CINEASTA DIGITAL: Filmmaking Tools | Cineasta Digital

5 CONSEJOS PARA HACER VÍDEOS DE YOUTUBE (CON CONTENIDOS DECENTES)

Tras 5 Consejos para hacer Vídeos de Youtube (con una calidad decente), he decidido a lanzarme a la piscina de bomba y mencionar otros cinco consejos, esta vez, relativos a los contenidos y a la ejecución de los vídeos en sí. Espero que os sirva de ayuda y que disfrutéis del post. ¡Allá vamos!


1. LAS PALABRAS 'CONTENIDO' Y 'DURACIÓN' IMPORTAN, Y MUCHO.

Contenidos, esos que nos hacen disfrutar y sufrir. Antes, debemos conocer los tipos de contenidos del medio y, sobre todo, los que funcionan. Por lo general youtube tiene unas pocas fórmulas que funcionan con el medio y su gestación de origen:

$$ No Ficción-Informativos-Pedagogía-Actualidad: Vídeos caseros, noticias, entrevistas, tutoriales, entrevistas en crudo (testimonios), vídeos robados, POV, revisiones que ponen productos a prueba, juegos y videojuegos (sí, estos se clasifican en este segmento, pues los gamers quieren aprender técnicas y, además, equivaldrían a ver un partido de fútbol en diferido).

$$ Ficción: En este tipo el género que mejor funciona es la comedia o el fenómeno de los character videos de youtubers que se puede combinar, en ocasiones, con el género informativo-pedagógico (como revisiones o críticas 'ficcionalizadas' con bromas). También funciona el terror, aunque siempre presentado como si fuese filtro de información real (imágenes inéditas para los privilegiados, TOP SECRET, todo eso). Por último, tendríamos mockumentaries y webseries varias, cortometrajes y largos con anuncios (estos funcionan cuando se dirigen a adolescentes o cuando manifiestan injusticias o conspiraciones).

$$ Música: Videoclips, conciertos, playlists. (Otro animal para dar de comer aparte).

*Nota: En cuanto hay un personaje extremadamente definido se considera ficción, por ello incluiríamos aquí a la mayoría de críticos (debido a la estética 'cartoon' que suelen utilizar, a su subjetividad y a que se normalmente se han creado un personaje). A pesar de todo, nada es blanco o negro y, realmente, en ocasiones, hay un solapamiento entre ficción y no-ficción. Recuerda que la tendencia de youtube, desde su nacimiento, era intentar teñir su vídeos de realidad, ese fue el origen de la plataforma, era la voz de los sin voz (y también podías poner las fotos de tu gato, tu gato era la estrella). Paradójico comienzo de la plataforma con mayor audiencia del mundo.



Bien, ¡siguiente! Antes de comenzar a grabar has de tener claro el tema y, dentro de este los subtemas. Piensa en que has de hacer un canal con un nombre que comunique TODO sobre tu conglomerado de vídeos, una palabra, dos a lo sumo. Cuando lo tengas, ya de ahí iremos bajando del vértice de la pirámide para llegar a lo más específico del asunto.

PUEDES LEER UN EJEMPLO DE LA PIRÁMIDE YOUTUBAL PINCHANDO AQUÍ

Decidas lo que decidas, SÉ REALISTA, que además de producir esos vídeos hay que promoverlos en las redes, y responder a insultos, alabanzas, preguntas y comentarios.


Por otra parte: Duración. Aunque no hay duraciones determinadas en ciertos temas (como juegos, documentales o tutoriales), es recomendable no sobrepasar los 7-8 minutos, es más, el ideal es tener vídeos de menos de 5 minutos y, si es un vídeo meramente informativo de un producto o sketches, bajémoslo a 3 minutos como tope.


Razones: En Youtube hay que ir directo al grano, aunque, si te diriges a audiencias más racionales o estás explicando algún tipo de proceso (sin que sea un puro tutorial), puedes tener más libertad en el tiempo. Si te pasas, siempre puedes dividir el vídeo en dos, lo cual nos lleva al segundo punto.

2. PRIMEROS Y ÚLTIMOS SEGUNDOS. 

Esto es como una buena novela, las primeras páginas son decisivas. En internet toda información es volátil, los primeros 30 segundos son importantísimos.



Lo mejor es empezar con un resumen de lo que vas a hablar, por puntos, directo y simple, aunque siempre con toques de humor o alguna frase que muestre tu auténtico punto de vista al respecto (sin desvelar demasiado). Lo que admiro es poder observar los signos de la personalidad de cada uno, la postura y el sello de alguien en los primeros 30 segundos. Todos los youtubers de fama, si te fijas, siempre lo hacen (a pesar de la estupidez en las temáticas de muchos de ellos).

Últimos segundos: Sumario en una frase y llamada a la acción (de forma más creativa que decir 'por favor suscríbete a mi canal'); y, a ser posible, soltar otra 'punch line' final.

Importante: Las punch lines son esenciales si vas a ser un youtuber. El gancho de humor ha de estar ahí siempre, pero si ves que queda forzado con tu personalidad no te arriesgues, es mejor no hacer una broma que hacerla mal. Si realmente quieres que tus vídeos tengan esa chispa que hay que tener, siempre puedes apuntarte a clases de improvisación. Probablemente tras unos meses te sueltes y llegues a encontrar tu esencia en el escenario, ya que el profesor y las reacciones de tus compañeros serán la guía que tendrás que seguir para saber qué tipo de bromas que utilizas funcionan.

Como para todo negocio, conocerse a uno mismo (con virtudes y defectos), es imprescindible para estar frente a la cámara y 'marcar' a la gente. Yo siempre digo que todo el mundo tiene sentido del humor, y si no, encuentra su humor en la profunda seriedad con pausas absurdas, equivocaciones, parodias de uno mismo, velocidad... Hay técnicas y tienes que encontrar qué es eso que cuadra contigo. Con esfuerzo y una pizca de carácter siempre se puede sacar algo que, con la ayuda de una buena edición, proporcione el efecto deseado.

Por otra parte, si eres muy tímido o no disfrutas delante de la cámara, pero aún así necesitas esos vídeos, busca otras formas de mostrar tus contenidos con voz en off o gráficos, o contrata a un actor. Aunque mantengo mi opinión, creo que todo el mundo tiene algo, sólo hay que encontrarlo, y de ahí las cosas comienzan a cambiar.

En fin, algunos ejemplos de youtubers que funcionan: Las humoristas Nicole Arbour y Ray William, el cinéfilo Chris StuckmannEl Chico Morera...

Este mismo, tras obtener cierta fama se volvió algo más personal, creó otro canal y consiguió multiplicar sus vistas por millares, lo puedes ver aquí.

Vapeando Low Cost (músico y comediante que dejó de fumar tras años y años). Uno de sus mejores vídeos aquí.

Youtuber y blogero, el videógrafo Philip Bloom.

3. SÉ TÚ MISMO SIEMPRE (SÍ, MI ABUELA TAMBIÉN ME DECÍA ESO).

Al igual que todo creador, un youtuber ha de comunicar con su propia voz.



Es una buena idea el estudiar y observar lo que otros hacen, qué funciona, qué tiempos funcionan, qué temas funcionan... Pero siempre hay riesgo de terminar copiando las voces de otras personas. De hecho, muchos lo hacen tan bien que estamos acabando con los mismos 'tipos de voces' en este mundo del entretenimiento paradigmático... Pero si queremos evitar el dirigirnos a la misma meta, el acabar con un mundo lacónico y bipolar, debemos escupir nuestros pensamientos al detalle. Todos tenemos algo diferente que decir y las posibilidades son infinitas.

En lo que a la duración se refiere, realmente debes seguir tu propio instinto. No todos comunicamos igual y hay gente que juega más con palabras, o que necesita más tiempo para explicar lo que quiere comunicar.

Mi regla de oro es que intentes ser directo, pero sigue tus patrones personales de comunicólogo. Mejórate, pero no te empeñes en hablar 'escopetado' para llegar a los 3 minutos. Estoy segura de que habrá gente que se enamorará de tu voz, no importa cuanto tiempo tardes.

En general, las audiencias masivas de youtube no tienen mucha paciencia. Lo quieren todo, y ya... Aunque, tal vez, esa no es tu audiencia, recuerda, este juego no va de 'gustarle a cuantos más mejor'. Así que ya sabes, sin prisa pero sin pausa.

Ahora, he de comentar que no todo el mundo tiene una voz definida, peculiar y entretenida (sí, hay que tener energía, me da igual el tipo que tengas). Hay técnicas para encontrar tu voz (como hemos tratado en el punto anterior) y para pulirla. A pesar de todo, de que creo que con esfuerzo todo se consigue, realmente muchas personas no tienen demasiada voz o esta no es lo suficientemente definida. Pregunta del millón: ¿Pueden hacer vídeos? Sí, pero para públicos únicamente interesados en tutoriales o en procesos ejecutados en vivo donde el presentador-conductor pase a un segundo plano y muestre simplemente lo que sabe. Esa gente lo tiene más difícil pero ha de encontrar su fortaleza igualmente y, si sus vídeos no funcionan, hacerlos más cortos.

Yo recomiendo que dejes de pensar y que te pongas a practicar de una vez. No te preocupes, nadie nació sabiendo y poca gente sube sus primeros 5-10 vídeos. ¡ÁNIMO!


4. TEMA DEFINIDO, DE INTERÉS Y QUE, ADEMÁS, TE GUSTE.

Mucha gente que trabaja en el medio, o pequeños clientes que vienen a preguntarme qué tipo de series de vídeos deberían hacer, se empeñan en tratar ciertos temas porque 'no sé quién' tiene millones de vistas y habla de eso. "Después de todo es en Inglés, nadie lo hace en español y sabemos que funciona... ¿Verdad?"

ERROR... Puedes hablar de ese tema siempre que TE APASIONE. Esa es la regla de oro, aunque de eso hablaremos más adelante.

Para compañías, en concreto, yo siempre les aconsejo que deben tener vídeos con breves formas de storytelling ingeniosas y algo de humor o compromiso para con sus usuarios. Que vayan a por el sketch o el musical, con algo que apele a nuestros sentidos. También les suelo comentar que las revisiones (contacto con youtubers) son otro aspecto a tener en mente para dar a conocer su producto de forma honesta y cercana, ya que el cliente compra por internet (no nos engañemos) y está hambriento de información, sobre todo si se la da alguien que sabe del tema y sinceramente, expresa su opinión y nos muestra todas las funciones del producto con peros y señales. Como sabéis, eso tiene un valor incalculable (Mejor que alguien hable mal de ti, a que nadie sepa si quiera tu nombre).

Pero hay algo esencial que no he mencionado, aquello a lo que prácticamente les obligo: Que realicen una serie de vídeos sobre cómo lo han hecho (sobre el proceso), con un personaje explicando. Un vídeo en el que se muestren entrevistas dinámicas de miembros del equipo con alguna clave dramática en juego. La razón está infundada en los comportamientos consumidor actual que muestran que este no está únicamente interesado en el producto. El consumidor de este siglo quiere ver cómo se hace, opiniones de otros, incluso ser parte y partícipe del proceso.

Personificación, información, entretenimiento. Eso es lo que ha de estar presente para toda marca (personal o no). Todo depende de quién seas y de qué quieras hacer. Puedes estudiar qué funciona, pero la decisión de qué tema abordar y cómo debería ser únicamente tuya. Da igual qué es lo que siempre funcione si no es aplicable a tu persona o a tu producto/servicio (hago hincapié en este tema, os sorprendería saber cuánta gente viene pidiéndome cosas que otros hacen).

Comunica la esencia de tu producto/servicio o persona en el 'todo' mismo. No hay fórmulas, hay mejores y peores opciones y, en ocasiones, piezas que cuadran sin razón, esa es la realidad. El estudio es esencial, aprender de errores de otros también, pero no vayas contra tus principios o elijas una opción temática o un tono porque 'siempre funcione', o porque el copywriting ha marcado que 'debe ser siempre así'.


VOLVIENDO A LO PRINCIPAL: QUE TE APASIONE EL TEMA.

Otro caso práctico, bueno, un ejemplo personal: A pesar de colaborar y realizar vídeos virales para otros, hace un año me decidí a abrir mi propio canal de youtube con críticas de estrenos. Me apasiona el cine (por supuesto) y pensé: ¿Por qué no? Por aquellos momentos escribía para un prestigioso blog e iba a preestrenos más o menos a menudo. Gran oportunidad, ¿verdad?

En fin, entre el tiempo que utilizaba para grabar y el esfuerzo por intentar descubrir qué le gustaría a la gente y ver cómo dar mi propia visión, me daba cuenta de que mis críticas eran demasiado técnicas, o demasiado explicativas (aunque entretenidas), pero algo no funcionaba... Ser demasiado técnico podría ser un punto fuerte, aunque, de todas formas... Algo no conectaba, faltaba algo más. No sabía qué, o tal vez no lo quería saber.

Por otra parte, el tiempo no me permitía hacer demasiadas subidas y, tras un mes y pico con ello, un sentimiento nació en mí: No me gustaba hacer críticas de cine.

Es más, no tengo personalidad de crítico de cine, soy realizadora y asesora, resuelvo problemas, creo e implemento, pero no soy crítico de cine, no me podría dedicar a ello full time. Lo que me apasiona del cine y de la televisión es el proceso, es 'hacerlo posible', es leer un guión y mejorarlo, contar una historia visualmente, no comentarla. Ese es el motor que impulsa todo lo demás y las razones por las que los acontecimientos ocurren, esa soy yo.

En resumen: No me gustaba sacar pegas o mitificar decisiones directoriales (que muchas veces nacen de errores, accidentes o trabajos de otros). Simplemente, mi visión siempre ha sido que hay múltiples formas de hacer las cosas y que, cuando realmente sabes cómo se hacen los proyectos, todos los agentes, piezas del puzzle y aspectos en juego; ves que las críticas para 'las masas', en general, no son para ti.

¿Mantengo un apartado de críticas en mi blog? Por ahora sí, porque se leen y porque, de vez en cuando, no me importa escribir una crítica si algún proyecto me ha movido a hacerlo, pero no tengo un blog de críticas de cine.

Volviendo al tema de los vídeos. Que cómo me enrrollo. ¡Sigue leyendo! ¿Cuál es la moraleja de todo esto? Varias personas me pedían que siguiese haciendo vídeos, pero decidí que no debía invertir más tiempo en ello. La torre se caería y mejor era parar en los cimientos.

Plantéate lo siguiente: ¿Vas a emplear las horas necesarias para ejecutar tu plan? Nos referimos a documentación, logística, redacción de guión/outlines (más o menos), grabación y, lo peor de toda improvisación: Editarlo.

Mejor piensa si realmente lo vas a mantener. Es un trabajo a jornada completa si haces dos o tres vídeos a la semana. Aunque publiques un vídeo al mes, la fórmula sólo funcionará si tienes multitud de vídeos más o menos periódicamente. Así que, si quieres mantener esos motores engrasados y estar constantemente creando vídeos en youtube, más vale que te guste eso de lo que hablas y te identifiques con ello al cien por cien para invertir tu tiempo en ello... Que la vida es demasiado corta.

Los subnormales tienen gran cabida en este apartado. Pueden ejecutar sin guión alguno y sin edición. Si eres actor, es tu oportunidad para hacer idioteces también. Puede que te llamen.

Diviértete, si no lo disfrutas, abandónalo o cambia de tercio, estrategia o tema... No has perdido nada todavía. Es un proceso de selección y canalización, a fin de cuentas. Mucha gente comienza con algo, y luego termina haciendo vídeos sobre otro asunto completamente diferente que está íntimamente relacionado con ese 'algo'. ¡Experimenta!


5. NO PIENSES EN QUÉ DIRÁN LOS DEMÁS Y COMENTARIOS OBSCENOS VARIOS.


Esta sociedad de los punto cero se caracteriza por la 'bipolaridad'. A pesar de haber mucha gente respetable en el medio, éste está dominado principalmente por ignorantes y trolls en activo. Las eternas máscaras de la sociedad ahora abundan más que antaño, pues se manifiestan tras un seudónimo y son un gran escudo para que muchos puedan expulsar sus miserias y pensamientos reprimidos del día a día. No dejes que los insultos de otros te afecten.

Lo cierto es que nada es puramente 'bueno' o 'malo', aunque esos son los términos en que se pueden resumir todos los mensajes y comentarios en internet (por lo menos, los que tienen más clicks).

Lo mejor y lo peor. Like/Hate.

Por desgracia, el sistema se está bipolarizando también, y nuestra misión, como comunicólogos, es tratar de incluir otros puntos de vista, otras 'formas de hacer', porque lo difícil es elaborar un análisis, no decir: Me gusta/No me gusta.

Manifiesta lo que piensas, lo que eres, lo que quieras. Hay cabida para maldecir y odiar, sí, pero siempre hay que sacar comentarios acertados de las cosas llegando a otras dimensiones. Eso te hará destacar del resto de streamers, además de promover el pensamiento junto al entretenimiento en esta nube que nos rodea. No dejes que otros te callen y sigue tu camino...

5 CONSEJOS PARA HACER VÍDEOS DE YOUTUBE (CON UNA CALIDAD DECENTE)

La Navidad ya se acerca, el Feliz Año 2016 ya está ahí, y con él los nuevos propósitos. Quiero volver a hacer Bikram Yoga, ir al gimnasio, dejar el chocolate y el pan de lado y dar la bienvenida a las verduras más suculentas... ¡Sí señor! Gran momento para fijar objetivos, como por ejemplo, abrir ese canal de Youtube, comenzar ese nuevo viaje, ese nuevo proyecto profesional.

Comenzar con series de vídeos nos puede proporcionar una cantidad de estrés emocional considerable, por ello, aquí os he querido dar una serie de breves y humildes consejos para facilitar el proceso. Espero que os sirvan de ayuda e inspiración.




1. OPTIMIZA: TRATA DE GRABAR LOS VÍDEOS SEGUIDOS


A no ser que sea algo esencial, relativo a contenidos de actualidad, siempre trata de preparar luces para grabar varios vídeos a la vez con el mismo setup. Si quieres cámbiate de ropa, pero, a no ser que tus contenidos sean puramente de actualidad. Todo youtuber con una actividad regular y un seguimiento más o menos significativo hace eso. Graba bloques de vídeos al mes.

Optimización es clave, sobre todo teniendo en mente las horas de edición que vas a tener que invertir, por ello, recomiendo que elabores un sumario de ideas por vídeo y trata de grabar pocas tomas sobre la misma cosa. Antes de pulsar el rec, practica lo que vas a decir dos o tres veces. Créeme, parece obvio, pero mucha gente se lanza a grabar enseguida pensando que es muy fácil, cuando realmente eso a lo que estamos acostumbrados, esa calidad, se alcanza con horas de práctica, relajación de músculos y una buena edición.




Lo agradecerás a la larga pues, siempre que te aferres a un sistema, podrás ser constante y tu proyecto audiovisual saldrá a flote.


2. EL EQUIPO QUE NECESITO.


Esto es relativo. ¿Qué calidad buscas? Para tutoriales normales y corrientes, por ejemplo, no recomendaría una webcam normalita... Sé que lo hace mucha gente, pero es un símbolo de 'dejadez'. No seas rata y cómprate una cámara de enfoque automático decente, ¡hombre! Por lo menos conecta la gopro o una logitech HD. Eso sí, si utilizas una webcam, tendrás que añadir un chorro de luz reflejada (osea, no enfoques las luces directamente al sujeto).

Como norma general, cuanto menos inviertas en cámaras, peor serán el sensor y el procesador y más ruido tendrán tus imágenes tomadas en interiores.

Puedes grabar directamente desde quicktime si quieres ahorrar tiempo. Hay una gran variedad de softwares para grabar o hacer streaming (broadcast en la red y grabación simultánea), aunque recomiendo que, si tu objetivo no abarca capturas de pantalla y explicaciones puras y simples, grabes todo en cámara y luego lo importes directamente para editarlo.

Canon DSLR 1200D, 300 euros aprox.
Suficiente para calidad web

Por lo general, siempre recomiendo una DSLR (cualquier modelo de la gama semiprofesional); en trípode con un objetivo de menos de 50mm. Si tu cámara no es 'full frame', recomiendo un 20mm (los sigma me encantan, o pancakes de Canon), pues así no se te desenfocará tanto el entorno y acabarás con el efecto de un 45mm más o menos. Ahora, si tienes una panasonic Gh4, o más barata, la G7 (que tiene la misma calidad de video, en serio, tengo una yo misma), tendrás que ser más cuidadoso con los objetivos que elijas, ya que son micro 4/3 y tienes un crop factor importante... Aunque si no te quieres complicar la vida, de verdad, te recomiendo que dejes el objetivo que viene con la cámara, ya que la electrónica de este es increible y te aportará una mayor estabilidad de imagen y un autofoco sublime sin esfuerzo alguno. Esta es la cámara que uso para videos virales, personalmente, ahorro mucho tiempo y tomas fallidas.

Intenta evitar las cámaras completamente automáticas. Las DSLRs, a pesar de ser manuales, tienen opción de modo automático y hacen mejores balances de luz. Las recomiendo porque, además de su accesibilidad, son ideales para interiores y vídeos 'low cost'. Sólo tienes que mostrar un mínimo de interés y echarle práctica al asunto, ya verás como obtendrás unas imágenes bastante respetables con buenos niveles de color y luma.

¿Necesito una Canon 5D, 7D, etc...? No dispongo de tal capital.

No te apures, lo importante es mirar el sensor (no el número de MP o si es 4K), me refiero a qué dinamic range tiene, y qué margen de maniobra manual podrías alcanzar acorde con su programación y los settings; de esa forma podrás tener mayor control en la forma en que entra la luz y el color.

Un error muy común es que la gente graba directamente en h.264 HD o incluso en otros pseudo-formatos 'internet-friendly' para Youtube. Puedes optar por ello, pero es un error, ni se te ocurra. Trata de grabar siempre en RAW, al máximo 1080p, no pienses que 'quieres ahorrar espacio'. Los formatos 1080p y 720p son algo pesados para streaming dependiendo de la calidad de info que lleven pero tienes que contar con que, tras la edición, volverás a comprimir la imagen de nuevo, y luego tienes que subirlo a youtube, y eso es otro tipo de compresión añadida que acaba en mpeg-4.

Cuantos menos pasos intermedios haya mejor, así evitarás la pérdida de información y cambios en la interpretación y lectura de color y resolución.

Siguiente punto: Luces. Recomiendo tener a mano un par de LEDs, uno de cara (Key con con graduación) y otro de relleno, hay varios packs aquí adjunto unas de tungsteno. También venden stands por separado o pinzas para engancharlos donde quieras, funcionan con pilas y son muy baratos.

Fig.1 Foco LEDs de relleno y ojos en Amazon, 8 Euros.
Si te atreves a jugar un poco más, hazte con este kit de luces, cortesía de Amazon, made in China. Lo más importante es que cambies las bombillas, pues suelen venir con halógenos baratitos. Los halógenos dan un halo verdecino que raramente va acorde a la estética que buscamos, se comen el color vaya, además de hacer que la imagen 'cante a digital'.

Fig 2. Amazon también, sí, estos packs van por los 120 euros

Compra bombillas de luz blanca, leds, o si prefieres baja temperatura de color, compra las clásicas de luz amarilla. Lo importante es que no debes mezclar diferentes tipos de luz, pues también da una sensación extraña y no demasiado placentera. (En las instrucciones te pone el tipo de vataje que tolera). En todo caso, siempre podrás cambiar las bombillas tú, es lo bueno de estos productos chinos, que son fáciles de tunear.

Fig 3. Fresnels back light y key light.
Si estás que lo tiras y te has propuesto este tema en serio, o si eres un aficionado a la fotografía con algo más de conocimiento, cómprate unos cuarzos de segunda mano, unos fresnel de los 70's, que funcionan genial y siempre son una inversión. Medita sobre lo que te gusta y qué necesitas, si vas a rodar de día o de noche, y ve a por ello. Ahora, te advierto que los recambios salen caros, tenlo en cuenta.

Si te decantas por esta última opción, deberás comprar quimeras o difusores blancos frontales, o, si quieres algo más económico, reflectores blancos de foto (en Amazon también). Simplemente tendrás que posicionar las luces cuidadosamente y rebotar más la luz, pero es una opción que puede dotar de mayor estilo y calidad a tus vídeos. Una vez más, depende de qué vendas y de tu interés o presupuesto.

Para vídeos de youtube, yo siempre recomiendo algo parecido a la segunda opción, Amazon tiene productos de este estilo y son altamente asequibles.

Para todos los públicos, en general, que quieren 'probar' y no gastar mucho al principio, recomiendo LEDs (primeras imágenes), porque son lo más fácil de manejar si todavía no sabes mucho del tema.

Si tienes presupuesto y quieres algo versátil, puedes comprar paneles de LEDs. Hablamos de una luz estándar de exterior e que suele venir con una opción genérica para utilizarla en interior. En algunas hasta gradúas la temperatura de color que quieres y tienen varios modos automáticos que lucen bastante bien el color.


LEDS Pannel/ Panel de LEDs día y noche


Cambiando de tercio, cómprate un trípode, o mejor aún, un monopié con una buena cabeza manfrotto. Las DSLRs no pesan demasiado y los monopies las aguantan muy bien. Si quieres algo más versátil que un trípode, esta es tu oportunidad de hacerte con uno.

Copia Coreana de Monopié de Manfrotto. Rondan los 150 Euros.

Fondos: Si no tienes una habitación muy interesante o atractiva, añade un fondo o rellena la pantalla de alguna forma. En Amazon (lo sé, uno de mis portales favoritos), venden stands con fondos de color negro, blanco y croma verde. Si no te gustan, siempre puedes hacer uno tú mismo o comprar uno que vaya más con tu estética.

Cortesía de Amazon. Backdrops y set de luces Cowboy Studio.


3. SONIDO: ¡IMPORTANTE!


Para vídeos virales, con un micro RODE mini te vale, aunque recomiendo el Pro (la diferencia se nota bastante). Hazte con uno y móntalo en la zapata de tu cámara. Muchos utilizan RODES por su accesibilidad (se pueden adquirir en la mayoría de tiendas de vídeo) y porque, realmente, son infinitamente conocidos y versátiles para cualquier principiante. A mi me apasiona la marca Audio-Technica (sube un poco el precio, pero es más asequible por la calidad que te llevas a casa). Los Sennheiser tienen algunos de esta gama (2oo euros aprox) pero, honestamente, creo que están sobrevalorados y que las partes de estos micros de baja gama son más modestas que las de los Audio-Technica. Siempre puedes tirar de los de corbata de AT, que son bastante precisos.

Hazte con el que quieras, puedes conectarlo directamente a la cámara o al ordenador, dependiendo de lo que vayas a hacer.



Siempre recomiendo la ZOOM 4Hn. A pesar de ser un modelo que cuenta con cinco años en el mercado a sus espaldas, no ha sido superado por otras grabadoras de la gama destinadas a videógrafos independientes. La 4Hn tiene multitud de usos, se puede conectar a cualquier aparato y cuenta con dos canales XLR de entrada. Aunque, si tu presupuesto es modesto, puedes hacerte con ella y tenerla como único recurso de grabación de sonido. Realmente, es un producto estrella e indispensable en todo equipo.


Si vas a grabar directamente desde el ordenador, puedes utilizarla también y capturar el sonido con Quicktime o Audacity (gratuitos); o el que suelo utilizar yo, Adobe Audition.

Los pasos de grabación y edición de sonido son sumamente esenciales en vídeo. La calidad de la imagen es una cosa y el soportar y comprender lo que la otra persona dice es otra. No hay vídeo cacofónico que sea visto, no lo hay, pero sí hay contenidos de planos y colores nefastos que son 'tolerados' porque tienen un mix medianamente pasable.

No te quiero agobiar, no necesitas calidad de broadcast, especialmente porque las audiencias consumen contenidos en smartphones o en portátiles con unas salidas de audio que dejan mucho que desear, pero has de tener un micro medianamente decente y unidireccional. No grabes directamente de la cámara, por mucho que esté preparada para ello.




Para terminar, es recomendable estudies y practiques con algún ingeniero de sonido. Con que te enseñen trucos para mejorar el sonido de tus primeros vídeos basta, pues me imagino que ya empezarás a grabar de la misma forma, con el mismo micro y en la misma localización todos los demás. De esta forma, podrás aplicar, en mayor o menor medida, los mismos arreglos una y otra vez.

A pesar de todo, si cuentas con un micro de calidad o con la 4Hn y una habitación bien cerrada, no deberías tener problema, y es que es probable que sólo tengas que hacer fades y no llegues a tocar el resto.

En caso de arreglos minúsculos, también puedes utilizar los pluggins que vienen con tu software de edición. No son un milagro, pero limpian y depuran lo suficiente para voz en off y locución. Así que, aprende a comprimir el sonido y los efectos que se aplican al ecualizar, aunque no lo utilices demasiado. No hay que ser un mixer profesional, pero debes conocer mínimamente tus herramientas.

No te olvides del sonido... Y no subas los niveles demasiado, es un error que mucha gente proveniente del mundo del vídeo suele cometer. Más alto no es mejor, o más claro, sino todo lo contrario.


4. EDICIÓN: LA TORTURA.


Sobre gustos, colores. Hay gente que detesta el Final Cut ProX, yo era una de estas personas, hasta que me tocó utilizarlo para un proyecto. No es 'ideal' para cine o televisión, pero sí que es muy conveniente para entregar piezas rápidamente editadas con rótulos, si eres periodista, o para editar rápidamente vídeos de youtube. FCPX es infinitamente intuitivo, y si bien muchos detestan el timeline magnético, otros lo encuentran altamente eficiente a la hora de desechar información (Media Composer hace algo parecido en este aspecto y, a pesar de la complejidad de su sistema, nadie tiene nada que objetar).




FCPX ofrece una amplia gama de efectos que, aplicados con settings modestos, pueden pasar por decentes. Por otra parte, el 3 way color correction es rápido de manejar y, a pesar de no hacer virguerías, salva el día. El problema de FCPX: El sonido.

Con FCPX, si vas a tratar el sonido en otro programa por separado lo tienes claro, pues los documentos XML exportados estarán ya cortados sin el resto de metadata y no podrás editarlos a tu gusto en Audition o Protools... Pero no me ando por las ramas. Final Cut Pro X es ideal para editar tanto el sonido como la imagen y obtener calidad de streamer (vuelvo a reiterar, no es lo mejor para metrajes de ficción o calidad broadcast de audio-video).

Sony Vegas: Mucha gente habla de él, personalmente no me emociona, aunque es cierto que todavía no me 'ha tocado' ningún proyecto con éste. Por lo que he experimentado, jugando un poco con él, y lo que he leído, tiene multitud de efectos y tipos de rótulos, además de soportar prácticamente todos los formatos HD. Los contras son que no es precisamente intuitivo, que tiene un lenguaje modular y que el interface es bastante 'cutre'. No es un placer trabajar con él vaya, pero si tienes acceso al programa, no te lo pienses.

Premiere (Adobe), el mejor programa con FCPX para editar de forma rápida y sencilla pasando el nivel de 'aficionado', con miles de opciones, efectos y demás. Me encanta la forma en que hace renders y la compatibilidad con todos los documentos creados con el pack de Adobe. Este es, sin duda, mi producto estrella. Además, es ideal para trabajar en equipo y guardar cambios automáticamente en todas las versiones de todos los documentos relacionados.




Vamos con el Media Composer (Avid). No creo que tengas presupuesto, además de paciencia. No es recomendable para streaming, dejemos que las cadenas de televisión lo sigan utilizando porque 'es la costumbre'. Por cierto, la compañía está quebrando y nadie está interesado en comprarla por el débito tan abismal que acarrea... Así que, si estás abriendo una pequeña productora audiovisual no te lances a por el paquete de Avid porque es así como 'trabajan los profesionales', piénsalo dos veces.

Yo te invito a que inviertas porque sólo cuando pagas eres capaz de valorar y ejecutar tus proyectos de verdad, pero ¿No tienes presupuesto o simplemente no te quieres complicar la vida demasiado al principio? No te preocupes, hay otros programas gratuitos como Cinelerra o Movie Magic que, para bustos parlantes, funcionan igualmente. Como digo siempre, depende de lo que quieras hacer.

Por último: Cabeceras editables, imágenes de archivo y música. No pidas a un amigo que lo haga, a no ser que se dedique a eso. Hay opciones en internet, lugares donde puedes comprar efectos, vídeo y sonido como ShutterstockMotion Elements o Pon5 (por nombrar unos pocos). Yo recomiendo que compres material o que contrates a alguien apriori que diseñe todo por ti. Créeme, lo que estás contratando no es un vídeo o una BSO completa, te va a salir a un precio asequible. Es tu imagen, tu inversión, aunque he de comentar que, recomiendo que empieces por la primera opción y, una vez vayas sabiendo cuáles son tus puntos fuertes, veas qué funciona y moldees tus vídeos, ya puedes contratar a alguien que te haga los diseños y plantillas para rótulos (a veces, simplemente, no sabemos lo que queremos hasta que ya tenemos las manos bien sucias).

Formato (IMPORTANTE): Súbelo a h264 (o mejor a x264) con una modulación manual de los Mb/s. Si el vídeo está a 1080p, tiene pocos efectos y dura 7 minutos, puedes fijarlo entre 4000 y 6000 Mb/s, tal vez algo más, haz pruebas... Siempre marca la calidad como 'Best' (intenta no cambiar aspect ratio y no toques el frame rate).




Para youtube, sobre todo si eres un talking head, recomiendo que lo bajes a 720p, de esta forma se reproducirá de una forma más fluida y tendrás una mayor cobertura en la red.

Esto lo puedes hacer desde adobe Premiere, Media Composer, o utilizando Converter o Compressor. Dependiendo del software de edición, no suelo recomendar que se exporte directamente la timeline comprimida. Si edito en Premiere o en FCP, siempre exporto con la mayor calidad el archivo y luego lo codifico a x.264 desde un software específico para poder manipular los settings a mi agrado.

En el peor de los casos, si no tienes presupuesto, exporta desde Movie Magic (o el software gratuito que tengas) en 'Proress' o en 'Source Image' y cambia el formato en 'Toast Titanium', que es también público y tiene mayor cantidad de opciones.


5. CALENDARIOS: OBJETIVOS Y SEGUIMIENTO


No es fácil ser constante en algo que no reporta beneficios instantáneamente. Todos tenemos que vivir, pagar el pan, ir a trabajar, estar con los seres queridos... 

Es comprensible, aunque deberás dejar estas ideas a un lado por un segundo y plantearte un calendario viable. No importa la periodicidad, pero ha siempre ha de existir una. ¿Cuántos vídeos quieres o puedes realizar y cuál es tu objetivo principal? ¿Puedes llegar a él únicamente por esta vía?

¿Qué tipo de personalidad tienes? Si eres un jugador de videojuegos profesional, un artista o un pedagogo, tal vez te interese más hacer streamings una vez a la semana en "Hangouts" y subirlo directamente a youtube una vez finalizado el evento virtual, o utilizar Twitch.

¿Puedes grabar 20 vídeos de golpe y subir uno a la semana? Esta alternativa suele ser ideal para comenzar con un canal, posteriormente hay que interactuar con las audiencias que piden otros temas o, inconscientemente, dan ideas.

Recuerda que hay que mantener una calidad base y un contenido interesante, pero también, por desgracia, en internet el factor 'cantidad' es casi más importante (me he atrevido a decirlo, es cierto). Debes ser capaz de mantenerlo o la gente se olvidará de ti.




Si tiendes a cuidar el estilo y muestras vídeos de calidad visual, así como entrevistas u otros contenidos de mayor elaboración, cuenta con preproducción y postproducción. Cuenta cuánto tiempo tardas por vídeo o bloque. A veces es mejor construir tu seguimiento en dos o tres años con un vídeo de presupuesto respetable al mes, aunque siempre recomiendo tener varios planes de video-marketing si este es tu caso.

En todo caso, 'El Seguimiento' es tu trabajo; seguimiento en la investigación, de comentarios y respuestas, de subida periódica de vídeos. Debes tener un calendario de subida, porque realmente hay gente que sigue y espera el siguiente vídeo todos los Martes por la tarde. Sin esto y una consistencia en temas a tratar, el plan nunca funcionará.

¡Ánimo y AL TURRÓN!


Si te ha gustado este artículo también puedes leer 5 Consejos para hacer vídeos de Youtube (con contenidos decentes).  

CINCO VERDADES DEL GUIONISTA (PARTE 2)

Tras el éxito de Las Cinco Verdades del Guionista (Parte 1), os traigo la segunda entrega en la saga con consejos y relatos comunes a todo creador de historias. ¡Que lo disfrutéis!

1. ASÚMELO: EL GUIONISTA SUFRE, Y MUCHO. 

APRENDE Y EXPLORA OTROS CAMPOS QUE PUEDAN ENRIQUECER TU ESCRITURA.


Cuando no se sabe qué decir...
La profesión es lo peor, parece que es parte de ti, como un cáncer. Vas a fiestas, la gente te pregunta: ¿cómo va ese guión?; O te presentan: Este es mi amigo el cineasta o el guionista... lo que sea. (Igual hasta ni se acuerdan de tu nombre). El caso es que la gente reacciona ante esto, normal, aparentemente es una profesión muy 'cool'.

Lo que inicialmente puede traducirse como 'orgullo' para el escritor de imágenes, como 'valor' u osadía, con el tiempo se acaba convirtiendo en un llanto interior. Estas situaciones acaban sometiendo al escritor a una presión brutal, para empezar, porque no sólo somos eso: Guionistas. Bueno sí, lo somos, pero el 100% de nuestra persona no está ligado a eso... No es la esencia más pura de nuestro ser. Si realmente lo crees así, vas a sufrir incluso más, a no ser que te metan en un equipo de guionistas de la MTV con contrato indefinido, claro, aunque, por lo general,  no todo en la vida se limita a una sola carta.

"- Así que eres guionista... ¡Qué interesante! ¿Qué pelis has escrito?
- Ah, pues... Seleccionaron un piloto que escribí hace unos años. ¿Recuerdas esa serie, "Desaparecidos"? Pues estaba muy bien, los productores la desarrollaron con otros escritores, y nada, la empezaron a anunciar en los medios... Sí, fue muy sonada... Pero bueno, al final se canceló en el último momento. No sé, algo que hayas podido ver (...) el anuncio de Ariel, ese con el niño disfrazado de fantasma.
- Ah (ni pajolera idea) y... ¿Qué otras cosillas te han publicado?
- Nada, porque, en fin, los guiones no se publican por lo general, a no ser que seas Almodóvar.
- ¿Tienes algún guión seleccionado para producción? 
- Sí, algo en mente. No puedo decir mucho, pero es un guión redondo, increíble, algo nunca visto. Bueno, a ver qué me dice mi agente, es ciencia ficción, a ver qué pasa. "

En definitiva: No tienes dinero para producir tus propias historias y no sabes si tus diálogos verán la luz... Si realmente piensas que el ser guionista abarca un 100% de tu identidad te daré un consejo: Suicídate, porque si no lo haces ahora, acabarás en un loquero. Siento decepcionarte, pero nada dista más de la realidad y escribir sin reconocimiento hace mella tras varios años de esfuerzo. Lo mejor de todo, es que no es culpa de nadie, la mayoría de proyectos cinematográficos y televisivos se caen por falta de financiación o simplemente, por un cambio de directivos, de metas y decisiones.

Sin tenebrismos, somos guionistas, pero hay que tener siempre más conocimientos e intentar abarcar algo más. Debemos aprender de todo y trabajar en todo lo relativo a los medios de comunicación (para no andarnos por las ramas) o a actividades relacionadas con storytelling en general. Hay gente que incluso aprende a tocar instrumentos o aprenden disciplinas que les ayudan a crear patrones o sistemas, porque, al fin y al cabo, eso es imprescindible a la hora de plasmar historias. Mark Twain fue guía turístico, ¡qué más se puede decir!

Disfruta y explora, pero, sobre todo, prueba algo diferente y aprende a dominar otros géneros. Escribe artículos para un periódico o publicaciones online, novelas, o incluso, si crees que tu vida no avanza, busca tu suerte en empleos donde se vean resultados físicos inmediatos que te sirvan de vía de escape. Además de todo esto, piensa en usos y en el futuro de las mejores historias que están en el primer cajón de tu mesa de escritorio. ¡Utilízalos! ¡Mútalos! Cámbialos para que tengan más oportunidades de ser comercializados y difundidos. A lo mejor ese guión tan alucinante sería una mejor novela, a lo mejor esa novela tan pobre podría ser una obra de teatro alucinante.

El teatro, la novela, el cómic, el videojuego, a pesar de ser otros formatos diferentes, son productos que, al menos, se pueden ejecutar y difundir, que pueden otorgar al escritor beneficios personales y pecuniarios. No te olvides de ellos.

2. LA ESCRITURA DE GUIÓN, AL IGUAL QUE PARA OTROS GÉNEROS, 

HA DE SER REGULAR.

Stephen King. No es el mejor escritor en la faz de la tierra, pero es una referencia a seguir. El escritor modelo de nuestro siglo. Un currito en toda regla vaya.

Hábitos, hábitos, hábitos. Stephen King, uno de los principales novelistas de entre-siglos reitera este punto una y otra vez. Muchos escritores trabajan para diarios, son traductores, guías turísticos o, mejor aún, trabajan en algo que no tiene nada que ver. El caso es que, si te ayuda, ten un compromiso periódico que ejecutes y para el que hayas de entregar un pequeño texto terminado siempre al final.

Los hay que dicen: -'Si no haces dinero escribiendo no eres escritor, ha de ser tu única vocación'... Bien, prácticamente todos los escritores de éxito tienen otra ocupación u otro negocio familiar entre manos donde 'airear sus cerebros y sus obsesiones'; o, simplemente, un lugar donde observar a otros y contar historias.

No te obsesiones, no tomes la escritura como la única esencia de lo que eres, eso sólo te ayudará a seguir estreñido creativamente, todo por subrayar esas expectativas que tú mismo y otros esperan de ti.

No pienses más, planifica y escribe. Sinopsis, relatos cortos, artículos, noticias, recetas de cocina, tutoriales, me da lo mismo. Escribe, da igual para qué, pero hazlo a las mismas horas todos los días. A veces habrá más que contrar, otras menos, pero hazlo.

Quítate el miedo y escribe algo que te haga romper esa dualidad entre las ideas de finalidad y el puro 'disfruta del proceso' de libritos de autoayuda. Sí, lo sé, escribes una trilogía y el ser humano quiere ver resultados y su obra con metas en mente, por mucho que nos pese. En este caso, el guionista siempre ha de destrozar estas imágenes. No, no tiene porqué haber un producto totalmente final listo para compartir y comercializar: El guión es sólo una 'blueprint' y puede que nunca se realice. No alimentes tu fe o tus sueños demasiado, ni combatas con tu mente, eso lo puedes hacer luego si quieres, cuando creas que has terminado con ese proyecto y empieces otro.

Si eres un novelista, lo mismo. No pienses en el producto final o qué gustará o cómo, porque puede que publiques tus 1500 páginas de fantasía épica en bubok... O puede que no. Así es la vida, simplemente no hagas caso a la gente que habla desde fuera desde la mera ignorancia. Hay muchos factores en juego y lo sabes, a veces las editoriales no quieren tu material por la temática que trata, no por la calidad en sí. Escribe los libros que te gustaría leer a ti, escribe sobre lo que te apasiona de corazón. Seguro que hay más gente como tú y esos serán tus lectores.

Entonces ¿cuál es la solución? Volvamos a la filosofía (por lo menos así lo hago yo). El Epicureísmo, el 'caminar por caminar'. El disfrutar del 'escribir por escribir' aunque no se vaya a utilizar. Ahora dices: 'No pues es que así mejoro, así aprendo. Eso es lo que busco...' Sí y no. No busques esa recompensa porque a veces no se aprende mucho más, los avances son demasiado sutiles e imperceptibles en ocasiones.

¿Y si sólo te explicases a ti mismo que lo haces porque lo necesitas, porque sin ello no puedes vivir? Qué me dices si sólo te sientas en una silla, te relajas y escribes por el placer de escribir, porque mañana igual estiras la pata y no lo cuentas. Eso es, escribir todos los días, como dar un paseo, tomar un café, lavarse los dientes o caminar. Luego pones cabeza y filtras. Lo que sirva, servirá.

3. UN GUIÓN SE ESCRIBE UNA VEZ Y SE REESCRIBE CIEN VECES MÁS.


Haz tachones, no estamos en el colegio. 
Debes acostumbrarte a reescribir. Para ello hay que ser un poco aristotélico (que pesados nos ponemos con la Filosofía, lo sé). Hay que olvidarse de todo lo que se conoce, observar la pieza, quitar los accidentes y quedarse con la esencia. Todos los días hay que 'no saber', sentarse y leer. Si no puedes, mételo en el cajón y retómalo en dos semanas tras leer y ver varias pelis, o simplemente tras acudir a workshops de interpretación durante un mes (una vez en semana es suficiente).

Otro aspecto del que me gustaría hablar es el siguiente: Evita dar primeros borradores brutos a tus compañeros de escritura, a no ser que tengáis un acuerdo o que te conozcan muy bien. La razón es que, normalmente, los escritores se queman al leer drafts demasiado descuidados e incluso, inconscientemente, juzgan tu profesionalidad. Por lo general, si te piden algo y únicamente tienes un primer borrador crudo, dales la escaleta y la sinopsis o, si insisten, las primeras 15-20 páginas.

Para un escritor, la reescritura es más importante que la escritura, a veces ahí es donde se definen más los personajes y sus roles, o se desarrollan más las subtramas para redibujar el tema. En este sentido, también es recomendable estar acostumbrado a ir a algún taller escritura una vez en semana (ojo, no clases teóricas o talleres de guión). De esta forma lees para la misma gente siempre, te motiva para tener algo listo, y puedes hacer lecturas y analizar reacciones de la audiencia (no las críticas, sólo presta atención a los efectos).

La reescritura es algo doloroso, parece como si estuvieses en un cross de tortugas y has de torturar a tu creatura, por eso es muy importante tener unos buenos compañeros (y cuanto menos mejor); que vean todas las flaquezas de tu historia y te ayuden a reescribir. Escribir es 'relativamente' fácil, reescribir es otra historia.

4. LA FORMA FÍSICA Y LA GUIONÍSTICA VAN DE LA MANO.

Ojalá los montajes de esta película se asemejasen a la realidad y en 5 minutos estuviésemos listos para el gran combate.

Esencial. Los escritores solemos ser seres que experimentamos y coqueteamos con todo lo que se nos pone por delante. Nos suelen gustar los vicios, y esos vicios adornan e iluminan nuestras creaciones pero a su vez las destruyen a largo plazo.

No quiero decir que no sepamos lo que es la prudencia, que seamos alcohólicos o drogratas, pero somos individuos curiosos, bombas de ideas y propuestas. Inherentemente a nuestra naturaleza nerviosa, nos gusta tomarnos nuestros momentos de relajación: Una cervecita, o dos, o tres. 'Al fin y al cabo, una birra no es un Cuba Libre'.

La cerveza y el vino suelen ser las bebidas preferidas de los escritores, pues no interfieren tanto en el trabajo como otras lo harían. Lo que no entendemos es que, en dosis regulares, todos los días, nos puede convertir en alcohólicos aparentemente funcionales. Se puede estar así unos años (volvemos a poner como ejemplo a Stephen King), pero a la larga el físico lo nota, y tus buenos hábitos, ligeramente se empiezan a deformar hasta el punto de desaparecer de la ecuación. Esto es una cuestión de física y química, no de mentalidad o predisposición.

Al beber nos relajamos para llegar a ese estado de apertura y bienestar que refuerce nuestra escritura, pero también, a la larga, el alcohol hace que nuestros neurotransmisores pierdan coherencia y vayan de extremo a extremo. Provoca depresión en el escritor, falta de disciplina y, al final, bloqueo físico y mental. Sí, la cerveza también provoca este efecto.

En definitiva, R.R Martin es una morsa, pero no debe beber demasiado. Los Rolling Stone siguen ahí a sus años, por lo que no creo que beban mucho tampoco. Ese concepto del artista sufrido, glamuroso y apegado a la bebida data de principios del siglo XIX con la figura del dandy. Es otro mito a tirar por tierra, los dandies eran unos 'posers' de la época, provenientes de buena familia y bien educados, que se aprovechaban de las mujeres que frecuentaban esos locales con sus amigas porque no tenían nada más que hacer y sus maridos nunca estaban. Cada mujer avalaba a uno (o a varios) de estos aduladores Don Juanes. Así, les pagaban la juerga y el alquiler para que pudiesen proseguir con sus 'menesteres artísticos'.

He aquí la ironía. El ejemplo a seguir por muchos artistas contemporáneos es el de caraduras, el de buscavidas con dones de palabra y elocuencia pero de poca acción y honestidad. Eran charlatanes y brillantes vendedores de ego. Como veis, no es de extrañar que este modelo se asiente a la perfección en el mundo del entretenimiento... Un mundo con más imagen que contenido.

Siento reiterar este punto demasiado, pero hay una inclinación en mi interior que siente esa urgencia, esa necesidad de exponer este problema. Supongo que he conocido a innumerables 'artistas' de valía y poco jugo, que siempre 'muestran' o quieren mostrar que son raros, especiales y muy bohemios imitando este modelo tan patético del Romanticismo de Occidente... (La originalidad brilla por su ausencia, vaya).

"No eres más artista, ni tus obras van a ser mejores, porque te tomes tripis o te emborraches cada vez que te sientes a escribir por la noche. Eres un simple alcohólico y un fashion victim."


¡CAMINA!

Nos ponemos más constructivos en nuestros argumentos. Otro consejo implícito en este punto es el de hacer deporte o, por lo menos, caminar. Los paseos matutinos son muy importantes en el proceso creativo. La razón es simple y está más que probada en el campo de la Neuropsicología.

Los paseos a menudo son algo muy recomendable. Camina...
Al caminar creas un ritmo a modo de metrónomo, de péndulo que se balancea equitativa y proporcionalmente de un lado a otro. Esto hace que el cerebro comience a calentar motores gracias a ese ritmo que creamos, a esos pasos que hacen que se active de derecha a izquierda. Además, cuando paseemos debemos mirar de un lado a otro sin rotar demasiado la cabeza. Tenemos que observar a nuestro alrededor y mover los ojos de izquierda a derecha lenta y repetidamente. Esto también activa las diferentes partes del cerebro, especialmente los lóbulos frontales, que son los que más tardan en detonar y donde residen, entre otras facultades el raciocinio y la lógica. A su vez, cuando caminamos ejercitando el físico y activando poco a poco nuestro cerebro, la respiración comienza a apaciguarse hasta llegar a funcionar, también, como ese péndulo. Ahí es cuando todo nuestro ser se relaja, cuando el cerebro se oxigena como es debido.

Aunque suene tentador, no debemos encerrarnos en nosotros mismos u observar nuestros pasos pensando en esa parte de la historia que no funciona, o regocijándonos en sueños o recuerdos. Eso arruina el ejercicio. Si ves que al caminar esos recuerdos o visiones aparecen en tu mente, simplemente reconócelos, pero no les des mucho valor. Por un momento, céntrate en establecer ese ritmo y esa comunicación intrínseca con lo que te rodea y las visiones desaparecerán. Lo más necesario es activar los motores de acción, no los de la imaginación, esos hablan todo el día.

Créeme, hay que disfrutar del paseo y activar la mente, de eso va el tema. De pronto te darás cuenta de que, tras 45 minutos, ya llegando a casa, las respuestas saltarán de pronto, nuevos puntos de vista fluirán en tu mente. La solución se asomará frente a tus ojos.

5. SER ESCRITOR ES UN ESTILO DE VIDA. 

COMO EN EL DEPORTE, EL CALENTAMIENTO ES ESENCIAL.


Cuenta, y cuenta, y cuenta...
Esto es algo que me alucina. Hay clases, cursos y cursos de escritura, libros, curanderos, gente que utiliza aromas, yoga y las clásicas bebidas que estimulan los flujos creativos, pero nadie, nadie habla de lo que realmente importa. Esos centros de enseñanza y 'gurús' que realmente quieren tu pasta y te necesitan, no van a enseñarte algo que podría darte las claves primordiales del oficio... por supuesto que no.

Recomendación: Tras, por lo menos un año de clases, cursos intensivos de guión (porque es innegable que se necesitan), y un exhaustivo estudio por parte del individuo de años y años de lectura y análisis personal, alguien ha de enseñarte a calentar.

No, no hablamos de pornografía. Hablamos de calentar, como los atletas. De estirar los músculos, de ejercicios de escritura previos que nos dan agilidad mental y seguridad a la hora de enfrentarnos a nuestro proyecto. A pesar de lo que piensen los demás, no vamos a estar listos después de esos 30 minutos de investigación para ese thriller en mente, o tras la sesión de 20 minutos de lectura de noticias y de procrastinar 'buscando inspiración' en nuestros muros de Facebook.

Dicho esto: Calentamiento. Hay miles de cosas que hacer como morning pages (diario mañanero), escritura en forums o blogs, leer una noticia y escribir una sinopsis más o menos detallada en tres minutos sobre esta, tomar palabras al azar y forjar una historia en un minuto con personajes, introducción, desarrollo y desenlace (...). Hay un montón y lo trataremos en otro post.

Una pista: Hay que apagar el ordenador, agarrar el cronómetro en todo momento y hacer abdominales mentales.

Hasta la semana que viene. Buena suerte y Happy Writing!



ALGUNOS CONSEJOS PARA HACER BUEN USO DE LAS REDES SOCIALES (ENG)

Eres un periodista visual, un cineasta independiente, un fotógrafo, un novelista o diseñador gráfico, músico... Cualquiera que sea tu campo creativo, ¿crees que utilizas tus herramientas digitales de la forma más efectiva y eficiente posible?


Hemos encontrado esta entrevista y nos gustaría compartirla con todos vosotros. Prestad atención porque, a pesar de ser más 'aplicable' a la gente en el sector audiovisual, también trata ciertos puntos universales a la hora de establecer relaciones y seguimientos online de una forma honesta y atractiva.

Richard RB Botto es el fundador CEO de Stage 32, una especie de Facebook para personas que trabajan activamente en el mundo del cine, la televisión y, en definitiva, de la narrativa audiovisual en general (ficción y no-ficción).

Este hombre ha sido un punto de referencia clave y ha servido de inspiración para otros muchos. Comenzó con su plataforma en 2011. Stage 32 ganó adeptos pero no fue de la noche a la mañana, precisamente. La idea: un sistema intuitivo, visual y sencillo para poner en contacto a profesionales del medio de todas partes del mundo y, además, crear foros de discusión sobre trabajo y metodologías utilizadas.

Stage 32 fue una start-up en toda regla que comenzó su camino a base de emails a productores, directores y escritores recomendándoles ser parte de este magnífico FB de nuestro medio.

La gente se reía de estos tíos de Arizona en Los Angeles, no les daban ni dos telediarios, pensaban que eran unos 'románticos' sin un modelo de negocio viable y que su servicio no aportaba ningún beneficio, que era como una ONG 'chapada a la antigua' para miserables sin valía y en paro. Ahora mírales, ciertamente supieron cómo jugar sus bazas.

Richard RB Botto no es tan sólo un soñador, es un brillante marketing man, un hombre que, mientras creaba Stage 32, se dedicaba a sacar empresas de la estacada y, sobre todo, a promover y desarrollar revistas como Razor (revista de arte y cultura americana); o a producir pequeñas películas y obras de teatro. Ahí empezó todo, ahora da charlas gratuitas para ayudar a artistas a autopromocionarse en internet y no para de sacar proyectos a flote.

El vídeo está en inglés, sentimos no tener subtítulos disponibles. ¡Que lo disfrutéis!

CINCO VERDADES DEL GUIONISTA (PARTE 1)

La confusión es la principal invitada de honor que preside la mesa a la hora de sentarse a escribir. Y no es para menos. Hay una serie de ideas y de 'falsas percepciones' del humano contemporáneo dispersas por el ozono. Me refiero a reduccionismos conceptuales e iconos que glorificamos y tomamos como punto de referencia con una fe ferviente, sin saber que, en lo más profundo, dicha devoción nos destruye como creativos poco a poco.


Aquí pretendo exponer estos conceptos, de forma gradual y amena, en diferentes entregas de cinco en cinco; a medida que pueda ir explicando algunas de las claves que todo escritor ha de tener presente (Y, LO MEJOR: ES GRATIS). 


1. NADIE ESCRIBE UN GUIÓN COMPLETAMENTE SOLO.


Busca un grupo de guionistas con quienes trabajar. En ocasiones, conocer a un guionista que haya hecho interpretación es un gran incentivo.

¿Crees que no puedes escribir solo? Tienes razón, nadie puede. Haz fichajes para tu equipo. No tenéis que ser siete o diez, tres es un buen número. Normalmente uno siempre tira algo más del resto en la idea inicial, luego, durante el proceso, los otros dos van ganando terreno y sí, son muy necesarios. Aunque un compañero sólo lea y lea y diga que las escenas no funcionan. Eso es edición y es indispensable.

Sin edición (no me refiero sólo a formatear, acortar o reescribir párrafos) no tendríamos Harry Potter, ni Casablanca, ni Drácula, ni El Señor de los Anillos. A lo largo de la historia, prácticamente todos los escritores más prestigiosos han colaborado juntos escribiendo partes de las obras de sus compañeros, leyendo y editando. Simplemente hay cosas que el individuo no ve y que hacen que parte de la narrativa no funcione. Eso es una verdad universal inherente a todo ser humano, pues ninguna obra realizada por este es 100% perfecta, ni siquiera un 75%.

No creas que no vales o que alguien escribió no sé qué a los 25 años y tú nunca podrás. Todos los guiones de las películas que tienes como 'modelos a seguir', han sido escritos por más de una persona inicialmente. Por mucho que nos cuenten que Tarantino o Woody Allen escriban sus historias, por mucho te digan en internet (principal herramienta de marketing del siglo XXI) que fue así; todo es una mentira. Seguimos en la época de los cantares y las batallas milagrosas con héroes aniquilando a millones en pugnas. Sí, primer mito por tierra.

Lo cierto es que personajes como los Cohen Bros, J.J Abrams y otros (pocos) reconocen que tienen equipos de guionistas o familiares que escriben con, por y para ellos. En el ámbito de la novela esto cambia, lo único indispensable es, por lo menos, un editor creativo personal apoyando al escritor en su viaje.

Así que traga saliba, respira hondo, vales para todo lo que te propongas si tienes un punto de vista, ideas atractivas, tú propia voz, formación, hábitos de trabajo y un modesto equipo de gente dispuesta a escribir contigo.


2. OLVÍDATE DEL PROVERBIO 'VERBA VOLANT, SCRIPTA MANTENT'


Por lo general, la inmensa mayoría de los que no escriben a menudo creen que pueden utilizarlo todo. Para ellos: 'la palabra en la mesa es presa', lo escrito perdura. No glorifiques tanto los actos en sí. Si eres escritor o quieres serlo, olvídate de eso. No hay que usar todo el material, esa es la primera norma.

En novela es aplicable también, aunque el ritmo, la situación de aceptación psicológica y la atención del receptor son substancialmente diferentes, por lo que hay un compromiso y un interés por parte del lector que realizará una actividad para llegar al mensaje emitido para su deleite.

Por otra parte, en cine/TV/internet ha de haber ritmo y un arco lógico de una trama visual, eso es lo que hay que aceptar. Para llegar a ese filtrado de fichas que colisionen y encajen, hay que cortar por lo sano diálogo, secuencias, partes de escenas, detalles y personajes.


¡Afróntalo! Tendrás que destruir más de la mitad de tu trabajo, pero no te agobies, dicha parte del proceso aligera esa carga sobre tus hombros, pues el resto, si no funciona, se cambiará en producción. Nada significa tanto como creemos.


3. POR MUCHO QUE DIGAN, LA SÓLA IMPROVISACIÓN DE UN GUIÓN CON AMIGOS ACTORES NO SUELE FUNCIONAR.


Hay grandes películas escritas por gente proveniente del mundo del teatro. Es innegable que la fusión de la interiorización de la dramaturgia y de la aplicación de los métodos de actuación modernos facilita la creación de historias con diálogos amenos, orgánicos y, en ocasiones hasta lógicos.

El teatro y el mundo de la interpretación, en general, son un recurso indispensable, una fuente de inspiración, puesto que las herramientas se limitan a lo más purista de las acciones humanas y tramas en sí y hemos de sortear estas limitaciones como creativos.

Dicho esto he de añadir que todo escritor que se precie debe haber ido a talleres de interpretación, por lo menos una vez en la vida. Es simplemente un gran ejercicio a ejecutar que puede enriquecer nuestra narrativa.


Ahora, desvelemos el falso mito: 'los actores suelen ser guionistas brillantes'. Eso es una presunción en toda regla. La actuación es una disciplina completamente diferente a la escritura y esta última exige otras muchas virtudes que hay que trabajar, además de un carácter radicalmente diferente por parte del sujeto.

Nos explicamos en ese aspecto, en el del temperamento del actor que imposibilita este punto. La mayoría de los actores tienen un tipo de personalidad que les ayuda a llevar ese estilo de vida, los mejores estudian, pero realmente son personas con lo más sensorial a flor de piel. Están acostumbrados a ver resultados o a sentirlos en su piel y no hacen nada sin una meta específica. Normalmente les cuesta expresar lo que sienten y de hecho, toman instrucciones de directores de forma sencilla y metódica (depende de la escuela que vengan, pero suele ser así). Por otra parte, normalmente tienen un buen sentido del ritmo, pero son demasiado explícitos a veces y se enamoran demasiado de sus propias palabras, aunque estas no encajen con la historia que se esté contando, con el global. Quién les culpa, viven el momento y es un comportamiento muy humano, pero hay que ser capaz de observar el bosque desde la cima.

Con esto: No pienses que te puedes reunir con un par de comediantes y simplemente hacer de Monthy Phytons o escribir Clerks. Por poder, puedes, pero no va a ser un día, una semana ni dos. Lo que ha funcionado a lo largo de la historia ha tenido una gran preparación, muchas 'cagadas', gente tirando tomates y ensayo, mucho ensayo. Sí, hasta para improvs, hay múltiples ensayos.

Así mismo, nada fue producto de un mes de cachondeo y alcohol. Billy Wilder se reunía con amigos a escribir por la noche de risas, o eso decía. Probablemente sólo obtendría de esas ratos de cachondeo algunas escenas cómicas o gags, el resto de la semana se sentaba a escribir con Charles Brackett (pues, dicho sea de paso, el inglés no era su primer idioma y los dos escribían todo juntos).


4. HAY VARIOS TIPOS DE GUIONISTAS. NO SER COMPETENTE EN TODO NO QUIERE DECIR QUE SEAS UN PÉSIMO GUIONISTA.


Seré breve en este punto, porque veo que me alargo demasiado... supongo que necesito un editor. 

Hay principalmente cuatro tipos: guionistas de acción, guionistas de diálogo o dialoguistas, guionista editor y guionista creativo (que hacen más desarrollo y desgloses).

El modelo de 'ElSuperGuionista' no existe. Hay gente que no da los pasos que ha de dar porque son un desastre estructurando y editando, otros que no destacan precisamente por sus diálogos pero escriben la acción como nadie, algunos que sólo valen para diálogos porque en términos de acción no se comunican, otros simplemente saben de ritmo y escriben profesionalmente pero no son brillantes con diálogos; incluso los hay muy creativos, que hacen escaletas, tienen grandes ideas, y no tienen las facultades para mantener el segundo acto. Al final, el escritor busca su equipo y escribe con otros tipos de guionistas porque saben cuales son sus limitaciones.


No te desanimes y, si eres peor en algunos de estos campos, busca a gente que supla esas flaquezas por ti y trabaja para mejorar en esos ámbitos. La aquí presente, por ejemplo, tenía diálogos bastante planificados, a veces fríos, otras demasiado sugestivos... Me decidí a ponerle remedio como escritora y directora tomando clases de improvisación. Al final, acabé formándome en acting e interpretación todos los días durante más de un año. Fue mi 'intensivo', quería mejorar y realmente ese fue mi gimnasio. Mis diálogos mejoraron radicalmente y también perdí el miedo a las palabras saliendo de las bocas de los personajes en sí.

La realidad es que, al final, los diálogos se quedan flotando en el aire y el receptor los interpreta, ni se acuerda de detalles específicos (y si se acuerda, se queda más con acciones visuales puntuales de escenas clave).

Resumiendo: Nada que vayas a escribir es demasiado malo o ridículo cuando aprendes a ejecutarlo y a comunicarlo con subtextos adecuados, cuando sabes ver lo que realmente importa y funciona.

Si sabes que cojeas de una pata, pon remedio y no te desacredites.


5. EL MIEDO EXISTE SIEMPRE, Y HAY QUE ERRADICARLO ASUMIÉNDOLO Y ABRAZÁNDOLO FUERTEMENTE.


El ego juega un papel fundamental en este asunto (hablaremos más de ello en otro post); y también puede conducir al miedo, por eso hay que saber controlarlo.

El miedo es la barrera más primaria y elemental en el interior del creador. La realidad es que hay escritores a puñados que necesitan asistir a un psicólogo una vez a la semana en ciertas épocas de sus vidas... Y ¿por qué? Por pánico, por un terror desmesurado que explota por dentro a todas horas, todos los días, especialmente a la hora de sentarse a dar forma a sus ideas.

Lo cierto es que esto rompe los esquemas a cualquiera. Bien sea por expectativas personales, o por exigencias de los demás que le atribuyen ese estatus de 'el escritor'. Hay miles de motivos, pero al final todos tienen un denominador común: la mitificación relacionada, de alguna forma, a la identidad del ser creador.

Esa mitificación y amigos preguntando cuándo acabarás tu libro, o qué haces con tus días, es infinitamente dañina (también tratado más a fondo en otro post). Estas expectativas provocan angustias y presión existencial en el guionista, pues parece que nada en su vida avanza, que todo es en balde. Ese es el origen de un profundo dolor y un estado claustrofobia mental permanente.

Y no es para menos, como escritor, la gente asocia en su mente que eso es todo lo que haces o se supone que debes hacer con tu vida: Escribir. Bueno, esa es la receta ideal para alimentar el fracaso, es como cuando vas al baño a descargarte y hay una persona fuera esperando (y escuchando).

LA SOLUCIÓN: A pesar de los motivos, hay muchos factores influyen (situación familiar, reconocimiento profesional, etc), pero lo cierto es que, cuando se tiene una fobia, al final vienen, por consecuencia, la inactividad, la parálisis, la procrastinación. Se presentan gradualmente en tu vida y de pronto te das cuenta. Así que hay que ENFRENTARSE A ELLO.

Con ese miedo, esa angustia ante lo desconocido y la decepción personal hay que hacer algo. No debemos negar la existencia de esta fobia o disimular, como si no estuviese, hay que llegar a lo más profundo. Hay que mirarla, directamente a los ojos, y decir:
-'Sé que estás ahí, me haces sentir esto... Puede que tengas razón o tal vez no. Pero te tengo, y no me vas a usar tú, te voy a usar yo a ti. Eres parte de mi y ¿esa incertidumbre de la que tanto me hablas? Bien, voy a intentar utilizarla también y disfrutarla... a ver qué sale de todo esto.'

Tener miedo es NATURAL y cualquier persona con éxito te dirá que se sintió aterrorizada, pero que no estuvo sola y que aprendió a amar esa incertidumbre, o, por lo menos, a vivir con ella presente.

El miedo no se supera, es un 'working progress' de por vida,
así que será mejor hacer amistades con él.


'THE CUTTING EDGE': CLÁSICO DOCUMENTAL OBLIGATORIO PARA TODO CINEASTA

Con motivo de la muerte de Wes Craven, la Cineasta Digital más intrépida de la web ha encontrado una joya entre las nubes: 'The Cutting Edge'.


En este mítico metraje se exponen los testimonios y enseñanzas de algunos de los editores más significativos en la historia del cine.

Ciertamente, la edición es uno de los puntos clave a destacar, es aquello por lo que realmente las películas funcionan y cobran la forma que tienen. Un mundo desconocido, un descenso a los infiernos, 'the dark room': La Caja de Pandora de Hollywood. Un lugar inundado de misterios donde la magia ocurre y nadie quiere estar ahí, nadie osa enfrentarse a los problemas que realmente han de solucionarse y a ese dolor que hace posible que una auténtica transformación ocurra.

El editor profesional es normalmente un individuo delgadito o del tamaño de una morsa, con altas dotes constructivas y previsoras, gran objetividad, inmensa capacidad de análisis y una actitud especialmente optimista donde la paciencia reina por doquier.

Tome nota el lector: No hemos mencionado nada puramente tecnológico. Es importante dominar las herramientas, pero ser el mejor en este campo no es ni mucho menos requisito principal. El buen montador tiene coraje e instintos a flor de piel, toma decisiones desde sus entrañas siempre manteniendo una postura racional respecto a la 'forma del todo' en sí.

Este documental va dirigido a todos aquellos que viven en esas cajas, aquellos que hacen posible que la magia nazca construyendo puzles emocionales de imágenes; a todos los que sacan a productores y directores de esos pantanos que les capturan y llevan hasta lo más profundo de la desesperación.

Sí, Virgilio toma de la mano a Dante e ilumina su camino por medio de la razón. Resumiendo: 'Si no te embargan la casa, siempre es gracias a tu editor'.

Podéis comprar el documental en Amazon, pero si no os importa ver anuncios, lo podéis disfrutar aquí:

VÍDEO TUTORIAL: EL COLOR COMO HERRAMIENTA NARRATIVA (ENG)

En la actualidad existen multitud de opiniones referente a la importancia de ciertos elementos que hacen un producto audiovisual indiscutiblemente brillante. Aunque parezca mentira, las viejas escuelas y corrientes de pensamiento han estallado y derivado en numerosas ramificaciones ideológicas en este campo. Unos apoyan la interactividad, otros el ingenio, otros la forma sustancial, otros el contenido sustancial, otros el tema, otros el package y la composición del todo (...) y la lista sigue y sigue.

Aunque muchos argumenten lo contrario, otros sabrán (aunque no sean puristas) que el color es uno de los elementos principales en la narrativa cinematográfica. En este post hemos querido compartir un vídeo que explica algunos de los conceptos básicos del papel del color en la puesta en escena.


Ciertamente es discutible, especialmente prestando atención a las últimas décadas, en que las elecciones de paletas de color han sido regidas por personal de marketing, de departamentos de efectos especiales (para suplir carencias de calidad) o, simplemente, se han adaptado a las modas del momento. Así, en ciertos casos estos 'accidentes' o decisiones han resuelto o complementado necesidades dramáticas, pero las prioridades fueron otras en un principio.


Desgraciadamente, los únicos que siguen de corazón estas claves narrativas basadas en el color de cada secuencia y en las necesidades dramáticas de cada historia son los pocos 'autores' o 'indies' funcionales que quedan. Esperemos que Hollywood no se los devore con patatas y tengamos nuevas generaciones que continúen experimentando con reflexiones de color y pinturas de luz.


Lo que es innegable es que, de acuerdo a conceptos psicológicos básicos, la luz y el color aluden y recrean sentimientos en el receptor. Como cineasta, escritor audiovisual o diseñador de videojuegos, o lo que quiera que seas, has de saber e investigar sobre técnicas de etalonaje (o colorización, valga el anglicismo) y sus propósitos. Has de educar tus sentidos y tus ojos 24/7 todos los días durante el resto de tu vida. 

Aquí os dejamos el vídeo, esperamos que os guste. 

Advertencia: Está en inglés y, si eres epiléptico, pasa los primeros 21 segundos del vídeo.

 
Copyright © 2015. CINEASTA DIGITAL - All Rights Reserved
By Cineasta Digital