativo y trabajador que seas, si el tema no está en tu ranking personal, el globo, eventualmente, se desinflará y, obviamente, el proyecto caerá en picado.


Ahora bien, ¿y si me interesan muchos temas? ¿Y siempre he leído de todo? Este caso suele ser el más frecuente, ya que los amantes del género en cuestión, normalmente tienden a querer hacerlos a su vez, además de cuadrar con un perfil más académico o periodístico en el que el yo curioso lleva la voz cantante. El curioso es curioso para todo o casi todo, ¿no es así?

Si este es tu caso, como sabrás, deberás canalizar y filtrar aquellos temas que siempre te han preocupado y que se identifican más profundamente con tu persona. El estar más informado sobre un tema específico no es motivo primordial para dicha elección, se podrá aprender posteriormente durante la fase de documentación, aunque la verdad es que en temas científicos, si eres ajeno al asunto, tendrás que contratar o meter en tu equipo a un experto.

A pesar de todo, ten en cuenta que casi todos los documentales más famosos suelen haber sido hechos por gente que ya conocía ese tema de antemano, es algo que suele ser un indicativo de que, realmente, ese asunto te ha importado siempre. El tema, la raíz, el comienzo del viaje del documentarista... No te preocupes por nada más, el tiempo irá dictando qué enfoque dar a tu documental.

2. LA HISTORIA: VALE, ¿AHORA QUÉ CUENTO?


Entonces ya tienes tu tema, incluso un acontecimiento que ha llamado tu atención (a veces la historia llega antes de lo que nos esperamos a nuestros oídos).

Nos centramos en qué contar. Ahora, imaginemos que quieres hacer un documental sobre los casos de corrupción y chanchullos en política. En primer lugar seleccionas mentalmente tu país (ya que sabes más de éste, si no es el caso y tienes acceso o lees más sobre política exterior, elige el país del que más información conoces).

En segundo lugar, quédate con las noticias que te hayan afectado más profundamente sobre ese tema (sí, aquí el tema de 'actualidad' cobra relevancia, los documentales no son otra cosa que la magnificación del género periodístico llegados a este punto). Bien, tu metonimia personal comienza en este momento, vas a tener que ir quitando accidentes y concretando, hasta llegar a esa historia en que te vas a centrar. 


Al final, deberías tener tres focos de atención como mucho, a veces son más, dependiendo del formato (ej: Four Horsemen)... Aún así, especialmente si es tu primer docu, en general, es recomendable coger un sólo caso y ahondar en este, ya que posteriormente te encontrarás con numerosas historias secundarias relacionadas con el hecho del que partirás. Recuerda que los documentales que han triunfado, normalmente, se decantan por la simplicidad, por un tema único y definido y una historia concreta, aunque luego ésta tenga ciertas ramificaciones.

El problema suele ser que queremos contar demasiado, dificultando así nuestro proceso de selección, por ello, normalmente, el producto final puede llegar a ser confuso, si es que se llega a terminar. Este sería un ejemplo de cómo filtrar y llegar a encontrar el enfoque, tus incógnitas y tu historia:

Partimos de 'casos de corrupción en política', en España. De ahí hay que elegir qué, dónde enfocar. Elegiríamos, por ejemplo, una comunidad con un conflicto concreto, o una persona de referencia, por ejemplo: 'Nos vamos a centrar en Bárcenas'. O mejor aún, otro ejemplo: Nos centramos en recortes de presupuestos en ciertos ayuntamientos para destinar esas cantidades a salarios y pagas extra de 'ciertas personas', cuando más de un millón de personas han perdido, consecuentemente, su pensión y viven en la más absoluta pobreza... Ese, ese tema sí me toca. En la televisión, en las noticias, dan detalles y opiniones sobre determinados casos pero NO MUESTRAN CONSECUENCIAS, AL DETALLE, EN LAS VIDAS DE LA GENTE, sólo dan datos, y eso a mí me llega al corazón... Hay gente mayor enferma (mental o físicamente) y desamparada gracias a estos sinvergüenzas, pueblos fantasmas desangrados por políticos hambrientos de riqueza y LO VOY MOSTRAR PARA INCULPAR A LOS CULPABLES Y ENCONTRAR Y PROPONER SOLUCIONES. En este caso ya hemos concretado bastante, ahora buscaríamos varios casos in situ, o tres historias de diferentes casos que toquen vertientes distintas, de víctimas que dan testimonios sobre lo que les ha denegado el gobierno, ¿por qué? o ¿que les han hecho pagar? ¿Qué han perdido?... Ya va tomando forma la cosa. Finalmente: Provocamos una encrucijada, vamos a hablar con altos cargos sin que sepan bien para qué es, o con cargos medios y bajos de la administración... Ellos son los que más tienen que contar, y recuerda que la omisión también es una respuesta válida. Pero esto ya va ligado al punto tres.

3. ELEMENTOS CLAVE: ACCIÓN E INCÓGNITA


Acción, ha de haberla, si no ¿qué vas a contar? ¿Puede ser sobre caballos tu documental? Sí, pero no lo verá nadie si no lo haces sobre, por ejemplo, las atrocidades que llegan a hacer con los caballos de carreras, o temas de manipulación genética y el científico que está intentando encontrar la manera de fabricar genéticamente 'el caballo más rápido del mundo'.

Siempre hay que buscar conflicto a la hora de plantear la historia, porque si no, no habrá historia y punto, simplemente acabarás con descripciones informativas, planos preciosos... Y poco más. Crea o busca conflicto, aunque te encante el tema y hagas un vídeo sobre las comunidades de vecinos ideales o cooperativas donde 'todo es ideal'. Si todo es ideal, como narrador cuestiona si todo es tan ideal o qué pros y contras hay, si no encuentras un sólo negro para contrastar es que, tal vez, ahí no hay historia.

La incógnita: Normalmente vas a tener cientos de ellas al empezar, por eso en la preproducción te centrarás en investigar lo que no está escrito en fuentes comunes a todos. Aún así, hay mucha gente, especialmente aquellos amantes de las bios, que dicen: Voy a hacer un documental de Mike Tyson y su llegada a la cima, o voy a hacer uno de este atleta paralítico sin brazos que pasa a ser campeón de lanzamiento de peso; Mira, quiero hacer un documental sobre Tutankamon (nada típico, vamos).

Este tipo de historias, a pesar de ser enigmáticas y ajenas a nuestra realidad cotidiana, no presentan nuevas incógnitas. Sí, seguimos desconociendo ciertos detalles del antigüo Egipto pero, se ha investigado tanto sobre ellos y se ha hablado tanto que, a no ser que se desentierre algo que aporte nuevas incógnitas y niegue todo lo dicho anteriormente sobre lo conocido NO TENDREMOS NADA, SÓLO UN VÍDEO DE UNA CLASE DE HISTORIA.


Ejemplo: 'Amy, Behind the Name', una película nominada a los Oscars. Sí, está nominada porque trata de un icono del Paseo de la Fama, pero ¿es esa una razón suficiente? No. Este documental se recrea en la vida de la cantante que murió de sobredosis. Los que lo han hecho probablemente tenían dos opciones, una pensar que era una 'prima donna' de Hollywood que se metía de todo y la palmó mientras estaba de juerga (algo corriente y moliente que fue la pura realidad del asunto); y simplemente sacar sus mejores conciertos, 'missing tapes' para homenajearla... U optar por la segunda opción: El explotar si había gente que le hacía la vida imposible, su niñez, talento y traumas, causas de su muerte y otras hipótesis e incluso, plantear un suicidio o un homicidio premeditado. Pues sí, optan por la segunda opción y así crean y esparcen un pathos con interrogantes varios, que se precipita, así, a un final alzamiento de la persona de Amy por medio de su música, sus fans, lágrima fácil, etc. etc. 

El relato que elijas ha de tener incógnitas y tenemos que ordenarlas para crear una estructura en nuestro discurso audiovisual. Si, por el contrario, eres un amante del tema o campo a tratar y la historia no presenta incógnitas (aunque creo que todas las historias las tienen), tú serás quien tendrá que buscarlas o crearlas. ¿Cómo? Pues sacando a relucir tus hipótesis personales y buscando pruebas para sustentarlas, entrevistas a gente que fue rechazada en su momento, libros prohibidos, expedientes eliminados y testigos de ello...

'Si los hechos no se amoldan a tu teoría, cambia hechos', escribe la historia de partida tú, dale una vuelta de tuerca y plantea nuevas preguntas, a ver qué sale, dónde te lleva, a qué gente y qué nuevas piezas de información (veraz) encuentras.

4. INVESTIGACIÓN Y ENTREVISTAS


Mucha gente aprovecha para hacer documentales porque tienen acceso a determinadas instalaciones o a ciertos contactos. Es cierto que eso es una ayuda, pero como decía, lo esencial es que el tema te toque y que sientas un compromiso personal o una obsesión por un asunto o caso concreto del que tengas una perspectiva diferente al resto, sobre el que tengas preguntas que no se suelen hacer o no se han hecho, o una simple hipótesis.


¿Dónde investigamos? ¿Cómo? ¿Por dónde empezar? Pues haz las preguntas y escríbelas en un papel. Puedes recopilar info sobre 'Mozart' pero lo mejor es siempre empezar con preguntas y buscar respuestas para filtrar mientras buscas, de otra forma te puedes tirar años y para cuando ya estés listo el fuelle se ha Con las preguntas podrás documentarte correctamente. Que no encuentras algo, pues a otra pregunta.

En caso de ser un tema candente o que sigue estando abierto en el presente, documéntate sobre todo lo que se ha escrito sobre el caso y ESCRIBE PREGUNTAS, aunque luego las tengas que cambiar, siempre hay que aprender a llevar la información canalizada para que, al obtener nueva en el campo de batalla, la podamos encajar bien y no perdamos el rumbo.

A pesar de que te vas a empapar de información de la misma forma mientras buscas respuestas a preguntas específicas, prepárate como si tuvieses un examen final. Has de conocer cómo funciona el ecosistema en que te vas a meter y sus orígenes.

Último aspecto importante a recalcar: Mientras estés en esta fase (que dependiendo del asunto suele durar durante la pre y la producción), piensa y hazlo como si tú estuvieses descubriendo, inventando algo o innovando en ese tema específico. No te limites únicamente a encontrar información desconocida y a exponerla. Haz preguntas que no se hayan hecho antes, afirmaciones y enunciaciones que nadie haya hecho, desconfía de tus datos o enfócalos a otros usos, sobre todo si lo haces sobre algún tema puramente científico.

5. EL GUIÓN, O MEJOR DICHO, EL TRATAMIENTO


Tras realizar las preguntas e incluso con pleno desconocimiento qué cámara usarás, puedes comenzar a escribir una escaleta del proyecto. Yo siempre recomiendo haber visitado las localizaciones con anterioridad y encontrar la oportunidad de impregnarte ligeramente del entorno y el microsistema que vas a reflejar en tu obra. Gracias a esas visitas previas, y por supuesto, a tus horas de estudio, ya puedes hasta escribir algo parecido a un guión.

Otro factor a tener en cuenta al desarrollar tu blueprint es si 'quieres utilizar el factor sorpresa' como gancho en tus entrevistas o de si te gustaría tener a esa persona ya preparada para dar su testimonio. En mi opinión, a no ser que te dirijas al que 'posee la verdad', al agente antagónico de tu docu o que quieras sacar a la luz algo que sólo el entrevistado sabe para crear polémica, lo normal es hacer lo segundo.


Al informar al entrevistado y mandarle algunas preguntas con antelación, seremos capaces de 'medio escribir el guión', además podremos saber de qué coberturas partimos, además de qué planos tomar para qué parte del relato y en qué localizaciones. 

Por otra parte, el envío anticipado de preguntas ofrece al entrevistado una dosis de confianza y, en ocasiones, de relajación a la hora de responder. Esto nos permitirá abrir más puertas y plantear OTRAS PREGUNTAS DE NUESTRO 'CUADERNO SECRETO' o exponer cuestiones a raíz de lo explicado que, casi seguro, serán aceptadas y respondidas por parte del entrevistado en el momento. 


Ábrete de antemano y verás que es muy probable que la gente se abra a ti, ese es mi lema. Me disgusta el secretismo, por lo general. 


Si por el contrario, tu documental es un caso del que hay infinita documentación y recursos de vídeo a tu alcance, o está pasando en el presente y no puedes obtener demasiadas entrevistas porque el tema es bastante arduo, pues mucho mejor, porque eso te permitirá escribir un guión sobre el proceso de investigación con mayor libertad y sobre las negativas que recibas. Esa puede ser también tu historia, no te olvides. Esta 'libertad' adquirida nos facilitará agregar facilmente nuestra voz en off, nos otorgará un mayor control sobre nuestros contenidos (ahora, será otro formato, tendrás que amoldarte).  

¿Que no tienes ni idea de cómo escribirlo? ¿Que las informaciones cambian día a día? No te agobies. Has de saber que los guiones de documentales se modifican dramáticamente de acuerdo a 'lo conseguido', sobre todo en postproducción. Los documentaristas están acostumbrados a volver al campo de batalla a buscar tomas, a los reshoots, a adaptarse a los cambios. Así que, si no eres capaz de hacer esta ligera escaleta (depende de la gente o el proyecto hay muchas formas de hacerlo), no te rompas la cabeza demasiado y elabora algo más parecido a una shot list con preguntas, acciones, un comienzo un medio y un final  (más o menos) y un calendario-plan de rodaje con localizaciones... De ahí, todo, orgánicamente, irá tomando forma.

ESTE ERA EL ÚLTIMO PUNTO QUE QUERÍA TOCAR, YA QUE NUNCA ESTAMOS LO SUFICIENTEMENTE PREPARADOS Y HAY QUE LANZARSE AUNQUE NO TENGAMOS ALGO PARECIDO A UN GUIÓN, PERO UN PLAN, SIEMPRE, HAY QUE TENER.

Diferentes tipos de guiones dependiendo del caso y aquello que vas a resaltar... Aunque ESTO VA LIGADO AL FORMATO DE TU DOCUMENTAL, otra decisión a tomar que va de la mano de la historia seleccionada y lo trataré en el próximo post.


MUCHAS GRACIAS POR LEERME, 
SI TE HA GUSTADO TE AGRADEZCO DE CORAZÓN QUE LO COMPARTAS CON TODOS TUS AMIGOS 
Y... ¡HASTA LA PRÓXIMA!

 
Copyright © 2015. CINEASTA DIGITAL - All Rights Reserved
By Cineasta Digital